Dos militares, un diputado y 11 civiles: van 14 detenidos en Venezuela por el supuesto atentado contra Maduro

El gobierno venezolano confirmó este martes la detención de dos altos oficiales acusados de tramar la explosión que el 4 de agosto interrumpió un acto militar presidido por Nicolás Maduro. Algunos de los arrestados han sufrido torturas, denuncia el Parlamento.
15 Ago 2018 – 11:10 PM EDT

CARACAS, Venezuela.- Con la detención del general de División de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Alejandro Pérez Gámez, confirmada este martes por el gobierno venezolano, ya suman 14 los detenidos en Venezuela por su presunta participación en el supuesto atentado con drones sufrido el sábado 4 de agosto por el presidente Nicolás Maduro. El Parlamento, de mayoría opositora, junto a organizaciones de derechos humanos, denuncian que algunos de ellos están siendo sometidos a tortura y tratos denigrantes en prisión.

Pérez Gámez es el oficial de mayor rango de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que ha sido capturado y relacionado con el supuesto complot, por el que ya están siendo procesados el diputado opositor Juan Requesens, el coronel de la GNB Pedro Zambrano Hernández y otras once personas, según informó este martes Tarek William Saab, fiscal general impuesto por la Asamblea Constituyente que controla el oficialismo.

“La cifra de implicados en este hecho aumentó a 34, sin que se descarte que el número se incremente. Hasta ahora hay 14 detenidos, los cuales fueron presentados en los tribunales e imputados. Dos de ellos recibieron medidas cautelares”, detalló este martes Tarek William Saab, fiscal general impuesto por la Asamblea Constituyente que controla el oficialismo.


Además de formar parte del alto mando de la GNB y tener bajo su responsabilidad un puesto clave como jefe de los servicios para mantenimiento del orden interno, Pérez Gámez fue designado en enero “coordinador general en materia de otorgamiento de permisos para garantizar y optimizar el flujo logístico y la gestión de los procesos de abastecimientos de los Supermercados, Hipermercados y Cadenas de Supermercados”.

El Ministerio Público afirma que Pérez Gámez fue “la persona que suministró información confidencial a la organización criminal, como lugar, fecha y hora del acto público así como itinerario y listado de asistentes” para ejecutar el presunto intento de magnicidio, que se registró en pleno centro de Caracas en el marco de una parada militar con motivo del 81 aniversario de la GNB.

Pasando por encima de la inmunidad parlamentaria y de las normas estipuladas en la Constitución venezolana, el régimen de Maduro también arrestó días antes al diputado Requesens, de 29 años, lo mantuvo durante 120 horas totalmente incomunicado. Este martes fue acusado de una serie de delitos entre los que destacan “traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración en perjuicio del Presidente de la República”.

Saab solicitó la prohibición de “enajenar y gravar” bienes y el bloqueo de las cuentas bancarias de Requesens y del expresidente del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, quien ha sido tachado directamente por Maduro como autor intelectual del supuesto atentado. Borges se marchó en enero a Colombia para evitar la persecución desatada en su contra por el oficialismo tras el fracaso del proceso de negociación que adelantaron gobierno y oposición en República Dominicana.

La Fiscalía General de la República emitió 27 órdenes de aprehensión “con sus respectivas notificaciones a Interpol”. El gobierno de Maduro sostiene que ciudadanos que residen en Colombia y Estados Unidos planificaron y financiaron el supuesto intento de magnicidio.


Un diputado se desnuda en la cámara en protesta

En el debate parlamentario que concluyó este martes con la condena de la detención del diputado Requesens, el legislador Gilber Caro se quitó la ropa en la tribuna de oradores para exigir la unidad de la oposición y manifestar su apoyo al dirigente de 29 años y a todos los presos políticos venezolanos.

El gesto de Caro responde a un hecho que conmocionó a la opinión pública nacional. Una fuente aún desconocida filtró a las redes un video donde puede verse a Requesens vistiendo solamente un short azul que parece manchado con excremento. La oposición afirma que el gobierno facilitó la difusión de estas imágenes para humillar al encarcelado diputado del partido Primero Justicia.

El propio Caro estuvo preso entre enero de 2017 y junio de 2018, acusado por el régimen chavista por supuestamente tener en su poder un arma de guerra y explosivos, y de promover un “plan desestabilizador”. Junto con el parlamentario también fue retenida su novia Steyci Escalona, quien recuperó su libertad en noviembre de 2017.

“La dignidad de un hombre no se lleva en la ropa, se lleva en el corazón”, bramó el portavoz del partido Voluntad Popular provocando una cerrada ovación.


Nicolás Maduro solicitó investigar el origen del video en cuestión y, a su manera, rechazó la difusión del material. “Él (Requesens) se puso nervioso. Muy nervioso. Hay un video que surgió ayer, yo pedí una investigación porque son videos privados del cuerpo médico del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), cuando le están haciendo el chequeo médico y lo filman, y él se puso nervioso, y se ve la situación de nerviosismo cuando el Sebin llegó con la orden de aprehensión legal”, dijo.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, presentó como una especie de “prueba” a los medios un video de Requesens grabado en la cárcel, donde dice que facilitó la entrada al país de uno de los supuestos complotados atendiendo una petición del expresidente del Parlamento, Julio Borges, supuestamente implicado en la conspiración y quien en enero de este año se marchó a Colombia para evadir la persecución del gobierno.


Las principales organizaciones de Derechos Humanos del país censuraron el hecho y a través de un comunicado indicaron: “La arbitrariedad de la detención, el procedimiento sumario mediante el cual se allanó su inmunidad parlamentaria y la incomunicación a la que ha estado sometido fundamentan las dudas sobre la supuesta confesión de Requesens. Cualquier acto contra la integridad física, psicológica o moral en condiciones de detención constituye indicio del delito de tortura, el cual puede ser juzgado como un crimen internacional de lesa humanidad, en el contexto de los patrones de represión política en Venezuela durante los últimos años”.

El otro general detenido (que no mencionó el fiscal)

En medio de las investigaciones y encarcelamientos por el supuesto atentado, se conoció que el general de Brigada de la GNB, Héctor Armando Hernández Da Costa, fue arrestado la noche de este lunes en su residencia, ubicada en el este de Caracas. Hasta el momento de redactar esta nota, se desconocen las razones por las cuales Hernández Da Costa se encuentra privado de libertad.

“Enorme impacto en el seno de la GNB está causando la detención de Hernández Da Costa por parte de la Dgscim (Dirección General Sectorial de Contra Inteligencia Militar). Primero de su promoción hasta el momento de su ascenso a general de Brigada, actualmente ejercía como jefe de Estado Mayor de la Redi (Región de Defensa Integral) Capital”, señaló en su cuenta Twitter la directora de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel.


Antes de que se lo llevaran por la fuerza de su casa, Hernández Da Costa, antiguo jefe del comando antidrogas de la GNB, difundió un video por las redes sociales en el que advierte que la Dgscim actuó “sin ninguna orden de allanamiento, sin ninguna orden de aprehensión”, pero que los funcionarios justificaron la medida en su contra “supuestamente por órdenes del Presidente de la República”.

El último informe presentado en junio por la ONG Justicia Venezolana ante el Parlamento de mayoría opositora, afirma que 152 militares permanecen tras las rejas por “razones políticas”, acusados de conspirar contra el régimen. De ese total, 60 habían sido capturados en el primer semestre de 2018.

En fotos: El antes y después de los presos políticos que se rebelaron en una cárcel de Venezuela

Loading
Cargando galería
Publicidad