null: nullpx
México

Con cifras récord de infección y falta de pruebas en México, AMLO minimiza su segundo contagio de covid-19

El presidente de México intervino en un video la mañana del martes en su conferencia de prensa un día después de informar que estaba contagiado por segunda vez de coronavirus. Se midió en vivo él mismo la fiebre y la saturación, pidió a la población “no espantarse”. Aseguró, ómicron es una variante “que no tiene grado de peligro”.
Publicado 11 Ene 2022 – 04:01 PM EST | Actualizado 11 Ene 2022 – 04:05 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El sábado pasado, México informó que había registrado su día más alto de contagios de covid-19 en lo que va de pandemia al llegar a 30,671 infectados en solo 24 horas. Esos números coinciden con la cantidad de personas que han saturado los centros de pruebas, al punto de no hallar disponibles. En este contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó el lunes que se contagió por segunda vez.

El anterior récord de nuevos casos registrados en México era del 18 de agosto de 2021 cuando 28,953 personas dieron positivo en 24 horas. Ese mismo día, el país alcanzó el pico de muertes de la tercera ola con 940 en un solo día.

La semana pasada, la del 3 al 9 de enero, el gobierno mexicano informó que el país había sobrepasado la cifra de 300,000 muertes a causa de la enfermedad. Además, mostraron que en ese periodo hubo tres veces más diagnósticos positivos que siete días atrás, con lo que se superaron los cuatro millones de contagios desde que inició la pandemia.

Estos datos ubicaron a México como la quinta nación del mundo con más fallecimientos detrás de Estados Unidos, Brasil, India y Rusia, según las estadísticas que maneja la Universidad Johns Hopkins. Y el decimosexto país en númedo de casos.

Especialistas reconocen que, con base en las actas de defunción, la pandemia rondaría los 451,000 fallecidos en el país y estiman que México acumula en realidad 4,349,454 contagios. Estos cálculos son una realidad no solo en México, en los países más afectados por la pandemia también se reconoce que los números son realmente mayores por la dificultad de determinar las causas de muerte en ciertos fallecimientos por falta de un médico forense o simplemente por que no se llevan estadísticas.

La ocupación media de camas generales en los hospitales mexicanos se sitúa en 20% y el uso de camas de terapia intensiva en un 13%, según datos oficiales.

Saturan pruebas de covid-19

En la Ciudad de México, después de que terminara el conocido “Maratón Guadalupe-Reyes” (que comprende la celebración de la Virgen de Guadalupe, las fiestas navideñas hasta el día de los Reyes Magos) las farmacias, laboratorios y centros de salud que hacen pruebas de covid-19 se han visto saturados por el creciente número de personas que busca saber si se infectaron.

A diferencia de otros países, México pasó unas fiestas navideñas sin restricciones por la pandemia. Y pese al alza de contagios, el gobierno ha defendido su gestión ante la crisis sanitaria y ha descartado una cuarta ola del covid-19.

No obstante, la aceleración de los contagios en el país -han dicho especialistas- se debe a la presencia de la variante ómicron, tres veces más contagiosa que delta y que, en cuestión de semanas, se ha expandido principalmente por la Ciudad de México y el Estado de México.

Segundo contagio de covid-19 de López Obrador

El lunes, durante la conferencia matutina, un reportero cuestionó al presidente López Obrador si se encontraba bien de salud al detectar una variación en su tono de voz. El mandatario respondió: “Creo que tengo una gripe” y añadió que tenía malestar en la garganta y que más tarde se haría una prueba de covid-19.

Pasadas las seis de la tarde, AMLO, como es conocido el presidente entre sus seguidores, tuiteó: “Informo a ustedes que estoy contagiado de #COVID19 y aunque los síntomas son leves, permaneceré en aislamiento y solo realizaré trabajo de oficina y me comunicaré de manera virtual hasta salir adelante”.

El mandatario de 68 años, que padece hipertensión, pero que ha sido vacunado con las tres dosis, añadió que en tanto se recupera, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, “me representará en las conferencias de prensa y en otros actos. ¡Ánimo, con el afecto de siempre!”.

Las críticas a la falta de compromiso por parte de AMLO a usar cubrebocas en público y a no reunirse con otras personas para evitar otro contagio —el primero tuvo lugar justo hace un año, en enero— no se hicieron esperar.

Un día más tarde, al registrar un promedio de 18,846 nuevos casos en los últimos 7 días, López Obrador apareció en un videomensaje el martes en el que se midió la temperatura, que registró 36.1 grados, y el nivel de oxigenación de la sangre, de 96%, para mostrar que se encuentra bien de salud.

“Estoy ronco, afónico, pero bien”, dijo. “Este mensaje es para informar sobre cómo me encuentro, pero también para transmitirles mi experiencia, ahora que me he vuelto a contagiar”.

AMLO añadió que este mensaje se daba “con el propósito fundamental de que no nos espantemos, afortunadamente esta es una variante que no tiene el grado de peligro que la variante Delta y lo estoy experimentando” aseguró el mandatario.

Hasta ahora el presidente se encuentra tomando paracetamol y reiteró que se siente bastante bien.

“Creo que afortunadamente, no vamos a necesitar hospitalizarnos ni vamos a sufrir con pérdidas de vidas humanas, esto es distinto, yo diría que el virus va de salida”, finalizó.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés