null: nullpx

Tillerson sostiene que Estados Unidos "espera" que Asad abandone el poder en Siria

El secretario de Estado, en una reunión del G-7 en Italia y a pocas horas de viajar a Rusia, afirmó que "nuestra esperanza es que Bashar al-Asad no forme parte de este futuro".
11 Abr 2017 – 7:34 AM EDT

El secretario de Estado, Rex Tillerson, sostuvo este martes que Estados Unidos "espera" que el presidente sirio, Bashar al-Asad, abandone el cargo para permitir así una solución en el país, que lleva ya seis años de guerra civil.

"Nuestra esperanza es que Bashar al-Asad no forme parte de este futuro", aseguró Tillerson ante medios de comunicación en una cumbre del G7 en Lucca, Italia. El secretario de Estado recalcó además la necesidad de que el pueblo de Siria decida la solución a la complicada situación que vive.

Tillerson dirigió estas palabras días después de que Estados Unidos bombardeara una base aérea en Siria en respuesta a un ataque con armas químicas que las principales potencias mundiales creen realizó el régimen de Bashar al-Asad. El canciller estadounidense avisó de que está claro "para todos nosotros que el reinado de la familia Asad está llegando a su fin".

El diplomático aprovechó la oportunidad también para lanzar un mensaje a Rusia, país al que se desplazó tras esta reunión en Italia y que es el principal aliado del régimen sirio. Tillerson advirtió a Moscú antes de su llegada que debe elegir entre ponerse del lado de Washington y sus aliados o situarse junto a Siria, Irán y el grupo Hezbolá.

En todo caso, la reunión del G-7 (grupo formado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) finalizó "sin consenso" sobre nuevas sanciones contra Siria o Rusia después del ataque químico que dejó cerca de 80 personas muertas, entre ellas numerosos niños.

El grupo acordó al final de la reunión fomentar una solución "política y no militar" en Siria en la que deseó que participe también Rusia ya que "puede jugar un papel decisivo".

El ministro de Asuntos Exteriores italiano, Angelino Alfaro, puso voz a la resolución al subrayar que "no existe una solución puramente militar al conflicto de Siria" y abogó por "por favorecer una nueva Constitución y un proceso político que lleve a celebrar unos comicios que pongan en el mano de los sirios el futuro del país".

Viaje a Rusia

Tras su paso por Italia, Tillerson se desplazó a Rusia en una visita que supone una prueba de fuego para el recién nombrado secretario de Estado. Tras el bombardeo a la base siria, Moscú criticó duramente la política de Estados Unidos en la región y llegó a afirmar que el operativo puso a Washington "a una pulgada de la confrontación militar con Rusia".

Con este enfrentamiento diplomático de fondo, Tillerson llega a Moscú para una visita de dos días. Por ahora, no se ha informado de la agenda del secretario de Estado y tan solo ha sido anunciada una reunión con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, para este miércoles. Fuentes del Kremlin no han descartado que pueda reunirse con el presidente Vladimir Putin, pero por ahora dicho encuentro no está confirmado.

El viaje de Tillerson se vio precedido por las palabras de Moscú calificando las relaciones entre los dos países como las más complicadas desde el final de la Guerra Fría. Esta declaración fue realizada a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores de Rusia en el que, sin embargo, culpa de esta circunstancia al gobierno del expresidente Barack Obama que hizo "todo lo posible" para empeorar las relaciones bilaterales. El expresidente demócrata puso fuertes sanciones contra Rusia a finales de 2016 por la interferencia en las elecciones presidenciales.

La visita se produce en un momento de gran tensión política en Estados Unidos, donde las agencias de inteligencia han acusado a Moscú de haber actuado para favorecer a Donald Trump. Además, el director del FBI, James Comey, reconoció públicamente que están investigando los nexos y la posible coordinación entre Moscú y miembros de la campaña del entonces candidato republicano para dañar a su rival Hillary Clinton.

Pese a este clima, Moscú manifestó que "confiamos en que haya unas negociaciones productivas. Esto es importante no solo para el futuro desarrollo de nuestra cooperación bilateral, sino para la situación general en la arena internacional".

Siria: las dramáticas imágenes del supuesto ataque químico que dejó más de 70 muertos, entre ellos una decena de menores

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés