null: nullpx
Tormentas Tropicales

Otto se debilita, pero se espera que vuelva a fortalecerse antes de impactar en Costa Rica o Nicaragua

En Panamá cuatro personas murieron y cinco están desaparecidas tras los torrenciales aguaceros. De nuevo con categoría de tormenta tropical, avanza hacia el norte con vientos sostenidos de 70 millas por hora.
22 Nov 2016 – 1:59 AM EST

La tormenta tropical Otto, después de adquirir la potencia de huracán este martes. perdió fuerza leventemente en su avance a las costas de América Central, según informó el Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami.

En su último boletín de las 1:00 am de este miércoles el centro informó que Otto se ha degradado ligeramente y avanza despacio con vientos de 70 millas por hora (110 km/h) y se espera que vuelva a fortalecerse. El ciclón se situaba a 155 millas (250 km) de Costa Rica y a 200 millas (320 km) de Nicaragua.

Según los pronósticos del NHC, Otto recuperá fuerza de huracán este jueves antes de tocar tierra, donde volverá a perder intensidad.



Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Colombia decretaron alertas parciales en algunas zonas ante la formación este lunes de Otto como tormenta tropical.

Cuando apenas falta una semana para que concluya la temporada de huracanes en el Atlántico, que se extiende del 1 de junio al 30 de noviembre, Otto se formó a 34 millas de la isla colombiana de San Andrés con vientos de más de 50 millas por hora.



La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres informó que prepara planes de contingencia en el departamento insular de San Andrés, Providencia y Santa Catalina para reducir posibles impactos por el paso de Otto.

El organismo hizo un llamamiento a los pescadores para que "se abstengan de realizar faenas hasta tanto se normalice la situación" y solicitó a las embarcaciones menores que suspendan actividades.

En Panamá, el Gobierno decretó alerta roja para la zona del Caribe y suspendió las clases en todo el país después de que al menos cuatro personas murieran por las persistentes lluvias, incluido un niño que fue aplastado por un árbol. Otras cinco personas están desaparecidas, informaron las autoridades.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) ordenó levantar bandera roja en las costas del Caribe, ya que las olas pueden llegar a alcanzar más de 9 metros de altura, prohibieron salir a navegar a las “embarcaciones menores” y habilitaron algunos albergues.

Además, la Autoridad del Canal de Panamá abrió por primera vez en cuatro años las 14 compuertas del lago Gatún que surte el agua que mueve las esclusas, aunque no se prevé que el tránsito de buques por el canal interoceánico se vea afectado.

Las autoridades costarricenses emitieron alerta amarilla para todo el país y los servicios de emergencias se preparan para su paso.


El Gobierno de Costa Rica ordenó el desalojo de 4,000 personas en la costa norte del Caribe que comenzaron a ser trasladadas por vía marítima y aérea a zonas seguras. Además, desplegaron 600 policías en las zonas de mayor riesgo.

"La evacuación no es voluntaria: es una evacuación que se ha denominado obligatoria e inmediata", dijo el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, en conferencia de prensa.

En Nicaragua, que mitió una alerta amarilla o de vigilancia, las autoridades se preparaban para sacar a hasta 7,000 personas de zonas vulnerables. Ya han retirado a varios turistas.

"Ya están previstos los esquemas de evacuación y sencillamente se va a definir la hora", dijo a periodistas el jefe del Sistema de Prevención y Atención de Desastres de Nicaragua (Sinapred), Guillermo González.

Guatemala, que desde el inicio de la temporada de lluvias ha registrado 13 muertos, mantiene también una estrecha vigilancia. El pasado agosto, la tormenta Earl causó más de 17,000 afectados y obligó a evacuar a casi 750 personas.

En fotos: El paso del huracán Otto por Panamá

En fotos: El paso del huracán Otto por Panamá

Loading
Cargando galería



Publicidad