null: nullpx
Coronavirus

La “huelga de alquiler” cobra fuerza con una propuesta legislativa para cancelar pagos de rentas atrasadas

La Universidad de California en Berkeley estima que en 16.5 millones de hogares estadounidenses que pagan renta, al menos uno de sus miembros ha perdido ingresos económicos a causa de la pandemia.
30 Abr 2020 – 06:44 PM EDT

A medida que llega una nueva fecha para pagar la renta son cada vez más los trabajadores desempleados, activistas e inquilinos que apoyan una “huelga de alquiler” como último recurso para recibir un alivio económico en medio de la pandemia de coronavirus.

Los temores no son solo de quienes corren el riesgo de quedarse sin techo a causa del impacto económico de los toques de queda, sino también de grupos de propietarios y legisladores que prevén la posibilidad del colapso de la industria inmobiliaria, comenzando con una ola masiva de desalojos y la falta de financiamiento para proyectos de vivienda asequible.

A la fecha más de 10,000 inquilinos californianos han firmado una moción que circula en internet para iniciar una huelga y no pagar los adeudos acumulados de rentas atrasadas, pese a que a nivel estatal existe una moratoria contra desalojos que está vigente hasta el 31 de mayo.

El Centro Terner para la Innovación de la Vivienda de la Universidad de California en Berkeley estima que en unos 16.5 millones de hogares que pagan renta, al menos uno de sus miembros ha perdido sus ingresos económicos a causa de la pandemia, de los cuales 400,000 están en la Bahía de San Francisco.

Los activistas prevén que en California el impacto sea aún peor. Se podría decir que antes de la pandemia, el estado ya estaba en una crisis por la falta de vivienda asequible y los altos costos del alquiler. Según distintos reportes, la mitad de los inquilinos del estado gastan más del 30 por ciento de su salario en renta.

Propuesta de ley federal


El reclamo para eliminar los adeudos de alquiler tiene una oportunidad de convertirse en realidad gracias una iniciativa de ley presentada en el Congreso federal que busca cancelar las rentas de manera retroactiva.

La propuesta legislativa lleva el nombre de “ Acta de Cancelación de Rentas e Hipotecas” y contempla “el perdón total de pagos” tanto para inquilinos como para propietarios, “sin la acumulación de deuda (…) ni impacto negativo en el historial crediticio o de arrendatarios”.

En un comunicado el representante Ilhan Omar, autor del proyecto de ley, propone además establecer un fondo de alivio económico para arrendadores y dueños de viviendas que se encuentren pagando hipotecas que cubra las pérdidas de los adeudos cancelados.

Otro fondo opcional ayudaría a financiar la compra de unidades privadas en renta por parte de organizaciones no lucrativas y gobiernos locales o estatales con la finalidad de aumentar la oferta de viviendas asequibles durante la pandemia de coronavirus.

La iniciativa legislativa está patrocinada por decenas de organizaciones proinquilinos, entre ellas San Francisco Rising y la Alianza de Californianos por el Enpoderamiento de la Comunidad.

Opciones para inquilinos


El gobernador Gavin Newsom firmó una orden ejecutiva que prohíbe los desalojos de inquilinos afectados por la crisis del coronavirus durante los próximos dos meses en todo el estado.

La orden, con vigencia hasta el próximo 31 de mayo, protege a los arrendatarios de ser desalojados por no cubrir su cuota de alquiler, siempre y cuando la falta de pago sea por razones relacionadas con la pandemia de covid-19.

Entre las cláusulas de la acción ejecutiva se establece que los inquilinos deben notificar a los propietarios por escrito que no podrán pagar la totalidad o parte de su alquiler debido a la crisis de coronavirus. Ese aviso se debe entregar en un periodo no mayor a siete días después de la fecha de pago estipulada en el contrato de arrendamiento.

Las razones que justifican no realizar el pago son las siguientes:

  • El inquilino no pudo trabajar porque estaba contagiado de covid-19, bajo sospecha de ser portador del virus o cuidando a un familiar infectado o bajo sospecha de estarlo.
  • El inquilino fue despedido, le recortaron las horas de trabajo o experimentó reducción de su salario a causa de la pandemia de coronavirus o del mandato que obliga al cierre de negocios no esenciales.
  • El inquilino tuvo que faltar al trabajo para cuidar de un menor de edad cuya escuela fue cerrada como parte de las medidas para mitigar la propagación del coronavirus.

La moratoria contra desalojos establece que el inquilino está obligado a tener la documentación necesaria para justificar lo arriba mencionado, pero no está obligado a presentarla de manera anticipada al propietario. Por último, la orden señala que los inquilinos deberán pagar el monto total de la renta que han quedado a deber una vez que la moratoria pierda vigencia (el 31 de mayo), o de lo contrario pueden enfrentar una orden de desalojo.

Coronavirus: estas seis cosas deben ocurrir para que California pueda levantar su toque de queda

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés