Allanan la casa de Dora María Téllez, la mítica exguerrillera sandinista de Nicaragua

La operación de la Policía Nacional ordenada por el gobierno de Ortega se enmarca en una nueva etapa de represión que incluye allanamientos de casas particulares, empresas privadas y redacciones de medios de comunicación.
8 Ene 2019 – 9:14 PM EST

MANAGUA, Nicaragua-. Primero fueron tres drones. Minutos después del sobrevuelo de los aparatos sobre la casa, llegaron cuatro patrullas de la Policía Nacional.

Los oficiales rompieron los portones y allanaron sin ninguna orden judicial la vivienda de la mítica exguerrillera sandinista Dora María Téllez, cuya gesta en la década de 1970 fue reseñada por el escritor colombiano Gabriel García Márquez en su famosa crónica ‘Asalto al Palacio’.

La vivienda fue rodeada por un fuerte despliegue de oficiales de las tropas especiales. Los policías golpearon con violencia los portones e incursionaron en la casa situada en el municipio de Ticuantepe, a solo 14 kilómetros de la capital Managua. Dora María Téllez no estaba. La historiadora y exguerrillera dejó su hogar desde los primeros meses del estallido de la crisis en Nicaragua. Vive de nuevo la clandestinidad experimentada durante el somocismo, nada más que esta vez forzada por la persecución desatada contra ella por su antiguo compañero de guerrilla: el presidente Daniel Ortega, quien la acusa de ser una de las principales “financiadoras del fallido golpe de Estado en Nicaragua”.


El allanamiento de la casa de Dora María Téllez ocurre en medio de una escalada de represión selectiva desatada por el gobierno Ortega-Murillo en contra de periodistas, organismos no gubernamentales, líderes sociales y de opinión, como lo es la exguerrillera sandinista. Esta nueva etapa de agresiones ha venido acompañada de allanamientos ilegales de casas particulares, empresas privadas y redacciones de medios de comunicación.

La primera víctima de esta política represiva, que busca anular cualquier voz disiente, fue Confidencial, un medio de comunicación especializado en investigaciones periodísticas. Han pasado más de 25 días y esa redacción sigue ocupada manu militari por la Policía sin ninguna orden judicial que avale la acción.

El 21 de diciembre le tocó al popular canal de noticias “100% Noticias”, cuyos estudios también fueron asaltados de forma violenta. Durante esa incursión policial fueron apresados el director y la jefa de prensa de la estación televisiva, Miguel Mora y Lucia Pineda Ubau, acusados penalmente por el delito de “incitación al terrorismo”.

Este 3 de enero, oficiales de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) irrumpieron en la ciudad de Masaya en busca de ciudadanos considerados “terroristas-golpistas”. Al menos cuatro casas fueron allanadas sin orden judicial y cuatro personas fueron capturadas con violencia.

“Está claro que ellos esperaban encontrarme adentro de mi casa. Pero como dicen los campesinos, se fueron en vano”, dijo Dora María Téllez a Univision Noticias. La exguerrillera sandinista es fundadora del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisión del Frente Sandinista controlado por los Ortega-Murillo. Desde que Ortega volvió al poder en 2006, este colectivo de disidentes ha advertido sobre la conversión de Daniel Ortega en “dictador”.


Dora María Téllez relató a Univision Noticias que el allanamiento de su vivienda duró un par de horas. La Policía argumentó que ingresaron a la casa en “busca de una escopeta. Eso es absurdo y una excusa porque la Policía sabe perfectamente las portaciones (licencias) de armas que tengo vigente”, aseguró. A diferencia del asalto a Confidencial y las casas en Masaya, esta vez los policías no hicieron destrozos ni detuvieron a los trabajadores de la casa de la exguerrillera.

Una voz incómoda

Durante los meses de abril y mayo, durante el estallido de la rebelión popular en Nicaragua, el gobierno Ortega-Murillo acusó a Téllez de “orquestar y financiar el golpe de Estado”. La estigmatización y la persecución llegó a tal punto, que incluso en expedientes judiciales de presos políticos han mencionado el nombre de la exguerrillera sandinista, sin hasta ahora producirse una orden de captura en su contra.

La voz de Dora María Téllez ha resultado incómoda durante todos estos años para la administración Ortega-Murillo. En especial desde el mes de abril. Ella ha denunciado la represión contra la ciudadanía desarmada. Ha cuestionado la ética y el contrasentido de que los Ortega-Murillo se autodenominan sandinistas, cuando, según ella, emulan a la dictadura que derrocaron en 1979.

“Ella ya no tiene un papel preponderante en el MRS, pero ella sigue siendo muy notable. Es una mujer que ha dedicado su vida entera, desde que era jovencita, a la lucha contra la dictadura de Somoza… ha sido una persona extremadamente consecuente, íntegra, combativa en su participación política en su país”, dijo la escritora Gioconda Belli a Univision Noticias. “No tiene ninguna justificación el allanamiento de su casa. Estas acciones van dentro de la actitud hostil contra personas que estuvieron dentro del sandinismo especialmente, como pasó con Carlos Fernando Chamorro, Vilma Núñez, Mónica Baltodano… todas son figuras que representaron al sandinismo original”, agregó la también poeta.

Dora María Téllez no entiende por qué la saña de la pareja presidencial en su contra. “Es un misterio”, dijo a Univision Noticias desde la clandestinidad. Sin embargo, aseguró que “le resbalan las acusaciones de la dictadura”.

“Tengo más de 60 años y estoy viviendo horas extras… ya he vivido bastante, así que no le tengo miedo a esta nueva dictadura. Están en una condición de desesperación elevada”, cuestionó la exguerrillera, quien antes de sumarse a la lucha armada contra Somoza estudiaba medicina en la ciudad de León.


“Dictadura en etapa terminal”

Dora María Téllez es una mujer resuelta, de verbo atinado; reconocida por sus icónicas fotos revolucionarias portando fusiles pero, sobre todo, por su lucha cívica en Nicaragua desde la década de 1990 y sus huelgas de hambre en demanda del saneamiento electoral. Como conocedora de dictaduras y del modo de operar político de Daniel Ortega, sostuvo que “la dictadura actual está en etapa terminal”.

“Viendo cómo se comporta este régimen y cómo lo hacía el de Somoza en sus últimos días, veo que también este está en sus últimos días, en etapa terminal. Es una represión sin ton ni son que no tiene sentido”, afirmó la historiadora.

Dora María Téllez se refiere a la severa crisis de derechos humanos y económica que atraviesa Nicaragua. Un creciente aislamiento internacional, el peso de las sanciones estadounidenses en contra de la administración Ortega-Murillo, sobre cuyas espaldas también se perfila la aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos.

“¿Cuáles son los resultados que tienen con solo represión? No resuelven la situación económica, no atraen inversionistas, no mejoran las condiciones del empleo; la condición del gobierno es cada vez peor, hay más aislamiento internacional. No resuelven nada. Lo que ves aquí es terminal, las últimas patadas de la dictadura”, advirtió Dora María Téllez, a quien García Márquez la describió como “una muchacha muy bella, tímida y absorta, con una inteligencia y un buen juicio que le habrían servido para cualquier cosa grande en la vida”.

En fotos: Enfrentamientos entre opositores y partidarios de Daniel Ortega en Nicaragua destruyen la alcaldía de la ciudad turística de Granada

Loading
Cargando galería
Publicidad