Un operativo policial en una cárcel de Bolivia acaba con seis reclusos muertos

Las muertes se produjeron en un enfrentamiento entre reos que se oponían a la operación policial y agentes que pretendían "retomar el control" de la cárcel de Palmasola, en la ciudad oriental de Santa Cruz. Además, hay tres policías heridos de bala.

Un operativo policial en la cárcel de Palmasola, en la ciudad oriental de Santa Cruz, acabó este miércoles con seis presos muertos y tres agentes heridos de bala, según informó el comandante nacional de la policía boliviana, el coronel Faustino Mendoza.

El viceministro de Gobierno, José Luis Quiroga, aseguró que los enfrentamientos se produjeron después de que algunos presos se resistieran al operativo y respondieran a la Policía con armas de fuego. "Hoy podemos decir a la población que hemos tomado el control del recinto penitenciario de Palmasola", afirmó el viceministro, quien calificó la operación policial de exitosa.

El operativo comenzó en la madrugada, cerca de las 4:00 am hora local. En él participaron más de 2,300 agentes que entraron en la cárcel y la acordonaron para evitar problemas con los vecinos y los familiares de los reclusos que llegaron al penal para pedir información, mientras un helicóptero sobrevolaba la prisión.

Además de los seis reclusos muertos, tres agentes resultaron heridos de bala y más de una decena con múltiples contusiones, informaron las autoridades.

Incautan armas, plantaciones de marihuana y una destiladora de alcohol

Según el viceministro Quiroga, en ese penal, considerado el más peligroso de Bolivia, "había un desgobierno". En uno de los pabellones donde conviven 4,000 internos, los agentes incautaron armas, una destiladora de alcohol plantas de marihuana y otras drogas.

En esa zona de la cárcel, la semana pasada hubo un motín que derivó en la fuga de seis reos, de los cuales dos siguen en paradero desconocido, mientras que otros cuatro fueron recapturados.

Desde entonces, la policía buscó descabezar a grupos rivales y los presuntos cabecillas fueron trasladados a otras prisiones.

No es la primera vez que se producen disturbios en la cárcel de Palmasola, una prisión que fue visitada por el papa Francisco en 2015. Dos años antes, en septiembre de 2013, el penal fue escenario de una matanza por pugnas de poder entre reos que acabaron con 35 fallecidos.

Pese a los operativos policiales que se producen de vez en cuando, la cárcel está bajo control de los reos. Pero las autoridades aseguraron este miércoles que quieren cambiar la situación.

"Estamos reestructurando el control interno y externo de Palmasola. De ahora en adelante no habrá ningún tipo de privilegio para nadie, todos son internos. Se impodrá la disciplina", afirmó el comandante general de la policía tras el operativo. "No debe haber más corrupción dentro de Palmasola y vamos a ser guardianes para que aquello se cumpla".

RELACIONADOS:BoliviaCárcel