null: nullpx

Pence anuncia nuevas sanciones a tres venezolanos vinculados con el chavismo y el narcotráfico

Los nuevos sancionados son Pedro Luis Martín Olivares, un exalto cargo del gobierno venezolano al que EEUU acusa de haber lavado dinero junto a Hugo Carvajal, hombre de confianza de Hugo Chávez y Walter Alexander Del Nogal Márquez y Mario Antonio Rodríguez Espinoza, a quienes señala de haber proporcionado ayuda financiera y tecnológica al primero para sus supuestas actividades de narcotráfico.
7 May 2018 – 03:26 PM EDT
Comparte
Pence tildó las elecciones del 20 de mayo como una "farsa". Crédito: Mary Schwalm / AP

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció este lunes nuevas sanciones contra tres venezolanos que mantienen nexos con el narcotráfico y "vínculos directos al régimen de (Nicolás) Maduro". Al mismo tiempo, exigió al mandatario venezolano Nicolás Maduro que suspenda las elecciones del 20 de mayo a las que tildó de "farsa".

Pence hizo el anuncio durante una intervención en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que recordó que su gobierno ya ha implementado sanciones contra 50 funcionarios y exfuncionarios venezolanos. Según informó, los activos de los tres venezolanos incorporados este lunes a la lista de sancionados serán congelados "para que no puedan envenenar" a la población estadounidense "con las drogas mortíferas".

La Oficina de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro ( OFAC) detalló en un comunicado que los nuevos sancionados son Pedro Luis Martín Olivares, un empresario que dirigió la inteligencia financiera de la DISIP, como se conocía anteriormente al Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN).

El Departamento del Tesoro define a Martín como un "significativo narcotraficante extranjero" y le acusa de haber lavado dinero junto a Hugo Carvajal, hombre de confianza del fallecido Hugo Chávez. Según informó el Departamento del Tesoro, Martín Olivares fue acusado en octubre del 2015 en los tribunales federales de Miami de conspirar para distribuir drogas a sabiendas de que serían enviadas a Estados Unidos.

Entre los sancionados están también Walter Alexander Del Nogal Marquez y Mario Antonio Rodriguez Espinoza, a quienes Estados Unidos acusa de "asistir materialmente o proveer apoyo financiero o tecnológico para proveer bienes y servicios en el tráfico de drogas internacional" liderado por Martín Olivares. Del Nogal ya ha enfrentado cargos por narcotrático en Italia, donde fue detenido en 2007 y liberado al año siguiente.

Asimismo, la OFAC señala a 20 empresas en Panamá y Venezuela de las que los tres hombres son dueños o controlan.

“Esta acción es en respuesta a la extensa actividad de tráfico de drogas y lavado de dinero de Martín. La sistemática corrupción y el colapso del Estado de Derecho son características que definen al gobierno de Venezuela", dijo el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin al anunciar las nuevas sanciones. “Negaremos a las autoridades corruptas del régimen acceso al sistema financiero estadounidense mientras trabajamos con nuestros aliados internacionales para que apoyen al pueblo venezolano en la restauración de la democracia y la vuelta a la prosperidad".

Según asegura el Tesoro, Martín Olivares "explotó su posición en el Gobierno" venezolano y aceptó sobornos de narcotraficantes que operan en Venezuela y Colombia como parte de un "plan más amplio" para facilitar el tráfico de drogas a través del espacio aéreo venezolano. Asimismo, lo acusan de facilitar el tráfico de cocaína en la frontera entre Colombia y Venezuela mediante el pago de sobornos a funcionarios venezolano.

Nueva ronda de sanciones

Aunque con Barack Obama se empezaron a adoptar sanciones contra personas o empresas vinculadas al gobierno de Caracas, acusadas de operaciones de narcotráfico o de lavado de dinero, el presidente Trump ha reforzado ese tipo de medidas, sancionando a varios de los más altos jerarcas del gobierno venezolano, a quienes Estados Unidos acusa de abusos de derechos humanos y corrupción.

Cargando Video...
Realizan un simulacro electoral en Venezuela previo a las presidenciales del 20 de mayo


A raíz de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente en julio del año pasado pasado –que casi toda la comunidad internacional considera ilegítima– y de la dura represión durante cuatro meses a las manifestaciones opositoras que dejaron unos 140 muertos, Washington profundizó la política de sanciones individuales incluyendo al vicepresidente Tareck El Aissami, a quien acusa de estar vinculado al narcotráfico.

Las últimas sanciones, anunciadas en enero de este año, fueron instruidas contra cuatro funcionarios o exfuncionarios del gobierno venezolano provenientes de las fuerzas armadas de ese país: Rodolfo Clemente Marco Torres, gobernador del estado Aragua, director externo en el Consejo de Administración de Petróleos de Venezuela (PdVSA) y exministro de Alimentación, Francisco José Rangel Gómez, exgobernador del estado Bolívar retirado del Ejército Nacional; Fabio Enrique Zavarse Pabón, comandante de las Fuerzas Armadas y Gerardo José Izquierdo Torres, un general de División del Ejército que ocupó varios cargos ministeriales.

En agosto del año pasado, Estados Unidos emitió además las primeras sanciones contra la petrolera PdVSA en una medida que prohibía a ciudadanos estadounidenses comprar nuevas emisiones de deuda y bonos del Estado venezolano y de la compañía estatal.

Pence pide que no se celebren elecciones fraudulentas

El mes pasado, durante la Cumbre de las Américas celebrada en Lima, Pence aprovechó el encuentro para pedir a la comunidad internacional que incremente la presión a Maduro en medio de la p rofunda crisis en la que está sumida Venezuela con una rampante hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas e inseguridad que ha provocado un éxodo de población hacia países vecinos.

En su intervención de este lunes, Pence tildó de fraudulentas las elecciones presidenciales previstas para el próximo 20 de mayo en las que Nicolás Maduro espera ser reelegido y que la oposición rechaza.

"No habrá una verdadera elección en Venezuela el 20 de mayo y el mundo lo sabe. Será una elección falsa, con un resultado falso", afirmó Pence en un discurso en el que pidió al resto de las naciones de la OEA que tomen tres medidas para enfrentar al régimen de Maduro y que se reinstaure la democracia: que impidan a los "líderes corruptos" de Venezuela que laven dinero, que impongan restricciones de visa para que ingresen a otras naciones y que hagan que Maduro rinda cuentas.

Antes de la intervención de Pence, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió más sanciones "para acabar con una dictadura sin indulgencia y sin dudas".

"Pedimos sanciones para rescatar los derechos del pueblo venezolano. Sin esa fuerza, solo podemos esperar más inseguridad regional y más pobreza para el pueblo de Venezuela", afirmó Almagro. " Ojalá estas acciones hubieran sido hace tres años y hubiéramos ahorrado mucho dolor al pueblo venezolano".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés