null: nullpx
Logo image
Tiroteo en Uvalde, Texas

La historia se repite: un arma de asalto estilo AR-15 está detrás del tiroteo en Texas

El joven de 18 años que atacó la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas, tenía un rifle semiautomático estilo AR-15 y cargadores de alta capacidad. Desde que su prohibición fue levantada en 2004, se ha multiplicado su uso en incidentes armados.
Publicado 25 May 2022 – 01:12 PM EDT | Actualizado 25 May 2022 – 01:25 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El joven de 18 años que atacó una escuela primaria en Uvalde, Texas, el martes, matando a 19 niños y dos maestras, habría comprado dos armas legalmente pocos días después de su cumpleaños la semana pasada, según las autoridades.

Los investigadores dijeron que el asesino tenía una pistola, un rifle semiautomático estilo AR-15 y cargadores de alta capacidad.

Los rifles de estilo AR-15 han desempeñado un papel destacado en la mayoría de los recientes tiroteos masivos de gran repercusión en Estados Unidos y se han caracterizado por ser el arma elegida por los autores de estos crímenes.

Una de cada cinco armas de fuego que se compra hoy en día en EEUU es un rifle de estilo AR-15, según estimaciones de la National Shooting Sports Foundation (NSSF), una asociación comercial nacional de la industria de las armas de fuego. El AR-15 fue desarrollado a finales de la década de 1950 como arma civil por un ex infante de marina que trabajaba para una pequeña empresa emergente de California llamada ArmaLite.

Colt compró la patente y desarrolló una versión automática para las tropas en Vietnam, llamada M16. Tras la expiración de la patente, el AR-15 proliferó con otras empresas, como Remington, que fabricaron rifles semiautomáticos similares al AR-15.

En octubre de 2021, Estados Unidos contaba con más de 20 millones de rifles estilo AR-15 legalmente en circulación, según la NSSF.

Se dice que el arma, que dispara una ronda por cada tirón del gatillo, es deseable entre los estadounidenses debido a su peso ligero y versatilidad.

Cargando Video...
Imágenes tras el tiroteo en una escuela primaria en Texas que dejó al menos 19 niños muertos

El rifle AR-15 provoca un impacto mucho más devastador en el cuerpo humano

La mayoría de los homicidios relacionados con armas de fuego en Estados Unidos se producen con pistolas. Sin embargo, los AR-15 infligen mucho más daño al tejido humano que la típica pistola.

Esto se debe en gran medida a la alta velocidad con la que se disparan las balas por la boca del cañón de un rifle estilo AR-15, lo que provoca un impacto mucho más devastador en el cuerpo humano, destrozando los huesos y destruyendo los órganos. Las balas a menudo se desintegran tras el impacto al atravesar el cuerpo, infligiendo un daño interno más amplio y dejando heridas de salida abiertas.

A las familias de los implicados en el tiroteo de la escuela primaria de Uvalde, Texas, se les pidió que dieran muestras de ADN para ayudar a los investigadores a identificar a las víctimas. Los hisopos de ADN se utilizan habitualmente para verificar la identidad de las víctimas de catástrofes, sobre todo en los casos en que los cuerpos no son inmediatamente identificables por falta de documentos de identidad o por graves desfiguraciones físicas.

El martes, desde la Casa Blanca, el presidente Joe Biden, visiblemente conmocionado, instó a los estadounidenses a enfrentarse al poderoso grupo de presión de las armas, al que culpó de bloquear la promulgación de leyes más estrictas sobre la seguridad de las armas de fuego.

"Como nación, tenemos que preguntarnos: "¿ Cuándo, en nombre de Dios, vamos a plantar cara al lobby de las armas?", dijo el mandatario en la televisión nacional, sugiriendo restablecer la prohibición en EEUU de las armas de asalto y otras "leyes de sentido común sobre las armas".

La historia sangriente del rifle estilo AR-15

Al parecer, un rifle semiautomático AR-15 o una variante se ha utilizado en múltiples tiroteos masivos en los últimos años, como el de la escuela primaria Sandy Hook (Connecticut); una fiesta en San Bernadino (California); un cine en Aurora (Colorado); la secundaria en Parkland (Florida) y un concierto al aire libre en Las Vegas (Nevada). Un total de 154 personas murieron en esos tiroteos.


Todos los incidentes se produjeron tras el fin de una prohibición de 10 años que se impuso a la fabricación y venta de ciertas armas de fuego semiautomáticas como el AR-15, que se definen como 'armas de asalto'.

La prohibición fue aprobada por una ajustada votación de 52 a 48 en el Senado de EEUU en 1994, y fue firmada por el presidente Bill Clinton el mismo día. La prohibición expiró en 2004. Aunque sobrevivió a varios recursos de inconstitucionalidad, los múltiples intentos de renovar la prohibición han fracasado.

El AR-15 ha sido prohibido en otros países tras ataques


También se utilizó un rifle Colt AR-15 en la masacre de Port Arthur de 1996, en la que murieron 35 personas y 23 resultaron heridas en el peor tiroteo de la historia de Australia. Tras el tiroteo, Australia restringió la propiedad privada de rifles semiautomáticos. En 2019, a raíz del tiroteo en la mezquita de Christchurch, en el que 51 personas murieron a manos de un hombre armado con un rifle de estilo AR-15, el gobierno de Nueva Zelanda promulgó una ley para prohibir las armas de fuego semiautomáticas, los cargadores y las piezas que pueden utilizarse para ensamblar armas de fuego prohibidas. En 2021, Canadá también prohibió el AR-15 después de que un solo hombre armado matara a 22 personas en Nueva Escocia.

El martes, el sospechoso disparó primero a su propia abuela, que sobrevivió, según las autoridades. A continuación, huyó del lugar y estrelló su coche cerca de la Escuela Primaria Robb, donde inició la matanza que terminó cuando fue abatido por la policía, según Greg Abbott, el gobernador de Texas.

Este último ataque tiene ecos del tiroteo de Sandy Hook de 2012, en el que murieron 26 personas en una escuela de Newtown. El 14 de diciembre de 2012, un joven de 20 años, disparó mortalmente a su madre en su casa antes de dirigirse a la escuela primaria.

Entró a tiros en la escuela cerrada, donde mató a 20 alumnos de primer grado y a seis educadores con un rifle estilo AR-15 comprado legalmente por su madre. Luego se suicidó antes de que llegara la policía.

En febrero, las familias de nueve víctimas de Sandy Hook llegaron a un acuerdo de 73 millones de dólares en una demanda contra el fabricante del rifle utilizado en el tiroteo.

El caso contra Remington, presentado en 2015, fue seguido de cerca por los defensores del control de armas, los partidarios de los derechos de las armas y los fabricantes debido a su potencial para proporcionar una hoja de ruta para que las víctimas de otros tiroteos demanden a los fabricantes de armas de fuego.

Las familias y un superviviente argumentaron que la empresa nunca debería haber vendido un arma tan peligrosa al público. Han dicho que su objetivo es prevenir futuros tiroteos masivos obligando a las empresas de armas a ser más responsables con sus productos y con su comercialización.

En el último tiroteo masivo en una escuela, un hombre armado utilizó un rifle estilo AR-15 en 2018 para matar a 14 niños y tres miembros del personal en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés