Autoridades mexicanas aseguran que el violador de Valeria se ahorcó con un tendedero en una celda en la que había otros tres reclusos

Según la Procuraduría del Estado de México, José Octavio Sánchez Razo se ató la cuerda de un tendedero al cuello y se ahorcó sentado en su celda que compartía en ese momento con tres personas más, una versión que ha generado dudas en México.
16 Jun 2017 – 1:47 PM EDT

Ciudad de México.- Las autoridades del Estado de México aseguran que José Octavio Sánchez Razo, el chofer de una furgoneta de transporte público que confesó el abuso sexual y el asesinato de una niña de 11 años, se ahorcó sentado con la cuerda de un tendedero dentro de su celda, sin que hicieran nada otros tres internos que estaban en el mismo lugar.

Siempre según la Procuraduría del Estado de México, la autopsia confirmó que el reo se suicidó la madrugada de este jueves. Sin embargo, al parecer nadie de sus compañeros se dio cuenta, aunque su celda apenas medía 12 metros cuadrados (39 pies). Él esperaba una audiencia, donde declararía cómo fue el feminicidio de la pequeña Valeria, un caso que ha provocado conmoción en México por el grado de violencia y por los fallos cometidos por las autoridades al no seguir los protocolos de la Alerta de Violencia de Género.

Con menos de cuatro días en el penal de Nezahualcóyotl, la versión oficial dice que el violador confeso se ahorcó sentado: ató la cuerda a un barrote de la ventana de la celda y a su cuello, luego se dejó caer, pero no se rompió la tráquea –lo que hubiera generado una muerte instantánea–.

José Octavio dormía sentado porque decía que tenía cálculos biliares, por eso a sus compañeros no se les hizo extraño verlo en esa postura, dijo Alejandro Jaime Gómez, procurador del Estado de México, en entrevista con RadioFórmula.

Al ser cuestionado si es posible que una persona se pueda ahorcar en silencio, el procurador expresó: "Desconozco esa parte, tendría que checarla con servicios periciales. No quisiera aventurarme a dar respuesta en ese sentido".

Tampoco se sabe qué hacía un tendedero dentro de una celda de observación, la cual está aislada de la comunidad del penal.

En entrevista radiofónica con los periodistas Ciro Gómez Leyva y Humberto Padgett, el procurador relató: “Alrededor de las 4 :30 de la mañana es cuando una de las personas que compartía celda con José Octavio nos reporta; refiere haberse levantado al baño y a tomar agua y nota que José Octavio se encuentra en una posición extraña, le llama la atención, lo mueve y ahí se percata que tiene un lazo amarrado al cuello. En ese momento llega a gritar, llama al custodio, quien llega a la celda, se percata que José Octavio tiene un lazo, y llama a la doctora de turno, quien verifica que ya no tiene signos vitales”.


'No se suicidó, lo mataron'

La versión de la Procuraduría han generado dudas sobre este polémico caso, del que todavía no se ha dado por terminada la investigación, a pesar de la muerte de José Octavio Sánchez Razo.

Inclusive un reo de nombre Manuel llamó desde el penal de Nezahualcóyotl a RadioFórmula para decir que a Octavio Sánchez lo mataron sus compañeros dentro de su celda. "Ya lo estaban esperando para extorsionarlo o para matarlo, por una misión (orden) de allá afuera", dijo.

El recluso aseguró que a Octavio lo mataron "por el delito que había cometido", es decir, como un acto de justicia social.

El interno declaró que adentro del penal "le das una moneda al custodio para que te deje hacer lo que quieras", inclusive matar "porque no te revisan, no saben si llevas cuchillo o un arma".

El secuestro de menor ocurrió a las 5:30 pm del pasado jueves 8 de junio. Su padre, Sergio Gutiérrez, subió a su hija en esa furgoneta para que ella no se mojara por la lluvia al salir del colegio. Él iba atrás con su bicicleta, pero el Octavio Sánchez aceleró y se dio a la fuga.

Aterrada porque su hija estuviera sola e indefensa de noche, la mamá de Valeria, Jaqueline Ortiz, acudió también a la policía para que la buscaran. Fue entonces cuando se encontró con un uniformado que le dijo que no se preocupara: "Está bien, háblenle a su novio, se fue con su novio", le dijeron.

Finalmente, fue encontrada muerta dentro del vehículo. Sánchez Razo fue arrestado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México el sábado 10 de junio. El propio hombre confesó haber asesinado a Valeria. Las autoridades detallaron que él ya tenía antecedentes penales por abuso sexual.

Los familiares de Valeria siguen pidiendo justicia. Tras la muerte de Octavio Sánchez los padres de la menor fueron amenazados, por esa razón ya son custodiados por la policía municipal.


En fotos: 12 casos emblemáticos de violencia de género en América Latina

Loading
Cargando galería


Publicidad