Nikki Haley arenga a manifestantes venezolanos que protestan contra Maduro frente a la sede de la ONU

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, usando un megáfono, dijo ante la concentración de personas: “Vamos a seguir peleando por ellos. Vamos a seguir hasta que Maduro se haya ido”.
28 Sep 2018 – 5:13 AM EDT

Megáfono en mano, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, se presentó el jueves ante una manifestación de venezolanos frente a la sede del organismo en Manhattan a quienes arengó y pidió que mantengan la presión y la protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro.

“Si tienen familiares en Venezuela, alcen la voz”, dijo Haley que pasaba por el lugar, se bajó de un auto, habló durante un par de minutos y se fue.

“Vamos a seguir peleando por ellos. Vamos a seguir hasta que Maduro se haya ido”, agregó Haley, que estuvo separada de la muchedumbre por unas barreras en un área fuertemente custodiada, como todos los sectores alrededor del edificio de la ONU durante la Asamblea General.


Haley recordó a la multitud que fue a la frontera entre Colombia y Venezuela y observó el éxodo de venezolanos que se van de su país, que la propia ONU cifra en 1.3 millones.

“Voy a hacerme sentir y el señor (Donald) Trump va a hacerse sentir, para que ustedes sean escuchados”, afirmó Haley antes de irse.

El gobierno de Maduro fue acusado esta semana ante a Corte Penal Internacional de cometer crímenes de lesa humanidad por seis países americanos. Canadá, Chile, Colombia, Argentina, Paraguay y Perú enviaron la petición para que se investigue esos supuestos crímenes.


Unas horas después Maduro se reunió con el secretario general de Naciones Unidas Antonio Guterres y a la salida de la reunión dijo a los periodistas que ésta había sido “muy buena”.

Explicó que le pidió a Guterres el apoyo de la ONU para investigar el supuesto atentado que sufrió el 4 de agosto durante un desfile militar en Caracas.

Maduro dijo a los medios que revelaciones sobre la supuesta “participación” de funcionarios de la Casa Blanca “en la preparación de una insurrección militar, un golpe de estado en Venezuela, ha alarmado a mucha gente del mundo y efectivamente yo voy a seguir mi cruzada por una investigación internacional”. Venezuela también ha implicado a diplomáticos de México, Chile y Colombia en el atentado.


El presidente venezolano insistió en que está dispuesto a reunirse con su par estadounidense quien el miércoles señaló que con relación a la crisis venezolana “todas las opciones están sobre la mesa”. “Todas, las fuertes y las menos fuertes. Y sabes lo que quiero decir con fuertes", dijo Trump.

Pero Maduro aseguró que un cara a cara con Trump, a cuyo gobierno no ha cesado de acusar de intentar derrocarlo, “sería para bien”.

El miércoles ante la Asamblea General el gobernante venezolano, ante una evidente audiencia disminuida, negó las supuestas violaciones a los derechos humanos y el éxodo masivo de venezolanos; una voz muy contrastante con la denuncia de varios presidentes latinoamericanos que reclamaron acciones para promover cambios democráticos en esa nación petrolera.

📷 Andando o en 'mulas': una semana con el éxodo venezolano en su huida desesperada ante el cierre de fronteras

Loading
Cargando galería
Publicidad