El Tribunal Supremo de Venezuela da marcha atrás y restituye poderes a la Asamblea

El máximo órgano de Justicia devuelve el poder legislativo que había asumido en un fallo de esta semana que la oposición consideraba un golpe de Estado.
1 Abr 2017 – 9:22 AM EDT

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela suprimió parte de sus polémicas decisiones de esta semana, en las que asumía todas las competencias correspondientes a la Asamblea Nacional (AN) y despojaba de inmunidad a los parlamentarios venezolanos.

El máximo órgano de Justicia publicó el anuncio de dos sentencias este sábado en su página web. En una de ellas se elimina la decisión de esta semana que permitió a los magistrados ejercer el poder legislativo; en otra se devuelve a los diputados la inmunidad parlamentaria.

La decisión se produce después de que el presidente Nicolás Maduro pidió en la madrugada de este sábado al Tribunal Supremo que revisara las sentencias que le arrebataron las competencias al Poder Legislativo, lo cual había sido calificado por la oposición como un golpe de Estado.

El TSJ eliminó los poderes de la Asamblea el miércoles en medio de una larga batalla con este órgano, cuyas actuaciones considera nulas por encontrarse en una situación de desobediencia a sentencias anteriores del propio tribunal.

La decisión del TSJ unió a una desmoralizada y dividida oposición y desató un torrente de condenas y preocupación internacional, desde Naciones Unidas y la Unión Europea hasta la mayoría de países de América Latina.


La decisión de la Corte Suprema esta semana puede haber estado motivada en parte por razones financieras.

El fallo permitía a Maduro crear empresas conjuntas de petróleo sin la aprobación del Congreso, lo que se debe a la necesidad urgente de recaudar dinero de los socios petroleros internacionales.

Además, le daba carta blanca para adquirir endeudamiento externo en medio de una grave crisis fiscal que tiene al país en una situación de escasez generalizada de alimentos y medicinas.

Para expertos constitucionales en Venezuela, la revisión del fallo anunciado por el TSJ este sábado no tiene base legal debido a que no se pueden hacer revisiones a sentencias sobre cuestiones de fondo.

Es decir, el fallo que suprimía los poderes a la Asamblea Nacional no es apelable ni revisable porque se trata de la máxima instancia judicial del país.

En medio de este forcejeo legal en Venezuela, provocado en parte por la declaración de la fiscal general Luisa Ortega Díaz que afirmaba que el fallo rompía el hilo constitucional, la Organización de Estados Americanos (OEA) se prerara para sostener una reunión de urgencia este lunes para analizar la situación en el país.

El secretario general del organismo, Luis Almagro, considera que en Venezuela hubo un autogolpe y que eso debería ser argumento suficiente para invocar la Carta Democrática Interamericana, que entre sus sanciones establece la suspensión del país suramericano del organismo, lo que podría traer consecuencias que afectarían la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro, que necesita urgentemente ayuda financiera internacional.

Este sábado hubo protestas en varias ciudades del país por el fallo del Supremo que desconoció la autoridad de la Asamblea Nacional.

Entre ellas destacó una movilización organizada por diputados opositores hacia la sede de la Defensoría del Pueblo, en Caracas, para solicitarle al jefe de esa instancia, Tarek Williams Saab, que dé su posisicón sobre la decisión del TSJ.

La marcha terminó cuando la guardia nacional la disolvió con bombas lacrimógenas.

La crítica situación de Venezuela en 10 fotografías

Loading
Cargando galería
Publicidad