null: nullpx

Socio de Mossack-Fonseca y exministro consejero de Panamá acusa al presidente Varela de recibir dinero de Odebrecht

Ramón Fonseca Mora, socio del bufete vinculado a 'Los Papeles de Panamá' y exministro consejero del gobierno, fue también jefe de campaña de Juan Carlos Varela y afirma que este recibió donaciones de la empresa brasileña.
10 Feb 2017 – 8:22 PM EST

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá.- Uno de los dueños de la firma Mossack-Fonseca, expuesta por el escándalo de los "Papeles de Panamá”, acusó este jueves al presidente Juan Carlos Varela de haber recibido donaciones de la firma brasileña de construcción Odebrecht para su campaña electoral.

“A mí el presidente me dijo que aceptó donaciones de Odebrecht, porque no se podía pelear con todo el mundo. Y que me caiga un rayo si es mentira”, aseguró el abogado Ramón Fonseca Mora, poco antes de ingresar a una fiscalía contra el crimen organizado a rendir indagatoria por la participación de su bufete en la creación de sociedades vinculadas con el caso Lava Jato de sobornos en Brasil.

El presidente Varela respondió a esta acusación con el anuncio de que publicará este viernes su lista de donantes y aseguró que Odebrecht no figura en ella. “El dinero de mi campaña política son contribuciones, no sobornos”, dijo. El mandatario agregó que la 'desgracia' de Fonseca Mora es prueba de la independencia del Ministerio Público, pues considera a Fonseca Mora su "amigo".


La procuradora Kenia Porcell confirmó que la fiscalía pedirá a Fonseca Mora convertirse en un testigo a partir de sus denuncias, y sostuvo que paralelamente su firma será investigada por lavar dinero proveniente del esquema de corrupción Lava Jato.

“Los servicios ofrecidos por el bufete en Panamá giraban instrucción a sus oficinas en Brasil para ocultar documentos, eliminar evidencia relacionada con el caso Lava Jato. El dinero proveniente de los sobornos pasa por diferentes sociedades para regresar lavado a Panamá”, agregó Porcell.

En 2014 Fonseca Mora fue el jefe de campaña del actual presidente Juan Carlos Varela y uno de sus ministros consejeros durante dos años, hasta abril del año pasado, cuando estalló el escándalo de “Los Papeles de Panamá” y renunció. Según Fonseca Mora, el Gobierno “está buscando un chivo expiatorio” para aplacar las demandas de justicia en el escándalo de sobornos de Odebrecht en Panamá, y por eso el Ministerio Público ordenó su conducción y la de su socio, Jürgen Mossack, para declarar, así como el allanamiento de sus oficinas este mismo jueves.

“¿Por qué no han allanado las oficinas de las firmas de Odebrecht?”, se preguntó, iracundo. Y se respondió de inmediato: “En múltiples ocasiones pregunté al ministro de Obras Públicas por qué no investigaban la Cinta Costera 3 y me decía: 'yo quiero hacerlo, pero de arriba no me dejan'”. La Cinta Costera 3 es un viaducto marino de cuatro kilómetros ubicado en el centro de la ciudad que Odebrecht construyó durante el gobierno de Ricardo Martinelli por $780 millones. Para algunos expertos locales, su precio debía ser de la mitad.

Las declaraciones de Fonseca Mora han generado un terremoto político en Panamá. El Gabinete se preparaba este jueves por la noche para responder a la crisis, mientras el Movimiento de Independientes –que respaldó la candidatura de Varela- llamó a investigar “caiga quien caiga”. El expresidente Ernesto Pérez Balladares dijo que Varela debía renunciar.

Según Fonseca Mora, en el período en que fue funcionario Varela también le confesó en una reunión en su oficina que decidió la reelección del presidente de la Corte Suprema de Panamá, José Ayú Prado, porque “se dejaba manejar desde arriba”. En esa reunión, agregó, participaron los dos principales diputados del Partido Panameñista, que gobierna: Adolfo Valderrama y José Luis Varela, hermano del presidente.

Cuestionado por la oposición y organizaciones independientes por su supuesta cercanía con el expresidente Ricardo Martinelli, Ayú Prado se reeligió el 2 de enero de 2016 en su cargo en la Corte, por el voto a favor de dos magistrados que ese mismo día tomaban posesión después de ser designados por el Ejecutivo.

El abogado aseguró tener pruebas de las “llamadas” entre el órgano Ejecutivo y el Judicial, y desestimó las versiones de que el mandatario Varela lo protege. “Él no me ha ayudado en nada”, agregó.

La semana pasada un juzgado concedió permiso “indefinido” a la fiscalía contra el crimen organizado para investigar a Mossack Fonseca. La defensa pedía que el proceso de “Los Papeles de Panamá” fuese cerrado después de ocho meses. Mossack Fonseca asegura que la fiscalía actúa de forma “abritraria y tendenciosa” porque “a diez meses de investigación no se ha presentado una sola evidencia que nos muestre culpables”.



Publicidad