"Queremos cambio": estudiantes de Parkland llevan su lucha contra las armas a Tallahassee y Washington DC

Sobrevivientes de la masacre se manifestarán en la capital de Florida para exigir una mayor regulación. Este martes cientos de jóvenes estudiantes han salido a las calles en el sur de Florida para solidarizarse con el movimiento que pide un mayor control de armas.

Este martes cientos de estudiantes de varias escuelas del sur de Florida salieron de sus aulas para unirse a las protestas que empezaron en Parkland tras la masacre de 17 personas. Se trata de un movimiento que intenta llevar a nivel nacional la creciente demanda para un mayor control de armas que termine con una legislación federal más amplia que aún no es sometida a votación.

Las protestas de este martes han sido en Fort Lauderdale, Hollywood y Boca Ratón y ocurren en momentos en que cientos de estudiantes de la secundaria Stoneman Douglas se dirigen a la capital del estado, Tallahassee, para hablar con legisladores locales sobre iniciativas que regulen la venta de armas a nivel estatal.

Un primer grupo de jóvenes, al que se unirán progresivamente otros antes del miércoles, serán los protagonistas de una manifestación del movimiento que han impulsado bajo el lema #NeverAgain (Nunca más). El alcalde de Tallahassee, el demócrata Andrew Gillum, recibió a algunos de estos estudiantes, a los que calificó como "algunos de los jóvenes más valientes que he conocido".

"Esta semana están luchando no solo por sus compañeros de clase, profesores y su escuela, sino para hacer #NeverAgain una realidad", añadió.

También ocurre en momentos en que el actor George Clooney y su esposa Amal anunciaron la donación de 500,000 dólares para la organización de la marcha programada para el próximo 24 de marzo en Washington DC.

"Amal y yo estamos muy inspirados por la valentía y elocuencia de estos jóvenes de la Secundaria Stoneman Douglas", dijo Clooney en un comunicado. "Nuestra familia estará allí el 24 de marzo para estar con esta increíble generación de jóvenes de todo el país, y en nombre de nuestros hijos Ella y Alexander, estamos donando $500,000 para ayudar a pagar este evento sin precedentes. Las vidas de nuestros niños dependen de él".


Entre los objetivos de la protesta en Tallahassee está el concentrarse hacia el mediodía del miércoles frente al Capitolio estatal, justo una semana después de la masacre. Además, aprovecharán la ocasión para reunirse con la fiscal general de Florida, Pam Bondi; con el presidente del Senado estatal, Joe Negron; y el líder de la cámara baja, Richard Corcoran, así como legisladores de ambas cámaras.

El domingo, otro grupo de estudiantes realizó un acto de protesta en Washington DC. Los jóvenes, provenientes de escuelas de la región el lunes, se tumbaron en el suelo afuera de la Casa Blanca durante tres minutos, simbolizando el poco tiempo que tardó el autor del tiroteo de Florida, Nikolas Cruz, en comprar el rifle semiautomático AR-15 con el que perpetró la matanza.

"Es realmente importante expresar nuestra ira y la importancia de finalmente tratar de hacer un cambio y tener control de armas en Estados Unidos", dijo a la agencia AP la estudiante Ella Fesler de 16 años de edad en Washington DC.

" Queremos enviar un mensaje a los políticos, decirles que tienen que hacer algo ante esto, que es su responsabilidad, porque ellos dan voz al pueblo y nosotros somos el pueblo", dijo una de las organizadoras de la protesta, Eleanor Nuechterlein, a la cadena de televisión local WUSA9.

En la protesta, denominada 'Marcha por nuestras vidas', se pedirá también que los políticos rindan cuentas sobre las donaciones que reciben de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

"La gente dice que no es el momento de hablar sobre el control de armas y podemos respetar eso. Aquí hay un momento. El 24 de marzo en cada ciudad", dijo Cameron Kasky, estudiante de tercer año de la escuela secundaria tras darse a conocer los detalles de la manifestación la pasada semana.

" Vamos a marchar juntos como estudiantes, rogando por nuestras vidas", explicó Kasky, en declaraciones a los medios. "En las próximas elecciones estamos diciendo que si estás aceptando dinero de la NRA, es una vergüenza para ti, porque estás permitiendo que cosas como esta sucedan".

"Esto no tiene que ver con el GOP (Partido Republicano). No tiene que ver con los demócratas. Se trata de que creemos una señal de vergüenza para cualquier político que acepte dinero de la NRA”, aseguró el estudiante.

“Desagradables” y “patéticas”

Emma González y David Hogg, sobrevivientes del tiroteo en Parkland, criticaron este lunes durante una entrevista con la cadena CNN las respuestas de políticos sobre el control de armas y las calificaron como “desagradables” y “patéticas”

"Dicen que los delincuentes obtienen armas sin importar las leyes que tengas vigentes. Eso podría ser cierto, pero no tenemos que alentarlos a obtener esas armas", dijo González a CNN. " Podemos hacerlo más difícil... y podemos prevenir algunos crímenes gravemente desagradables y algunas tragedias realmente indescriptibles. Y si alguien no quiere hacer eso en este momento, es patético".

"Es absolutamente aterrador el hecho de que hablen sobre cómo el control de armas no es la solución. Cada respuesta es la solución en este punto porque no hemos probado ninguna de ellas", opinó el estudiante David Hogg.


Proyecto para nuevos requisitos en la compra de armas

La Casa Blanca anunció este lunes que el presidente Donald Trump, quien en los últimos días ha sido criticado tras el tiroteo de Parkland, "apoya los esfuerzos para mejorar el sistema federal de verificación de antecedentes" para la compra de armas.

En un comunicado la secretaria de prensa, Sarah Sanders, afirmó que el mandatario tuvo una conversación con el senador republicano de Texas John Cornyn el pasado viernes sobre un proyecto de ley que presentó junto con el demócrata de Connecticut Chris Murphy cuyo objetivo es revisar y endurecer los requisitos tanto federales como estatales para comprar armas.

El proyecto de ley de Cornyn y Murphy fue presentado en noviembre pasado y tiene un alcance limitado: obligaría a aplicar el requisito ya existente de que las agencias federales informen de cualquier crimen al Sistema Nacional Instantáneo de Verificación de Antecedentes Criminales (NICS, en inglés) del FBI.

También crearía incentivos financieros para que los estados informen al NICS de cualquier ofensa criminal, con el objetivo de fortalecer esa base de datos y prevenir que aquellas personas con antecedentes criminales puedan adquirir un arma de fuego.

Por ahora, no se vislumbra que exista un apoyo mayoritario en el Senado y la Cámara para aprobar ningún cambio legislativo enfocado en esa dirección.

RELACIONADOS:Tiroteo en ParklandMiamiMiamiFloridaDonald Trump