Vacunas

Cada vez son más los niños que no han recibido ninguna vacuna en EEUU

Unos 100,000 niños nacidos entre 2015 y 2016 no han recibido ninguna vacuna, según un nuevo informe de las autoridades sanitarias que indica que el porcentaje de pequeños de 2 años o menos que no está inmunizado contra enfermedades como el sarampión o la tosferina se ha cuadruplicado en los últimos 17 años.
12 Oct 2018 – 11:39 AM EDT

El informe de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) difundido el jueves señala que, en 2017, un 1.3% de los niños nacidos en 2015 o después no había recibido ninguna vacuna contra enfermedades prevenibles como el sarampión o la tosferina. En la encuesta anterior, elaborada en 2011, este porcentaje era del 0.9%. Otro sondeo de 2001 situaba el número de pequeños de entre 19 y 35 meses que no habían recibido ninguna vacuna en el 0.3%.

A pesar de que este porcentaje representa una pequeña fracción en relación a los 8 millones de niños nacidos en los dos últimos años que sí están vacunados, la tendencia preocupa a las autoridades sanitarias.

"Esto es algo sobre lo que estamos muy preocupados", dijo la pediatra y consultora sobre vacunas para los CDC Amanda Cohn en declaraciones al The Washington Post. "Sabemos que hay padres que eligen no vacunar a sus hijos. También puede haber padres que quieran y no puedan", señaló.

Algunas enfermedades, como el sarampión, han vuelto a propagarse en algunas zonas de Estados Unidos debido a que los padres no vacunaron a sus hijos. El año pasado, Minnesota registró el mayor brote de sarampión en décadas avivado por activistas antivacunas.

Aunque el informe no explica las razones de este incremento, los expertos indican que los niños sin seguro médico o con Medicaid y aquellos que residen en zonas rurales tienen menos probabilidades de estar al día con sus vacunas que aquellos con seguros privados o residentes en una ciudad.

El porcentaje de niños que no tienen seguro médico y están sin vacunar es del 7%, frente al 0,8% de aquellos con seguros privados. Estos datos son preocupantes porque los niños sin seguro o con Medicaid tienen acceso a vacunas gratis ya que están cubiertos por el programa Vaccines for Children. Además de la posible desinformación por parte de los padres, que podrían desconocer la existencia de estos programas, la falta de pediatras en zonas rurales o el transporte deficiente podrían explicar estos números.

Un estudio de hace unos meses identificó un número de "puntos calientes" en Estados Unidos que los expertos creen que son más vulnerables a la irrupción de enfermedades que se pueden prevenir con las vacunas. Estados como West Virginia o Mississippi, que no permiten las excepciones a la vacunación, registran porcentajes más altos de niños que reciben las vacunas.

La posición antivacunas está desacreditada

Una encuesta de 2016 or la American Academy of Pediatrics (AAP) reflejaba una preocupante tendencia de padres que se oponen a que sus hijos reciban vacunas. La razón que más repiten es que las vacunas son “innecesarias”, que no quieren causarle “incomodidades” a sus hijos y que tampoco quieren “atosigar” su sistema inmunológico inútilmente.

Esta posición antivacunas ha sido ampliamente desacreditada por la comunidad científica, a través de numerosos estudios, algunos de ellos realizados por el Institute of Medicine, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), National Institutes of Health, National Academy of Sciences y la Organización Mundial de la Salud.

"Hoy tenemos el privilegio de poder debatir la utilidad de las vacunas porque las muertes para la mayoría de las enfermedades prevenibles ya no son frecuentes en este país", sostiene Kathleen Winter, epidemióloga del departamento de Salud Pública de la Universidad de Kentucky.

"Este privilegio existe porque la gran mayoría de los individuos se han vacunado, y esto protege a los demás", subraya. Este escudo protector es crítico para individuos con sistemas inmunológicos debilitados, como recién nacidos, ancianos, personas que están sometidas a quimioterapia o mujeres embarazadas: los sectores más débiles de la sociedad. Los individuos saludables que eligen no vacunarse debilitan la fortaleza e integridad de este escudo.

No, las papas fritas no funcionan contra la calvicie: desmontamos 9 bulos de salud

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Salud infantilSaludEnfermedades
Publicidad