null: nullpx
México

El poder militar en México ya es tan grande que no necesitaría un golpe de Estado, advierte informe de WOLA

El informe titulado “México militarizado: la guerra se perdió, pero la paz no llega” señala que, aunque América Latina tiene un largo historial en golpes de Estado, México parece no haber encendido sus alarmas ante la acumulación de poder por parte de las Fuerzas Armadas.
14 May 2021 – 04:53 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El poder que las Fuerzas Armadas mexicanas ha adquirido durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido tal que tendrían la capacidad suficiente para tomar el control del país "sin necesidad de dar un golpe de Estado”, lo cual no es sano para la democracia en México, según un análisis publicado este jueves por la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

El informe titulado “México militarizado: la guerra se perdió, pero la paz no llega” señala que, aunque América Latina tiene un largo historial en golpes de Estado, México parece no haber encendido sus alarmas ante la acumulación de poder por parte de las Fuerzas Armadas.

“El peso de las Fuerzas Armadas mexicanas dentro y fuera del ámbito de la seguridad puede significar que no hace falta un golpe de Estado para que las instituciones militares ejerzan niveles de poder que, sin constituir un gobierno militar, tampoco hablan de una institucionalidad democrática saludable”.

El análisis, escrito por Stephanie Brewer, refiere que durante la administración de López Obrador, no solo la seguridad está en manos de militares, también se han convertido en ejecutores "de componentes importantes del proyecto de gobierno", incluyendo el control de puertos y el otorgamiento de proyectos de infraestructura.

"La desmilitarización no solo no ha llegado, sino que López Obrador ha apostado por profundizar diversos aspectos del modelo militarizado", señala el documento.

Pese a que este mes se cumple un año desde el polémico acuerdo por el cual se aprobó que las Fuerzas Armadas participen en tareas policiales hasta 2024 y hace dos años se creó la llamada Guardia Nacional, no se han instalado “estructuras y prácticas eficaces contra la violencia a nivel nacional”. No solo no se avanzaron soluciones, sino que la militarización terminó por convertirse en una “adicción que posterga indefinidamente esas soluciones”.

Brewer calificó el modelo adoptado por el presidente como "catastrófico", con un drástico aumento de homicidios, violaciones a los derechos humanos, desapariciones forzadas cometidas por el Ejército, la Marina y otras fuerzas de seguridad.

En sus conclusiones, el documento señala que en medio de la guerra contra la delincuencia, es la población la que ha sufrido “las pérdidas más devastadoras”.

Y ningún despliegue de fuerzas, afirma, "será suficiente para revertir la violencia mientras actores del Estado se encuentren entre los cómplices de las redes criminales".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés