Así se Vive Mejor Belleza

Tacones más confortables

Para no perder la magia, cual Cenicienta, apunta estos consejos para que tus ‘pumps’ sean cómodos toda la noche.
30 Oct 2015 – 11:24 AM EDT



Texto: Ma. Victoria Losada


Los tacones altos suelen ser como el tipo de chicos que deberíamos esquivar: súper ‘sexies’, que tarde o temprano nos harán sufrir. Por suerte, mientras que cambiar a un hombre es prácticamente imposible, tus ‘high heels’ sí tienen arreglo y pueden convertirse en tu ‘perfect match’. Descubre cómo, con estos consejos para hacer de tus tacones ¡tu príncipe azul!     

Mejor prevenir que curar. A la hora de comprar unos ‘stilettos’, elige ir de ‘shopping’ por la noche, luego de un largo día de trabajo. Si encuentras un modelo que te guste y que te siente bien con los pies hinchados, sabrás que es ‘the one’, aseguró la diseñadora de zapatos, Luz Kogiso. Además, advirtió que jamás compres tacones ‘online’ que no puedas probarte, ni que lleves pares en liquidación que no sean de tu talla, porque lo barato acabará saliéndote caro. 

Zapatos nuevos. Si te compraste ‘heels’ para un evento especial, no te aventures a estrenarlos ese día. La experta recomendó usarlos la semana previa en casa, de modo que puedas estirarlos. Si no cuentas con este “período de adaptación”, recurre a tu zapatero para que te ayude a estirar la horma con un aparato especial.  

Aprende a caminar. No es lo mismo andar en ‘flats’ que a 8 cm (3 pulgadas) del suelo. Kogiso consideró que  todas las mujeres deberían instruirse en el arte de deslizarse con tacones en su adolescencia. ¿El secreto? Mantener la espalda erguida, recurrir a los músculos del pie para impulsar el movimiento, y adoptar la seguridad y actitud de una súper modelo. ¡La práctica hará el resto! 

Para evitar la fricción. Shannyn, autora del blog Frugal Beautiful, recomendó recurrir a un ‘blister blocker’ o a un desodorante en barra (si estás en apuros). Colócalos en las zonas del pie en las que experimentes roces. Actuarán como una barrera para proteger tu piel de futuras ampollas. 

Si te aprieta. Une el tercer y el cuarto dedo de tu pie con cinta adhesiva médica. Esto, según Shannyn, ayudaría a ganar equilibrio y a calmar el dolor. Otra opción es meter los zapatos en el ‘freezer’ con una bolsa con agua hasta la mitad, para que cuando se congele, expanda el tacón, agregó Luz. 

‘Service’. Debes cuidar tus tacones como a tu coche. Esto significa que tras una cierta cantidad de distancia recorrida, o una vez al año, deberías visitar a un zapatero para que los deje a punto. Las plantas de tus tacones se desgastan y, si lo hacen de forma desigual, puede resultar incómodo y peligroso. ¡No corras riesgos y hazles el ‘service’ a tiempo!  


Claves para usar el borgoña

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés