null: nullpx
Universidades

Empleado universitario rompió vitral con escena racista en Universidad de Yale, fue arrestado y celebrado en corte y en las redes

El vitral mostraba una escena de dos esclavos cargando canastas de algodón, que el empleado consideró como "racista y muy degradante"
12 Jul 2016 – 1:50 PM EDT

Un empleado de un comedor escolar en la Universidad de Yale fue arrestado y enfrenta acusaciones criminales por haber roto un vitral en una residencia universitaria que representaba a dos esclavos cargando canastas de algodón.

El ahora ex empleado, Corey Menafee, de 38 años de edad, dijo a la publicación local New Haven Independent que estaba cansado de mirar el "racista, muy degradante" mural, y que decidió romperlo con un palo de escoba.

El incidente ocurrió el pasado 13 de junio pero Menafee tuvo su primer día en corte este martes, en donde enfrenta cargos por poner en peligro la vida humana y daños a la propiedad.

Varias personas se acercaron al tribunal en New Haven para apoyar al hombre, quien dijo que no debió romper el "perturbador" vitral, pero que ya el daño estaba hecho.

Menafee lavaba platos en una de las residencias académicas de Yale, Calhoun College, nombrada en honor a John C. Calhoun, vicepresidente estadounidense, secretario de Estado, senador y congresista durante la primera mitad del siglo XIX, más conocido por ser un ferviente defensor de la esclavitud.


El trabajador contó al Independent que no tiene que ver nada con las protestas estudiantiles que han pedido se le cambie el nombre a la residencia, "simplemente dije 'eso se viene abajo hoy. Me cansé'. Me puse en la posición para hacerlo y lo hice".

"Tomé una escoba y (el vitral) estaba bastante alto. Me subí, lo alcancé y lo rompí. Es 2016, no tengo que venir al trabajo y ver cosas como esa", agregó Menafee.

Posteriormente el hombre fue arrestado por la Policía de Yale y salió esposado del campus.

La Universidad de Yale, en un breve comunicado, explicó que un comité ya había recomendado el mes pasado retirar el vitral y reemplazarlo con otro, y que estaba buscando a un artista para que lo hiciera cuando ocurrió el incidente.

La universidad no identificó empleado pero dijo que el hombre "pidió disculpas por sus acciones y luego renunció a la universidad". Agregó que algunos pedazos de vidrio cayeron hacia la parte exterior del edificio y sobre una mujer, pero no le hicieron daño.

"La Universidad no abogará porque acusen al empleado en conexión con este incidente y tampoco está pidiendo restitución" por los daños", indica la declaración.

El caso, sin embargo, sigue en pie y tras la audiencia de este martes un juez citó a otra para el 26 de julio.

Personas que apoyan a Menafee crearon una petición para que no se le procese judicialmente por el hecho, que el miércoles al mediodía ya casi llegaba a 1,500 firmas, y otra en GoFundMe para ayudarlo financieramente tras perder su trabajo, que había recaudado casi dos mil dólares.

Durante los últimos años han surgido movimientos de estudiantes en distintas universidades pidiendo que se eliminen de los edificios, emblemas, lemas y hasta títulos del personal todas las referencias que tengan que ver con la esclavitud o el racismo.

En agosto de 2015 el presidente de Yale, John Salovey, promovió una discusión sobre el Calhoun College, a raíz de la entonces reciente masacre de nueve afroamericanos a manos del supremacista blanco Dylann Roof, en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, que motivó que se bajaran numerosas banderas confederadas que ondeaban en varios edificios públicos del sur del país.

John C. Calhoun fue un egresado de Yale, nació en Carolina del Sur y tenía algunas ideas "repugnantes", como creer que la esclavitud era un mal necesario, según Salovey.

Sin embargo, el pasado mes de abril Yale decidió mantener el nombre de Calhoun College, "para motivar a la comunidad del campus a confrontar la historia de la esclavitud, enseñar esa historia y su legado".

A la misma vez la institución decidió eliminar el título de 'master' ('amo') que tenían los líderes de cada residencia, ahora llamados 'head of college'.

Este año la Universidad de Harvard también dejó de llamar a los líderes de cada residencia 'house master', y removió el escudo de su Escuela de Derecho, inspirado en el emblema familiar de Isaac Royall, un dueño de esclavos del siglo XVIII que donó un terreno a la institución en donde se erigió su primera cátedra de leyes.

Otras universidades también han ido reemplazando sus mascotas deportivas con tintes racistas, como la universidad de North Dakota, que adoptó el apodo de 'Fighting Hawks' para sustituir al de 'Fighting Sioux' de sus equipos, o la universidad de Susquehanna, en Pennsylvania, que retiró su apodo 'Crusader' (Cruzado).

Lea también:

Publicidad