null: nullpx
Narcotráfico

Testigo cooperante implica directamente al presidente de Honduras en uso de dinero del narco para su campaña

El narcotraficante confeso Alexander Ardón dijo a la corte el martes en Nueva York que asistió a reuniones con el mandatario Juan Orlando Hernández para discutir el uso de dinero del narcotráfico en sus campañas electorales. El hermano menor del presidente, el excongresita 'Tony' Hernández enfrenta juicio por narcotráfico.
Read in English
8 Oct 2019 – 2:07 PM EDT

El testigo cooperante de la Fiscalía, el narcotraficante confeso y exalcalde Alexander Ardón, dijo el martes en el juicio que se lleva a cabo en Nueva York que se reunió varias veces con el entonces candidato presidencial Juan Orlando Hernández para discutir el financiamiento de sus campañas electorales con dinero del narcotráfico.

En una reunión privada con el candidato en Tegucigalpa en 2013, Ardón dijo que Juan Orlando Hernández le pidió que financiara su próxima campaña en el departamento occidental de Copán, a pesar de que el nombre del alcalde se había relacionado con el tráfico de drogas.

De hecho, Ardón dijo que Hernández le aviso que no podía presentarse a las elecciones como alcalde debido a sus vínculos con el tráfico ilegal de drogas.

No obstante, el alcalde dijo que gastó $1.6 millones en la exitosa campaña de Hernández. "Ese dinero salió de las ganancias del narcotráfico", dijo al tribunal.

Su hermano 'Tony' Hernández se declaró inocente de cargos ligados al tráfico de drogas, pero la Fiscalía lo acusa de dirigir "una sofisticada organización patrocinada por el Estado que distribuyó cocaína durante años" y en el proceso convirtió a Honduras en "uno de los lugares más violentos del mundo".

El juicio ha captado la atención nacional en Honduras, provocando protestas pidiendo la renuncia del presidente Hernández.

Juan Orlando Hernández respondió de inmediato a la acusación en Twitter. "Si Ardón afirma que alguien habló con JOH sobre aceptar dinero de él, está mintiendo. Eso nunca sucedió. No $1 millón, ninguna cantidad, nunca, nadie," escribió.


El mandatario es señalado como conspirador pero no está acusado en el caso. La semana pasada emitió un comunicado en el cual rechazaba los alegatos del fiscal diciendo que era una acusación "100% falsa, absurda y ridícula… Esto es Alicia en el país de las Maravillas". Agregó que ha luchado de forma "valiente" en contra del narcotrafico con "una estrategia anticrimen transnacional" que incluye la extradición.


Reuniónes con 'El Chapo'

En su segundo día de testimonios, Ardón contó al tribunal que el avisó Tony Hernández en una reunion en 2013 que Joaquín 'El Chapo' Guzmán quería reunirse con él para hablar sobre la seguridad de sus envíos de cocaína desde Nicaragua a México. Tony Hernández llegó armado con un rifle AR-15 y su arma personal, una pistola automática que llevaba la bandera de Honduras y el nombre del presidente Juan Orlando Hernández impresa en el cañón.

Se reunieron con 'El Chapo' 12 días después, en el pueblo hondureño de El Espíritu, dijo Ardón. "Tony Hernández le dijo a 'El Chapo' que si Juan Orlando Hernández ganaba no íbamos a ser extraditados", declaró Ardón. Los traficantes estaban preocupados porque el Congreso hondureño había aprobado una ley de extradición en 2012 bajo la presión de Estados Unidos.

'El Chapo' Guzmán ofreció 1 millón de dólares a cambio de la protección, dijo Ardón. Hernández dijo que lo pensaría, agregó.

Tres días después, Ardón dijo que Tony Hernández le llamó para decir que había hablado con su hermano y que la respuesta fue positiva. Agregó que la campaña necesitaba dinero con urgencia ya que las elecciones estaban a solo seis o siete semanas.

Poco después, Ardón dijo que se reunió con 'El Chapo' y Tony Hernández alrededor de una mesa en su casa en el pueblo de El Paraíso, cerca de la frontera con Guatemala, donde se entregó el millón de dólares a Tony Hernández en bolsas plásticas de efectivo, en paquetes de 50,000 y 100,000 dólares.


Extraditados

A pesar de las supuestas garantías de los hermanos Hernández, varios traficantes, incluidos miembros del famoso cartel de la familia Valle, comenzaron a ser extraditados. A sus vez, Ardón dijo al jurado que 'El Chapo' se molestó porque los Valles eran sus socios. Ardón dijo además que, Tony Hernández le manifestó que los Valles habían sido arrestados "porque habían intentado matar a Juan Orlando Hernández".

En 2015, Ardón dijo que se reunió con los hermanos Hernández en Tegucigalpa en las oficinas de una entidad estatal de construcción de carreteras, FondoVial. Ardón explicó que se sentía presionado por 'El Chapo'. " Dijo Juan Orlando Hernández que no tenía compromiso con nadie y si querían podía devolver el dinero", dijo Ardón.

Ardón dijo que se reunió nuevamente con los hermanos Hernández seis meses antes de las elecciones de 2017 en las que el presidente se postuló nuevamente en un controvertido intento por un segundo periodo. Tony Hernández dijo que necesitaba 500,000 dólares, dijo Ardón, quien agregó que gastó otros 70,000 dólares en sobornos para la campaña.

El fiscal Emil Bove quiso puntualizar y preguntó: "¿Le contaste al acusado y a Juan Orlando Hernández sobre tus actividades de narcotráfico, verdad?"

Ardón respondió: "Sí."

Ardón no fue extraditado y, en cambio, se entregó a la DEA en marzo de este año, luego de ser acusado en Estados Unidos por cargos de tráfico de drogas. Sin embargo, al principio de su cooperación con los fiscales no mencionó sus tratos con la familia Hernández. "Me guardé esa información por miedo a las represalias", dijo, y señaló que su familia todavía vivia en Honduras. Después de iniciar su cooperación se mudaron a España, explicó.

En su defensa, también notó que inicialmente enfrentaba una sentencia de 40 años por delitos de narcotr´áfico, pero luego admitió haber participado en 56 asesinatos, lo que podría aumentar considerablemente su probable sentencia.


Bajo interrogatorio de la defensa, Ardón fue duramente atacado por sus crímenes ligados al narcotráfico. El abogado defensor de Hernández, Omar Malone, lo presionó porque inicialmente no reveló sus tratos ilícitos con los Hernández después de que fue arrestado y comenzó a cooperar con los fiscales del gobierno.

También presentó como prueba una lista de las 56 víctimas, que incluye a dos sonados casos; uno del zar antinarcóticos de Honduras, Julián Arístides González, en diciembre de 2009, y dos años después, la muerte de Alfredo Landaverde, el asesor de seguridad que fue asesinado cuando unos sicarios en motocicleta le dispararon dentro de su automóvil en las afueras de Tegucigalpa.

"¿Un hombre honesto mataría a 56 personas?" dijo Malone.

"No", respondió Ardón, y agregó que ahora sí estaba diciendo la verdad.

(David Adams contribuyó a este informe desde Miami).


En fotos: 'Tony' Hernandez y la lucha contra el narcotráfico en Honduras

Loading
Cargando galería
Publicidad