null: nullpx
Logo image
Vix

La Luna no es ni blanca ni gris: es un satélite lleno de colores que no puedes ver

Publicado 24 Jul 2020 – 02:14 PM EDT | Actualizado 24 Jul 2020 – 02:14 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los colores reales de la Luna fueron revelados y es mucho más que una esfera gris en el espacio esperando a ser explorada.

La imagen de la Luna está determinada, en gran parte, por el reflejo de la luz solar en el satélite natural de la Tierra.

El Sol, aunado al movimiento de rotación lunar, es responsable de que algunas noches el satélite sea más brillante que otras o que incluso llegue a ser percibida como una luna ‘roja’.

Incluso las expediciones lunares de Apollo o el rover chino Yutu-2 han dado una imagen gris de la Luna, donde, aparentemente, no hay más colores por descubrir.

El astrofotógrafo Andrew McCarthy desmintió el mito de la Luna gris y compartió una imagen con los colores reales del satélite, aunque no son detectables por el ojo humano.

McCarthy reunió más de 140 mil fotografías de la Luna en una sola imagen que manipuló en Photoshop para ‘exagerar’ los colores del satélite.

«Al hacer miles de fotos, he podido tomar las partes de cada una de ellas donde se resaltan esos cambios de color. Luego los he saturado con Photoshop para que podamos apreciarlos y he eliminado el reflejo de luz», explica el fotógrafo.

Los colores muestran la diversidad de minerales en la superficie lunar, específicamente del titanio. El color azul significa la presencia de grandes cantidades, mientras que el naranja muestra lo contrario.

El ojo humano no es capaz de percibir de los colores porque carece de fotosensibilidad para diferenciar entre las tonalidades de los minerales. Además, la luz del Sol ‘bloquea’ el brillo de la superficie lunar.

Incluso un humano parado en la superficie de la Luna sería incapaz de detectar los colores, por lo que el color que hemos aceptado es el gris aperlado.

Sin embargo, el hecho de que los colores no puedan ser detectados no significa que no estén ahí, pero la fotografía de Andrew los exagera para dar una idea de cómo es la Luna en realidad.

Las únicas herramientas del astrofotógrafo son un telescopio, una cámara y mucha paciencia para capturar miles de imágenes y después editarlas para convertirlas en una misma foto.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte