null: nullpx
México

¿Qué tiene que ver el narco con el aumento de precio del guacamole?

De acuerdo con cifras de instituciones mexicanas, uno de cada tres aguacates que se consumen en el mundo son mexicanos. Su precio ha subido recientemente debido a la alta demanda, la pandemia pero también por la violencia en los territorios donde se cultiva. Te explicamos por qué.
18 Abr 2021 – 12:01 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El precio del aguacate se ha disparado en México, en parte por el aumento en la demanda del producto en Estados Unidos, su principal mercado. El producto es un 13.2% más costoso en marzo en comparación con febrero.

México es uno de los principales exportadores de aguacate del mundo, lo que impacta a los mercados cercanos.

El ejemplo de EEUU es emblemático por la cantidad de producto que se envía: durante el Superbowl se consumen 100,000 toneladas de aguacate mexicana.

El total de la producción mexicana del fruto fue de 1,997,900 toneladas en 2017, de acuerdo con cifras del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de México (Senasica). La misma institución señala que uno de cada tres aguacates que se consumen en el mundo son mexicanos.

México es también el principal exportador de aguacates a Estados Unidos desde 2008, según datos del Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA, una demanda que ha aumentado en los últimos 20 años.

EEUU representa el 87% del mercado mexicano. La producción de aguacate mexicano representa más del 30% de la cosecha mundial y consolida a la exportación de aguacate desde México como uno de los mercados con mayor crecimiento.

¿Cuáles son las razones?

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) citados por el periódico mexicano El Financiero, los precios se han elevado debido al incremento de exportaciones a Estados Unidos, por lo que es natural que los precios de esta fruta se hayan incrementado.

Otro factor que provocó el encarecimiento de este producto fue la mayor demanda del mercado interno por la temporada de cuaresma.

Pero no solo la demanda ha causado aumentos. Las fincas de aguacate en México se sitúan en territorios también vinculados con el narcotráfico y el crimen organizado, lo que ha llevado a que los terrenos de siembra del producto se conviertan en un motín tan preciado como el fruto en sí.

" Hay veces que es más peligroso tener un rancho de aguacates, hay gente aquí que prefiere dejar que se echen a perder que distribuirlos", explica Luis Nava, empresario del estado de Michoacán, el principal productor del fruto en México.

La razón por la que la producción se vuelve una carga, explica, es debido a que la escasez y fallos en la cadena de suministro debido a la pandemia del coronavirus han llevado a que el precio se eleve y, por tanto, los empresarios agrarios y los campesinos se vuelven víctimas de extorsiones.

"El aumento no es nuevo, en esta temporada sube el precio, pero ahora ha sido más que antes", comenta Liliana Murillo Montes, una empresaria de aguacates de la región de Uruapan y Tancítaro, una importante zona agricultora en el occidente mexicano pero que también se ha convertido en una de las más violentas de México.

Los enfrentamientos entre carteles y las fuerzas de seguridad han dejado al descubierto el poder en la región del poderoso Cartel Jalisco Nueva Generación.

En diciembre de 2020, la pelea llevó a pobladores a cerrar los accesos por carretera a la zona, que además ha sido territorio en disputa entre autodefensas mexicanas y sicarios. Murillo Montes insiste: "No es nada nuevo, pero la situación de la pandemia ha hecho que crezca la demanda y con más dinero, más problemas".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés