null: nullpx

Alberto Fujimori abandona el hospital luego de que el presidente peruano lo indultara en las Navidades

El expresidente peruano condenado por corrupción y crímenes de lesa humanidad dejó el hospital junto al menor de sus hijos
4 Ene 2018 – 10:10 PM EST
Comparte
Cargando Video...

LIMA, Perú.- El expresidente peruano Alberto Fujimori abandonó la noche del jueves la clínica en la que permanecía internado, 11 días después de recibir un indulto presidencial que dejó sin efecto condenas por abusos contra los derechos humanos y corrupción.

Acompañado de su hijo menor Kenji, Fujimori salió en silla de ruedas rodeado de enfermeras y policías y tras saludar a las cámaras y a algunos de sus simpatizantes que se encontraban en las afueras del nosocomio, subió a una camioneta con vidrios polarizados que lo condujo a una casa en un barrio acomodado del este de Lima, donde lo esperaban sus otros tres hijos.

“Muy contentos de darle la bienvenida a nuestro padre en esta nueva etapa de su vida!!”, dijo la mayor de los hermanos Fujimori y lideresa de la oposición, Keiko, en un tuit que acompañó con una foto recién tomada del expresidente y sus vástagos.

Antes, imágenes del interior del vehículo en el que fue trasladado y que fueron difundidas por la televisión local lo mostraron hablando por teléfono mientras su hijo Kenji tomaba selfies visiblemente entusiasmado, algunos de los cuales los subió a su cuenta de Twitter.

El presidente Pedro Pablo Kuczysnki indultó a Fujimori en la Nochebuena, lo que detonó una serie de protestas en diferentes ciudades del país.

Perú está dividido entre los que agradecen a Fujimori por encauzar la economía y acabar con grupos rebeldes que sembraron terror e inseguridad por años y los que lo aborrecen por las matanzas que un escuadrón de la muerte realizó durante su gobierno y por el destape de una red de corrupción que tejió su entonces mano derecha y jefe de inteligencia, Vladimiro Montesinos.

Cuando recibió el indulto, Fujimori, quien gobernó con mano dura durante una década (1990-2000), llevaba más de 10 años preso en una cárcel policial, cumpliendo una condena de 25 años por las matanzas conocidas como La Cantuta y Barrios Altos y también por corrupción.


Una junta médica lo revisó y tras encontrarlo con serios problemas de salud y por su avanzada edad (79 años) recomendó al presidente Kuczysnki indultarlo.

Pero un vasto sector cree que más que se un perdón humanitario, se trató de una jugada política en la que se negoció la permanencia en el cargo del mandatario a cambio de la libertad del expresidente.

Kuczynski estuvo a punto de ser destituido por el Congreso el 21 de diciembre tras ser acusado de haber lucrado con dinero proveniente de la brasileña Odebrecht, pero la oposición no consiguió los votos necesarios debido a la abstención de un grupo de parlamentarios liderados por Kenji Fujimori. Tres días después, el presidente indultó al “chino”, como se le conoce al ex mandatario.

“Se completa la farsa. Queda en evidencia que Fujimori no es enfermo terminal. Hoy el crimen y la impunidad salen a la calle, pero la dignidad de los peruanos saldrá a la calle el día 11 a recuperar la esperanza y a decirle a PPK que su indulto ilegal no se sostiene.”, dijo la congresista de izquierda Marisa Glave.

Cargando Video...
Conceden un indulto humanitario al expresidente peruano Alberto Fujimori

Organizan una marcha de repudio

Diferentes grupos políticos, sindicatos y organizaciones civiles han convocado para esa fecha a otra marcha para protestar contra el indulto.

Según una encuesta de Ipsos recientemente difundida, un 56% de los peruanos está de acuerdo con la decisión de indultar a Fujimori, frente a un 40% que no lo está; mientras que un 63% cree que Kuczynski negoció con Kenji Fujimori los votos que lo salvaron de la destitución.

En varias zonas de Lima y en algunas ciudades del interior del país han aparecido pintas y carteles agradeciendo el indulto, lo que ha generado suspicacias en algunos sectores. Incluso un grupo de simpatizantes del expresidente llegó hasta la casa de PPK para darle su apoyo y las gracias por la decisión que tomó.

Según su médico, Alejandro Aguinaga, el ex gobernante esta “convaleciente” y advirtió que debe mantenerse en reposo porque su salud está debilitada.

Sin embargo, algunos políticos consideran que Fujimori se encuentra en perfecto estado para su edad y que se ha exagerado en su condición física.

El expresidente goza de plena libertad pues además del indulto se le concedió el derecho de gracia que borra todas las sentencias que la justicia peruana había dictado en su contra y sus allegados, como la ex congresista y ex ministra de su régimen, María Luisa Cuculiza, aseguran que “ahora solo quiere vivir tranquilo y escribir sus memorias”.

Familiares de las víctimas de las matanzas que se produjeron durante su mandato han asegurado que irán a instancias internacionales para pedir que se anule el indulto.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés