null: nullpx
Donald Trump

Trump pierde a uno de sus más fieles defensores en TV y ahora éste pide a los republicanos que lo saquen de la presidencia

Anthony Scaramucci, quien fuera brevemente director de comunicaciones de la Casa Blanca, anunció que no apoya la reelección de Trump al final de un fin de semana en que se enfrentó públicamente con el presidente por su retórica racista y lo que consideró el "desastre" de su visita a El Paso y Dayton.
12 Ago 2019 – 12:10 PM EDT

El presidente Donald Trump parece haber perdido a uno de sus más fieles defensores, un hombre que se ha batido en duelos de opinión en los canales de televisión en los que suele ser invitado por su condición de exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca ( cargo que ejercicio por fugaces y muy polémicos 10 días).

Pero hasta este lunes Anthony Scaramucci apoyó a Trump, según dijo durante una entrevista en CNN, en la cual afirmó que el Partido Republicano debe buscar a alguien que lo reemplace en la fórmula presidencial para las elecciones del 2020.

“Este tipo está disimulando un poco (sus tendencias racistas), y está sonando más y más disparatado. Y, tú sabes, estamos como anestesiados”, quien aclaró al entrevistador que era “obvio” que ya no podía considerársele partidario del mandatario.

Los comentarios de Scaramucci son el corolario de un fin de semana en el que se tranzó en una pelea vía Twittter con el presidente por los comentarios racistas que ha proferido Trump en las últimas semanas y la manera cómo manejo sus recientes visitas a los lugares de las masacres en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, en las que algunos destacaron falta de empatía del presidente por las víctimas y las comunidades afectadas.

Scaramucci consideró que las visitas fueron un “desastre” y que no habían salido bien, reflejando versiones de medios que indicaban que en El Paso varios de los sobrevivientes del tiroteo que dejó 22 muertos no habían querido reunirse con el presidente, además de las críticas a la foto en la que posa sonriente junto a la primera dama Melania Trump mientras ella sostiene en sus brazos a Paul Anchondo, el bebé de dos meses que quedó huérfano cuando sus padres murieron protegiéndolo con sus cuerpos durante el ataque.

Fiel a su estilo, Trump respondió a los comentarios de su exdirector de comunicaciones con un duro mensaje publicado en su cuenta Twitter.

“Anthony Scaramucci, quien fue rápidamente despedido (11 días) de un puesto para el que era totalmente incapaz de manejar ahora parece que no hace más que televisión como el experto eterno en 'Presidente Trump'. Como muchos otros llamados expertos, él conoce muy poco sobre mí… salvo el hecho de que esta Administración ha probablemente hecho más que cualquier otra Administración en sus primeros 2 ½ años de existencia. Anthony, quien haría cualquier cosa por volver, debería recordar la única razón por la cual está en TV, y no es por ser el Mooch”, escribió el presidente refiriéndose al sobrenombre con el que se conoce al financista y consultor político.

En respuesta a los comentarios de Trump, Scaramucci ofreció declaraciones a varios medios durante el domingo y publicó un mensaje en su cuenta de Twitter con una caricatura en la que se burlaba del proceso de contratación en la Casa Blanca de Trump, donde el candidato al puesto empieza siendo muy bien recibido por el presidente con una gorra roja y termina saliendo por otra puerta con un puñal en la espalda.


Pese a estos intercambios, Scaramucci asegura que las políticas del actual gobierno son “muy buenas para el pueblo estadounidense”, aunque explicó que fue la retórica racista y divisiva la que lo llevó a replantearse su respaldo a Trump, porque considera que no está ayudando al país y que eso es “inaceptable”.

“Creo que debes considerar un cambio en la fórmula (presidencial) cuando alguien actúa de esta manera. Veamos cómo se desarrolla”, dijo Scaramucci, quien es una figura muy polémica cuyo fugaz paso por la Casa Blanca de Trump generó un torbellino que terminó con la salida del entonces portavoz Sean Spicer y el jefe de gabinete Reince Priebus.

Scaramucci fue nombrado en el cargo de director de comunicaciones de la Casa Blanca el 21 de julio de 2017. Diez días después, el lunes 31, el hombre que el propio Trump había traído desde Nueva York contra la opinión de muchos que señalaban su falta de credenciales para el cargo estaba fuera, sacado por, John Kelly, entonces recién nombrado jefe de gabinete de la presidencia y ahora también él fuera del equipo presidencial.

Fue un paso fugaz, pero que como un terrible temporal, dejó varias víctimas en el camino: el jefe de gabinete, Reince Priebus; el portavoz del presidente, Sean Spicer y Michael Short, un miembro del equipo de prensa que renunció el 25 de julio de 2017 tras enterarse por medios que el nuevo director de comunicaciones pensaba despedirlo para detener las filtraciones que plagan la Casa Blanca.

No es la primera ficha de Trump que corta públicamente con él. Ya lo hicieron figuras más importantes en la estructura política y de negocios del presidente, como su exabogado Michael Cohen o su exestratega Steve Bannon.


En fotos: Lo que dejó el breve paso de Anthony Scaramucci por la Casa Blanca

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés