El presidente de Perú indulta al exmandatario Fujimori, un gesto que reabre las heridas en el país

El indulto fue otorgado luego que una junta médica recomendó su liberación por una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable. La decisión ha generado protestas en las calles y división en la sociedad peruana entre sus partidarios y quienes recuerdan a las víctimas asesinadas por escuadrones de la muerte del ejército durante su gobierno.
25 Dic 2017 – 7:10 PM EST

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, otorgó el domingo un indulto humanitario al exmandatario Alberto Fujimori, (1990-2000), por recomendación de una junta médica, apenas tres días después de evitar su destitución en el Congreso, lo que reabre las heridas entre los peruanos. Fujimori ha cumplido 10 de los 25 años a los que fue condenado por crímenes de lesa humanidad.

"El presidente de la República, en uso de las atribuciones que le confiere la Constitución Política del Perú para tales fines, ha decidido conceder el indulto humanitario al señor Alberto Fujimori Fujimori y a otras siete personas que se encuentran en similar condición", señaló la presidencia en un comunicado.

"Una junta médica oficial ha evaluado al interno y ha determinado que el señor Fujimori padece de una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable y que las condiciones carcelarias significan un grave riesgo a su vida, salud e integridad", detalla el comunicado.

Horas antes, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, convocó a una reunión de sus ministros para analizar la solicitud presentada el pasado lunes 11 de diciembre por el el exmandatario ante el Instituto Nacional Penitenciario.

Fujimori había intentando anteriormente sin éxito el perdón presidencial. Sus hijos agradecieron el gesto de la presidencia, aunque también le costará a Kuzynski perder algunas bancas en el Parlamento puesto que algunos de sus partidarios han anunciado su renuncia por su decisión.

"Quiero agradecer en nombre de la familia Fujimori al Presidente Pedro Pablo Kuczynski por el noble y magnánimo gesto de brindarle el indulto humanitario a mi padre Alberto Fujimori. Estamos eternamente agradecidos con Ud. Presidente. Dios lo ilumine", dijo el hijo del exmandatario, Kenji Fujimori.

Fue Kenji, el menor de los cuatro hijos de Fujimori, quien confirmó que continuará en la unidad de cuidados intensivos (UCI) hasta su total recuperación y publicó dos videos en su cuenta de Twitter, uno del momento en el que le lee a su padre el texto del indulto y otro en el que juntos, desean Feliz Navidad.

"Con libertad hay mucha mejor Navidad", dije Fujimori desde la cama de la Clínica Centenario Peruano en la que se encuentra ingresado.


"Lamento sinceramente la decisión tomada. El martes formalizaré mi renuncia a la bancada de Peruanos por el Kambio", anunció el congresista Alberto de Belaunde, presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.


El portavoz titular de la bancada Peruanos por el Kambio, Vicente Zeballos también dimitirá. "Simplemente no coincido con la determinación tomada por el presidente Kuczynski, no encaja con mis convicciones políticas", explicó al diario peruano El Comercio.

Por el contrario Gilbert Violeta, otro de los voceros de esta bancada, respaldó la decisión de Kuzynski y aseguró "que gobernar nunca ha sido fácil, menos aún en un país dividido que necesita reconciliación y perdón por el bien y el futuro del país".

Crímenes contra la humanidad

Fujimori, de 79 años, presentó hace unos días un pedido de "conmutación" de su condena de 25 años de prisión, por abusos a los derechos humanos y corrupción, a la dirección de gracias presidenciales liderada por Kuczynski.


El exmandatario, que gobernó el país andino entre 1990 y el 2000, fue trasladado el sábado de emergencia a una clínica local después de sufrir un cuadro de "hipotensión" y "arritmia" que puso el riesgo su vida, según su médico.

La exlegisladora y amiga del exmandatario María Luisa Cuculiza dijo a Reuters que Fujimori se encontraba en condición estable el domingo, pero que su presión sanguínea aún era baja, y pidió a Kuczynski liberar al expresidente.

"Quiere estar en libertad, quiere que el país esté en paz y que avance. No quiere volver a la política, solo quiere ser un buen abuelo, me lo acaba de decir", dijo Cuculiza en una conversación telefónica tras visitar al exmandatario.

Protestas en las calles

EI indulto a Fujimori supone nuevas tensiones en la sociedad, entre los que le atribuyen el éxito de acabar con los grupos terroristas de Sendero Luminoso y MRTA, y encauzar a la economía, y los que lo rechazan por las matanzas que se produjeron durante su gobierno.

La decisión ha provocado el rechazo de los familiares de las 25 víctimas asesinadas por escuadrones de la muerte del ejército durante el régimen de Fujimori, caso por el que fue encarcelado y condenado como autor mediato de los homicidios, y también de organizaciones de defensa de los derechos humanos como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional.

"Lamento indulto humanitario a Fujimori. En lugar de reafirmar que en un estado de derecho no cabe un trato especial a nadie, quedará para siempre la idea que su liberación fue una vulgar negociación política a cambio de la permanencia de Pedro Pablo Kuczynski en el poder", señaló José Miguel Vivanco, responsable para las Américas de la organización.

"Otro indulto a un condenado por delitos de lesa humanidad. No aprendemos más en América. Noche triste", lanzó en twitter Edison Lanza, Relator Especial para la libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En Lima, se produjeron enfrentamientos entre la policía antimotines y más de doscientos jóvenes que intentaron marchar al Palacio de Gobierno con algunas fotos de víctimas de la represión del régimen de Fujimori y pancartas que calificaron el indulto como un "insulto" y a Kuczynski como un "traidor" y "cómplice del criminal".

Por el contrario, algunos de sus partidarios, se acercaron hasta el exterior de la clínica para celebrar la excarcelación del mandatario que ha cumplido 10 de los 25 años a los que fue condenado.

Los familiares de los asesinados y desaparecidos anunciaron que recurrirán a instancias internacionales para anular el indulto y que Fujimori cumpla la totalidad de la condena a la que fue sentenciado.

Gisela Ortiz, hermana de uno de los estudiantes desaparecidos en la universidad La Cantuta en 1991, uno de los casos por los que Fujimori fue sentenciado, escribió un dolido mensaje al mandatario en su cuenta en Twitter.


En otro mensaje advirtió al presidente que si "indulta a Fujimori sin el debido proceso y sin junta médica imparcial, está viciando este proceso y atropellando derecho a justicia de familiares", agregó.

La mayor condena de Fujimori por asesinato se sustentaba en que conocía de la existencia de los escuadrones de la muerte integrado por militares que, financiados con dinero público, mataron a civiles acusándolos de ser miembros de Sendero Luminoso.

También acumulaba otras cuatro condenas por corrupción que tenía que cumplir hasta 2032 e iba a salir a los 93 años.

El dilema Fujimori

Desde el principio de su mandato, Kuzynski se ha enfrentado a la incógnita de qué hacer con Fujimori, débil de salud y a quien su predecesor Ollanta Humala no le concedió la medida humanitaria al exmandatario.


Fujimori, de origen japonés y de 79 años, gobernó Perú de 1990 a 2000. Desde el sábado Fujimori se encuentra hospitalizado debido a crisis de baja de la presión arterial (hipotensión) y de una arritmia cardiaca. En septiembre sufrió un cuadro similar. Fujimori acumula además seis operaciones en la lengua por una lesión cancerosa.

Sin embargo, el hecho de que Kuzynski haya tomado la decisión - que ya había evaluado anteriormente- en la misma semana en la que logró esquivar su destitución en el Congreso, gracias a la izquierda de Veronika Mendonza y la abstención de un grupo de diez diputados fujimoristas, entre ellos su hijo Kenji, levantó las sospechas de que hubiera habido un acuerdo.

"Lo que acaba de hacer una vil traición a la Patria. A cambio de salvar su pellejo ha negociado con el Fujimorismo un indulto infame al corrupto y asesino A. Fujimori", escribió Mendoza en un duro mensaje.


"Este pacto infame de los corruptos por su impunidad es la muestra de cómo nuestra clase política tradicional trata los asuntos del país: negociando bajo la mesa en perjuicio de la gente y sus derechos Es hora de cambiarlo todo, refundar, de impulsar un proceso constituyente", agregó la líder de Nuevo Perú, que días atrás votó en contra de su destitución por considerarla una maniobra lobista.

Por su parte, el abogado Alberto Borea, quien defendió a Kuczynski en la petición de destitución que debatió el Congreso, dijo haber sido "sorprendido" por el indulto que rechazó "firmemente"."Desde siempre he luchado y continuaré luchando contra la dictadura y rechazo firmemente el indulto", señaló en su cuenta en Facebook, bajo la etiqueta #Noalindulto.

Keiko Fujimori, rival de Kuzynski en las pasadas elecciones presidenciales y que sí votó por su destitución, también celebró la salida de su padre.


En Fotos: Protestas y celebración en las calles de Perú por el indulto al expresidente Fujimori

Loading
Cargando galería


Publicidad