null: nullpx
Vacunas

Vacunen a sus hijos: el llamado urgente de las autoridades sanitarias tras el brote de sarampión en el noroeste del país

Funcionarios de salud reiteraron el mensaje tras expresar preocupación por el tiempo que les puede tomar controlar el brote de la contagiosa enfermedad, debido a un detalle: la baja tasa de vacunación existente en el epicentro de la crisis, gracias a padres que optan por no inmunizar a sus niños.
29 Ene 2019 – 10:52 AM EST

El brote de sarampión cerca de Portland ha enfermado a 36 personas en los estados de Oregon y Washington desde el 1 de enero. La mayoría de los pacientes eran niños menores de 10 años. Al menos 31 de ellos no estaban vacunados.

Las autoridades sanitarias informaron que el brote es un ejemplo claro de por qué es crítico que los padres vacunen a sus hijos en contra del sarampión, una enfermedad que fue radicada en Estados Unidos después de que estuviera disponible la vacuna en 1963.

El 7.9% de los niños que viven en el condado de Clark estuvieron exentos, el curso escolar anterior, de las vacunas necesarias para entrar en la guardería, incluidas las dos dosis para el sarampión, que son efectivas en el 97% de los casos, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Solamente el 1.2% tenían una dispensa médica, lo que supone que cerca del 7% no se vacunaron por razones personales o religiosas. En todo el país, cerca del 2% de los niños no recibieron vacunas por razones no médicas. El alto porcentaje de niños no vacunados por razones diferentes a las médicas convierte esta zona en un 'punto caliente' para los brotes, más susceptible al rápido contagio de las enfermedades prevenibles con vacunas.

Esta posición antivacunas ha sido ampliamente desacreditada por la comunidad científica, a través de numerosos estudios, algunos de ellos realizados por el Institute of Medicine, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los National Institutes of Health, la National Academy of Sciences y la Organización Mundial de la Salud.

Emergencia

"El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que puede resultar fatal para los niños pequeños", dijo Jay Inslee, gobernador de Washington, en su proclamación del estado de emergencia del 25 de enero, que permitirá acceder a los recursos médicos con más fluidez. "Estos casos suponen un riesgo de salud pública extrema que pueden extenderse rápidamente a otros estados", agregó el gobernador.

Por otra parte, los legisladores del estado presentaron el viernes una propuesta de ley para prohibir las exenciones a la vacuna del sarampión, una enfermedad grave, muy contagiosa, que causa sarpullidos y fiebre. El sarampión se declaró eliminado en el año 2000 en EEUU gracias a los programas de vacunación. Las exenciones a las vacunas obligatorias, no obstante, hicieron que reapareciese la enfermedad.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que las personas que no hayan sido vacunadas, pero piensen que podrían haber estado en contacto con el virus del sarampión, reciban la vacuna, que puede proteger o mitigar el avance de la enfermedad si se recibe hasta 72 horas después de haber estado en contacto con el virus.

Un estudio del verano pasado identificó un número de 'puntos calientes' en Estados Unidos, como Portland y Seattle, que los expertos creen que son más vulnerables a la irrupción de enfermedades que se pueden prevenir con las vacunas. Estados como West Virginia o Mississippi, que no permiten las excepciones a la vacunación, registran porcentajes más altos de niños que reciben las vacunas.

El pasado noviembre se extendió un brote de varicela en Carolina del Norte, otra de las zonas que aparecen en este estudio como reticentes a las vacunaciones.

No, las papas fritas no funcionan contra la calvicie: desmontamos 9 bulos de salud

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:VacunasSalud InfantilSarampión
Publicidad