null: nullpx

Presidente peruano: "Separar a familias es algo que no debería ocurrir en el siglo XXI y el muro tampoco"

Pedro Pablo Kuczynski dijo en una rueda de prensa que en su reunión con el mandatario estadounidense, en febrero, manifestó su oposición al muro.
10 Mar 2017 – 7:55 AM EST

Fue hace apenas unos días atrás cuando los presidentes de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvieron una reunión en Washington en la que todo pareció transcurrir dentro de los márgenes de la cordialidad y el diálogo. Sin embargo, este jueves el mandatario peruano ha manifestado su vehemente desacuerdo con el plan migratorio de Estados Unidos que considera separar a las madres de sus hijos cuando ingresen ilegalmente desde México.

La polémica propuesta, dada a conocer por la agencia Reuters y confirmada el lunes por el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, buscaría disuadir a las madres de emigrar hacia Estados Unidos.

"Yo no quiero generar controversia pero separar a familias es algo que no debería estar ocurriendo en el siglo XXI y el muro tampoco, y eso se lo dije al presidente de Estados Unidos", dijo Kuczynski en una conferencia con la prensa extranjera.

En esa ocasión, el mandatario peruano declaró que "preferimos los puentes a los muros", en alusión al plan de Estados Unidos para edificar un muro en su frontera con México, con el que busca frenar la inmigración irregular.


De acuerdo al plan del gobierno de Trump, los niños serían puestos "bajo el método menos restrictivo posible" hasta que puedan ser cuidados por un familiar estadounidense o un tutor designado por el Estado.

"Tenemos una tremenda experiencia lidiando con los menores no acompañados", declaró Kelly en una entrevista en CNN el pasado lunes. "Los entregamos al Departamento de Salud y Servicios Humanos y ellos hacen un muy, muy buen trabajo poniéndolos bajo el ciudado de un centro temporal o de familiares que estén en Estados Unidos", abundó.



Actualmente, las familias que tratan de evitar la deportación o piden asilo son liberados con rapidez y se les permite quedarse en Estados Unidos hasta que se resuelvan sus casos. Una decisión de una corte de apelaciones federal impide una detención prolongada en el caso de los menores.

La llegada de niños con adultos, las llamadas unidades familiares, representaron en el último año fiscal casi 2 de cada 10 detenciones realizadas en la frontera sur de Estados Unidos, de acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza. En total, 77,674 personas que llegaron con familiares fueron detenidas.


Vea también:



Retratos del fin de la compasión hacia los inmigrantes en la era Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés