null: nullpx
Ku Klux Klan

Desarman a un abogado que usa capucha del KKK y dice representar a los inmigrantes

Wayne Spindler es un asiduo crítico del Concejo Municipal de Los Ángeles que tendrá que entregar las cuatro armas de fuego que posee luego de haber enviado una nota racista que aludía a un funcionario local.
12 Jul 2017 – 5:00 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un hombre que suele ponerse una capucha del Ku Klux Klan (KKK) para despotricar en las reuniones del Concejo Municipal de Los Ángeles en contra de funcionarios, a quienes acusa de corruptos, acordó este martes entregar las cuatro armas de fuego que posee, entre ellas un fusil de asalto similar al AK-47.

La decisión de desarmar a este asiduo crítico del gobierno, identificado como Wayne Spindler, es producto de una acusación criminal luego de que fuera arrestado por amenazas y "perturbar la paz" durante la sesión del ayuntamiento del 18 de mayo de 2016, la cual era presidida por el concejal afroamericano Herb Wesson.

Ese día Spindler dibujó en una tarjeta de comentarios públicos algunas figuras referentes al KKK con un insulto racial aparentemente dirigido al concejal Wesson.

La Policía de Los Ángeles (LAPD) lo arrestó dos días después al considerar que se trataba de una amenaza y por lo que la Procuraduría de la Ciudad presentó cargos criminales en su contra, que posteriormente fueron retirados.


El abogado con capucha del KKK que dice representar a los inmigrantes

Loading
Cargando galería

¿Representante de los inmigrantes?

Spindler es un abogado de 47 años de edad radicado en la comunidad de Encino que de manera frecuente acude a las reuniones del ayuntamiento para participar en la sesión de comentarios públicos utilizando un vocabulario vulgar con el que acostumbra a lanzar insultos racistas.

Cuando habla en las sesiones públicas del gobierno local suele usar una capucha blanca marcada con una esvástica y a veces sus comentarios son a través de una marioneta.

En algunas ocasiones oficiales del LAPD han tenido que sacarlo de la sala por interrupir las reuniones con comentarios que hace a gritos y fuera de lugar, ya que dice que los ciudadanos no son escuchados a menos que sean enfáticos como él.

Spindler ha manifestado que no simpatiza con el KKK y que no es racista, y que por el contrario, se considera un representante de los inmigrantes que luchan contra la deportación.

Los dibujos de Spindler

En la tarjeta donde Spindler dibujó una cruz en llamas, una capucha del KKK, un hombre colgando de un arbol y escribió “Herb=Niger”.

Días después Spindler justificaría sus dibujos indicando que la cruz en llamas era “la ciudad que arde en corrupción” y que la capucha del KKK simbolizaba al ayuntamiento que va por el dinero de los ciudadanos mientras que el hombre colgado en el árbol era él mismo a quien el gobierno había linchado como contribuyente.


El incidente de la nota con dibujos llevó al LAPD a investigarlo y se determinó que poseía tres pistolas que no estaban a su nombre y un fusil de asalto Norinco 56S-1, similar al AK-47, cuya su posesión es ilegal en California y el cual tampoco estaba registrado.

Las armas de fuego, así como cargadores y cartuchos, deberá entregarlos al LAPD como parte del acuerdo judicial al que llegó con la Procuraduría de la Ciudad, que sin explicación retiró cargos criminales.

En enero pasado Spindler presentó una demanda federal en contra de la ciudad en la que exige una indemnización de $775,000 alegando que sus derechos civiles fueron violados cuando fue arrestado.

Por su parte, el concejal Wesson obtuvo una orden de restricción para que Spindler no pueda acercársele a menos de 100 pies, aunque puede continuar hablando en las sesiones públicas del Concejo Municipal.



Más contenido de tu interés