null: nullpx

La Unión Europea prepara sanciones contra altos funcionarios del gobierno venezolano

Las medidas contemplan la congelación de activos y la prohibición para los sancionados de viajar a países del bloque. Por primera vez recaerán sanciones contra el segundo hombre fuerte del régimen venezolano, Diosdado Cabello, confiaron fuentes europeas.
18 Ene 2018 – 6:43 AM EST

Los representantes de los países de la Unión Europea (UE) en Bruselas dieron este jueves su visto bueno a la imposición de sanciones contra responsables de la represión y de la situación política en Venezuela, indicó a la AFP una fuente europea.

"Los embajadores acordaron nuevas listas para imponer medidas restrictivas vista la situación en Venezuela", indicó esta fuente. La víspera, varias fuentes diplomáticas avanzaron a la AFP que estas sanciones individuales afectarían a "siete personas".

Estas medidas restrictivas, que deberán adoptar formalmente los países europeos a continuación, ya sea por escrito o en el transcurso de una reunión ministerial, incluyen una congelación de activos y la prohibición para los sancionados de viajar al bloque.

El objetivo de las sanciones es "apoyar el proceso de diálogo" en curso entre gobierno y oposición, indicó una fuente diplomática europea, subrayando la "percepción, que se ha confirmado en los últimos años, de que hay que seguir presionando".

"El gobierno (venezolano) ha aplastado a la oposición y es culpable de abusos a los derechos humanos, así que creemos que es tiempo de enviar un mensaje fuerte", dijo un diplomático europeo involucrado en las discusiones, citado por Reuters.


El ministro del Interior venezolano, Néstor Reverol; el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, y (por primera vez en una lista de este tipo) el número dos del gobernante PSUV y segundo hombre fuerte del régimen, Diosdado Cabello, figuran en la lista de altos cargos a los que la UE impondrá sanciones, informó una fuente a la AFP.

Diplomáticos europeos también señalaron al jefe del Distrito Capital en Caracas, Antonio José Benavides Torres, y al director nacional de Inteligencia, Gustavo González López.

La Unión Europea no pretende sancionar al propio Maduro, buscando en lugar de eso presionar a su entorno pero permitiéndole la opción de viajar a cualquier conversación futura.

La decisión se formalizará la próxima semana en el Consejo Europeo, coincidiendo con la reunión de ministros de Exteriores que se celebra el lunes en Bruselas, aunque el trámite podría demorarse unos días.

Se suman a EEUU y Canadá

Venezuela está sumida en una severa crisis económica y social, que ha disparado los niveles de pobreza y hambre, y ha causado un éxodo masivo de venezolanos. Con una inflación de cuatro dígitvos y escasez aguda de comida y medicinas, el régimen de Maduro se ha negado a reconocer la crisis humanitaria y ha usado el control político de la casi totalidad de las instituciones para minimizar a la oposición y acallar a voces disidentes y medios críticos.

En septiembre del año pasado, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva imponiendo sanciones contra lo que describe como "la dictadura" de Venezuela, una medida que prohíbe a ciudadanos estadounidenses comprar nuevas emisiones de deuda y bonos del Estado venezolano y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Además, las sanciones de Washington limitan la negociación de algunos bonos actualmente en manos del sector público venezolano y el pago de dividendos al gobierno de Nicolás Maduro.

La administración Trump acordó restringir la entrada de funcionarios venezolanos a Estados Unidos como parte del nuevo veto migratorio ("travel ban") que también incluye restricciones a Corea del Norte, Irán, Chad, Libia, Siria, Yemen y Somalia.

En agosto Maduro se convirtió en el primer presidente de América Latina en ser incluido por el Departamento del Tesoro en la muy temida lista negra de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC).


Hasta ahora el gobierno de Donald Trump ha establecido sanciones individuales contra militares, magistrados y altos representantes del gobierno venezolano.

Las sanciones, tanto de Washington como también de Canadá y ahora de la Unión Europea, contra altos funcionarios del régimen venezolano obedece a la deriva antidemocrática que ha tomado Maduro al querer reescribir una Constitución a su medida a través de la Asamblea Nacional Constituyente, la cual ha sido calificada de inconstitucional por la oposición y por varios países Latinoamericanos y europeos.

En fotos: Óscar Pérez, el policía rebelde asesinado por el gobierno venezolano

Loading
Cargando galería
Publicidad