null: nullpx
Donald Trump

Kirstjen Nielsen renuncia como secretaria de Seguridad Nacional en medio de la crisis humanitaria en la frontera

Después de la dimisión de Nielsen, el presidente estadounidense anunció en un tuit que Kevin McAleenan, el actual comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los EEUU, ocupará el cargo de secretario interino del DHS.
7 Abr 2019 – 6:17 PM EDT

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, presentó este domingo su renuncia, según informó a través de su cuenta de Twitter el presidente Donald Trump.

"La secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen abandonará su puesto y me gustaría darle las gracias por sus servicios prestados", anunció en su cuenta de Twitter.

En otro tuit, Trump dijo que Kevin McAleenan, el actual comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los EEUU, se convertiría en secretario interino del DHS.


Algunos medios habían informado que Nielsen se había desplazado a la Casa Blanca bien entrada la tarde del domingo para reunirse con Trump, una cita que no estaba marcada en la agenda del fin de semana del mandatario.

Nielsen se había convertido en el brazo ejecutor de las políticas migratorias del presidente, las cuales habían recibido críticas por parte de la oposición y de numerosos grupos sociales por lo que consideraban una actuación carente de humanidad por parte de la Administración.

Nielsen, de 46 años, quien ocupó el cargo desde diciembre de 2017, dirigió el plan de Trump plan para construir un muro en la frontera con México y la polémica separación de los niños migrantes de sus familias.


Hace meses se especuló con la marcha de la secretaria, especialmente tras la renuncia del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, que fue quien propuso el nombre Nielsen para sucederle al frente del DHS cuando se convirtió en la mano derecha del presidente. Sin embargo, su salida no se consumó hasta este domingo.

Durante meses Trump había manifestado su inconformidad con lo que percibía como un mediocre desempeño de Nielsen en la aplicación de las leyes de inmigración, según dijeron el pasado mes de noviembre cinco funcionarios y ex funcionarios de la Casa Blanca consultados por el diario The Washington Post.

Según la versión que publicó en ese entonces el diario, Trump la había regañado durante las reuniones del Gabinete, menospreciado ante otros miembros del personal de la Casa Blanca y la etiquetó hace meses como una Bushie, en alusión a su anterior servicio bajo el presidente George W. Bush y con la intención de sembrar sospechas sobre su lealtad.

En su carta de renuncia, que ha sido divulgada por algunos medios, Nielsen expresa su deseo de que su sucesor tenga el "apoyo del Congreso y de los tribunales para arreglar las leyes" que, según dice, han mermado la capacidad del DHS de "salvaguardar" al país.

Algunas organizaciones sociales, como America's Voice, no tardaron en reaccionar a la noticia en las redes sociales y apuntaron que, a pesar de su renuncia, "el legado de Nielsen siempre estará unido a la política de separación familiar" llevada a cabo por el Ejecutivo y que ha supuesto la separación de miles de menores que cruzaron la frontera sur del país con sus familias.

Trump ha hecho de la inmigración un tema fundamental de su administración. Fue un asunto que utilizó durante las primarias republicanas y la campaña electoral, prometiendo mano dura con los indocumentados. De hecho, bajo su gobierno, con la cancelación de varios TPS y de DACA, cerca de un millón de extranjeros han perdido su permiso de estadía para poder residir legalmente en Estados Unidos. Solo una decisión de una corte mantiene vivo el amparo a cientos de miles de dreamers.


Las carpas de Tornillo, el nuevo centro de detención para niños inmigrantes (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Donald TrumpInmigración

Más contenido de tu interés