null: nullpx
México

Indignación en México luego de que policías filtraran las fotos de Ingrid Escamilla, la joven que fue asesinada por su pareja

El asesinato y la posterior revictimización del caso de Igrid Escamilla, de 25 años, generó indignación en México, luego de que las propias autoridades filtraron fotografías del cuerpo desollado y mutilado de la joven, así como detalles de su muerte. Además, permitieron al presunto asesino grabar un video dentro de la patrulla en la que fue detenido.
12 Feb 2020 – 08:03 PM EST

El pasado fin de semana, Ingrid Escamilla, de 25 años de edad, fue asesinada y descuartizada a manos de su pareja en la Ciudad de México. El caso cobró relevancia y generó indignación por la filtración que hicieron las propias autoridades con detalles de su muerte y fotografías explícitas de su cuerpo, que luego fueron publicadas por medios de comunicación.

Además, se difundió un video en el que el hombre identificado como el presunto asesino graba un video dentro de la patrulla donde se encontraba detenido y relata cómo asesinó a Ingrid, sin un abogado de por medio.

Tras las críticas por la filtración de las fotografías y el video, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Ciudad de México (SSDDHH) condenó la reproducción de estos materiales y llamó a no revictimizarla con fines lucrativos y de morbo.

“Las filtraciones de imágenes del cuerpo de Ingrid son actos profundamente indignantes que atentan contra la víctima y la sociedad en general. Estos actos también deben ser investigados y deben deslindarse responsabilidades”, indicó.

Hasta el martes por la tarde, las autoridades informaron que seis policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) son investigados por filtrar las fotografías del feminicidio de Ingrid Escamilla.

Sin embargo, activistas a favor de los derechos humanos, colectivos feministas y usuarios de redes sociales, condenaron el actuar del gobierno y la falta de dignidad con la que fue tratado el caso de Igrid.


Una confesión grabada en una patrulla policial

El pasado 9 de febrero, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvieron a un hombre, quien después de una discusión habría atentado contra la vida de su esposa.

En una tarjeta informativa, la dependencia detalló que los policías fueron alertados vía radio sobre la agresión a una mujer. Por ello, se trasladaron al lugar, donde “tuvieron contacto con un sujeto de 46 años, con visibles manchas hemáticas en su ropa y cuerpo, por lo que de inmediato fue detenido”.

“En el lugar fue encontrado el cuerpo de una mujer de 25 años de edad, sin signos vitales y visibles huellas de violencia”, reportó.


Según la versión del presunto homicida, que grabó en un video desde la patrulla donde se encontraba detenido, Ingrid amenazó con atacarlo con un cuchillo y le pegó, antes de que él se lo arrebatara y la matara apuñalándola en varias ocasiones en el cuello.

Tras acabar con su vida, el hombre identificado como Erick Francisco, de 56 años, supuestamente descuartizó el cuerpo de Escamilla y tiró algunos de sus restos por inodoro y llevó otros a una cloaca pública al norte de Ciudad de México.

Erick Francisco aseguró en ese video en el vehículo policial, con una venda en la cabeza y ensangrentado, que descuartizó el cuerpo de su pareja "por vergüenza, miedo".

El acusado, una vez cometido el crimen, llamó a su exmujer y le contó lo sucedido. Ella fue quien dio aviso a la Policía y quien recogió al hijo del asesino, un chico autista de 15 años que presenció el feminicidio.

En 2019, según los medios locales, Escamilla presentó una denuncia por violencia de género contra su pareja, aunque finalmente la mujer no siguió con el proceso legal y el caso fue archivado.

El crimen se ha hecho viral en México no solo por su crueldad, sino porque además del video en el coche patrulla se filtraron fotos del cuerpo descuartizado de Escamilla, que aparecieron tanto en la prensa sensacionalista como en las redes sociales.


Buscan máxima condena para asesino de Ingrid

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo este martes a través de su cuenta de Twitter que "cuando el odio llega a los límites como el de Ingrid Escamilla es indignante" y aseguró que la fiscal capitalina, Ernestina Godoy, "exigirá la máxima condena".

La portavoz en temas de violencia de género de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Ciudad de México, Nelly Montealegre Díaz, confirmó en conferencia de prensa que se trata el caso como un feminicidio y que el presunto asesino podría recibir prisión preventiva de oficio.

La máxima pena por el delito de feminicidio en México es de 60 años de prisión, una tipificación específica que ha generado controversia en las últimas semanas después de que el fiscal general del país, Alejandro Gertz Manero, sondeara la posibilidad de eliminarla por sus dificultades técnicas.

Este mismo lunes, y pese a las críticas, Gertz Manero defendió su propuesta de retipificar el feminicidio como homicidio agravado y desmintió su renuncia en medio de rumores. La ONG Comisión Mexicana de Derechos Humanos expresó este martes en un boletín su preocupación por la iniciativa que impulsa Gertz Manero y la tildó de "despropósito jurídico".

Mira también:

Irinea Buendía, una madre en busca de justicia llevó el primer caso de feminicidio a la Corte Suprema de México

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MéxicoAsesinatosFeminicidios
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.