null: nullpx
Donald Trump

Un 4 de julio con discurso de Trump y tanques: critican la politización del Día de la Independencia en Washington DC

Trump lleva meses promoviendo el 'Saludo a Estados Unidos', un evento que se celebrará en el Mall Nacional que incluirá un desfile militar con aviones sobrevolando la capital y tanques. Diferentes sectores han criticado que es una politización del tradicional acto del 4 de julio.
1 Jul 2019 – 6:22 PM EDT

WASHINGTON, DC.- "¡El 4 de julio, en Washington DC. Vengan. Va a ser un gran día. Traigan sus banderas!". Con estas palabras, el presidente Donald Trump invitó a la celebración del Día de la Independencia a sus seguidores el pasado 18 de junio durante el lanzamiento de la campaña por su reelección en Orlando. Pero el de este jueves no será un acto tradicional con fuegos artificiales y música como años anteriores en la capital estadounidense.

Al contrario que otros días de la Independencia, esta vez Trump se lo ha tomado como algo personal y, según reportes de prensa, está siguiendo cada uno de los preparativos del evento que en esta ocasión incluirá un discurso presidencial en un escenario delante del monumento de Abraham Lincoln y un desfile militar con aviones sobrevolando la capital y tanques.

Y eso ha levantado suspicacias de diferentes sectores que temen que un acto tan tradicional como la celebración del 4 de julio se politice.

"Vamos a tener tanques estacionados fuera", confirmó este lunes el presidente en declaraciones ofrecidas en la oficina oval, sin especificar cuántos serán ni dónde estarán. "Saben que tenemos muchos tanques nuevos ahora". Más tarde, un fotógrafo de AP encontró dos tanques M1A1 Abrams y dos vehículos de combate Bradley estacionados en el sureste de la capital.

Según adelantó este lunes The Washington Post, el presidente había pedido al director interino del Servicio de Parques Nacionales, P. Daniel Smith, que estacione tanques y otros vehículos de combate en el Mall Nacional para el desfile.

El artículo, que cita a varias fuentes conocedoras de la organización del evento que hablaron en condición de anonimato, aseguraba que la negociación sobre el uso de grandes equipos militares, como tanques Abrams o vehículos de combate Bradley, para el acto 'Salute to America' ('Saludo a EEUU') era uno de los muchos detalles por definir sobre la celebración planeada para el jueves.

Tampoco se ha definido por el momento, según el diario, cómo se llevará a cabo la seguridad de un evento que se espera multitudinario ni cómo la Casa Blanca prevé distribuir las entradas de la zona restringida VIP que habrá en el monumento de Lincoln, donde Trump dará su discurso.

"Podría crear la apariencia de un acto de campaña partidista"

Pese a que en los últimos días ha aumentado la expectativa sobre el evento 'Saludo a EEUU', Trump lo anunció hace meses, concretamente el 4 de febrero en su cuenta de Twitter, donde dijo que celebraría "una de las mayores concentraciones de la historia de Washington DC".

"¡Una gran exhibición de fuegos artificiales, entretenimiento y un discurso de su presidente favorito: yo!", escribió entonces.


A principios de junio, tres representantes le pidieron a Trump en una carta replantearse sus planes para el 4 de julio porque consideraban que el evento organizado por el presidente "podría crear la apariencia de un acto de campaña partidista televisado en el Mall con dinero público".

"Por décadas, el 4 de julio en el Mall Nacional ha sido un acto no partidista y apolítico", le dijeron en una carta los congresistas demócratas Steny Hoyer (Maryland), Raúl Grijalva (Arizona) y Betty McCollum (Minnesota).

"Respetuosamente le pedimos que busque maneras de complementar y no entrar en conflicto con la celebración del 4 de julio como considerar una fecha anterior o lugar alternativo para su intervención", le escribieron entonces.

En mayo, el secretario del Interior, David Bernhardt, le prometió a un subcomité de Apropiaciones del Senado que se aseguraría que las declaraciones de Trump no fueran partidistas y que no le engrandecerían, algo que violaría las leyes de gasto federal, según informó Politico. “Me aseguraré de que cada dólar que gastemos cumpla con la ley”.

¿De dónde saldrá el dinero?

Lo que se conoce públicamente sobre el evento ha sido revelado precisamente por Bernhardt. El acto, según informó su departamento, incluirá un sobrevuelo de los US Navy Blue Angels, conciertos y dos espectáculos de fuegos artificiales "gracias a una generosa donación", además del discurso de Trump "para honrar a las Fuerzas Armadas".


Según Bernhardt, los fuegos artificiales se llevarán a cabo gracias contribución de $750,000 de las compañías Phantom Fireworks y Fireworks by Grucci, mientras que el Departamento de Defensa se encargará del entretenimiento musical y de la demostración aérea.

Pese a que Bernhardt destaca la donación de los fuegos artificiales, el gobierno no ha revelado cuál será el costo de esta celebración y cuánto les costará a los contribuyentes los gastos adicionales de un evento en el que se necesitará ampliar la seguridad en distintos puntos de la capital, así como los servicios de limpieza.


La alcaldesa de la capital, Muriel Bowser, ha dicho que su oficina hará todo lo necesario para mantener a la gente segura durante la celebración y ha adelantado que pedirá al gobierno federal un reembolso de los gastos relacionados con el evento.

Pero, según The Washington Post, la administración Trump y el presidente aún no han pagado a la alcaldía los $7.3 millones de dólares de gastos que le supuso a Washington DC la toma de posesión de Trump en 2017.

El desfile militar, un deseo postergado de Trump

Por otra parte, más allá de la exhibición aérea y de la confirmación de Trump de que habrá tanques, no se tienen muchos detalles sobre quién participará en el acto militar. Pero la idea de tener un desfile al estilo de los que ha visto en otras fiestas nacionales como en la celebración del Día de la Bastilla en Francia en 2017, viene rondando en la cabeza del presidente desde hace tiempo.

De hecho, el año pasado Trump se vio obligado a postergar un evento de este tipo con el que quería mostrar el poderío del ejército estadounidense y homenajear a las tropas, después de conocerse que costaría $92 millones, $80 millones más de lo previsto inicialmente.

En aquella ocasión, además de los costos, hubo críticas por el daño potencial que el recorrido de tanques de guerra causaría a las calles de la capital estadounidense no aptas para soportar el peso de estos vehículos de hasta 70 toneladas.

Esta vez, parece que el presidente sí que podrá tener un desfile militar, pero ni siquiera todos los militares están contentos. Por ejemplo, la organización VoteVets, una organización de veteranos de Irak y Afganistán, ha criticado abiertamente lo que considera la politización del evento y, para contrarrestar, planea repartir a los asistentes al Mall Nacional miles de camisetas del buque USS McCain, en honor al senador fallecido, después de que se conociera que la Casa Blanca quiso moverlo en un viaje reciente del mandatario a Japón para que éste no lo viera.


"Hoy hemos sabido que Donald Trump va a convertir la celebración nacional de 4 de julio en un acto de campaña para 2020, con un área de acceso VIP para amigos y familiares", dijo la organización el domingo en un comunicado. "Así no es EEUU".

En fotos: En el Día de la Bastilla, Trump y Macron cimentan su inesperada e incomprensible amistad

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés