null: nullpx
Cuba

EEUU anuncia la suspensión de los vuelos comerciales a Cuba con excepción de La Habana

La nueva medida es una de las más duras de varias que la actual administración ya ha implementado contra la isla, con el fin de ahogar económicamente al gobierno de La Habana.
25 Oct 2019 – 5:24 PM EDT

El gobierno estadounidense anunció este viernes que suspenderá los vuelos programados a nueve destinos en Cuba, dejando a las aerolíneas solo con la autorización para viajar a La Habana, confirmó la agencia AP.

Los vuelos hacia La Habana representan la gran mayoría de los vuelos desde EE UU a Cuba y seguirán siendo legales.

En una medida que significa el arreciamiento de los esfuerzos de la administración de Donald Trump para limitar los flujos de efectivo que van al gobierno cubano, populares destinos como Santiago de Cuba, Camagüey y Varadero están entre los que ya no podrán recibir vuelos desde territorio estadounidense.

La medida se hará efectiva el 10 de diciembre.

Las aerolíneas afectadas, incluidas American, Delta y JetBlue, tendrán 45 días para concluir sus operaciones en esos destinos, aseguró el Miami Herald, citando a un funcionario del gobierno.

"Planeamos operar en total conformidad con la nueva política sobre el servicio aéreo programado entre Estados Unidos y Cuba", dijo JetBlue en un comunicado por escrito. "Estamos comenzando a trabajar con nuestros diversos socios gubernamentales y comerciales para comprender el impacto total de este cambio en nuestros clientes y operaciones".


American Airlines dijo que estaba revisando la decisión. "Continuaremos cumpliendo con la ley federal, trabajando con la administración y actualizando nuestras políticas y procedimientos con respecto a los viajes a Cuba según sea necesario", dijo la aerolínea en un comunicado.

Revirtiendo el deshielo

Desde que tomó el poder, Trump ha revertido el acercamiento que tuvo EE UU hacia La Habana durante el mandato de Barack Obama, conocido como el "deshielo" de las tensas relaciones históricas entre ambos países.

La actual administración ha endurecido el embargo de seis décadas sobre Cuba en los últimos meses, exigiendo que corte sus lazos con Venezuela y trabaje mejor en el tema de los derechos humanos respecto a sus cubanos.

Como parte de sus medidas contra el régimen castrista, Washington ha limitado la cantidad de remesas que se pueden enviar a la isla, así como la entrada de cruceros, afectando así los ingresos por Turismo, uno de los principales renglones de la economía cubana.

EE UU también ha sancionado a los barcos que transportan petróleo de Venezuela hacia Cuba. La sumatoria de estas medidas ha contribuido a la escasez de combustible en la isla, afectando todos los sectores.


Publicidad