null: nullpx
Donald Trump

La economía de EEUU crece más lentamente y no alcanza el objetivo que quiere Trump

Desde hace 10 años que la economía estadounidense viene en crecimiento. Trump hizo un recorte de impuestos a empresas y multimillonarios apenas llegó al gobierno para que crezca aún más. Pero el efecto de ese recorte parece ahora estar mostrando signos de desaceleramiento.
26 Jul 2019 – 12:30 PM EDT

El crecimiento de la economía de Estados Unidos se redujo en el segundo trimestre del año en relación al primero, aunque mantiene un ritmo de crecimiento.

El ritmo de crecimiento anual del PIB estadounidense se redujo a 2,1%, un punto porcentual menos que en el primer trimestre, según la primera estimación del gobierno publicada el viernes.

Las exportaciones cayeron un 5,2%, su peor retroceso en nueve meses, cuando la administración del presidente, Donald Trump, comenzó su enfrentamiento comercial con China.

Los intercambios comerciales, se vieron perjudicados no solo por las incertidumbres que rodean los conflictos comerciales de Trump, sino también por la debilidad
de la economía global, han asestado un golpe a la expansión trimestral de Estados Unidos.


Los recortes de impuestos, junto con un mayor gasto del gobierno y la desregulación, fueron parte de las medidas adoptadas por la administración de Trump para impulsar el crecimiento económico anual a 3% de manera sostenida que ahora podría estar mostrando signos de desaceleramiento. Trump buscaba que el crecimiento se mantuviera en es 3% aunque no se ha logrado en esta segunda parte del año.

El crecimiento económico así se desaceleró en el segundo trimestre en buena parte por la disminución de las exportaciones. El informe, sin embargo, es bastante optimista del Departamento de Comercio. Probablemente no disuadirá a la Reserva Federal de recortar las tasas de interés el próximo miércoles por primera vez en una década, dados los crecientes riesgos para las perspectivas de la economía, especialmente de una guerra comercial entre Estados Unidos y China.


A pesar de una lectura del PIB superior a la esperada, la inversión empresarial se contrajo por primera vez en más de tres años y la vivienda se contrajo por sexto trimestre consecutivo. El presidente de la Fed, Jerome Powell, a principios de este mes señaló que la inversión empresarial y la vivienda son áreas de debilidad en la economía.

Lo que sostuvo la economía fue el robusto gasto de los consumidores, junto con un mercado laboral fuerte, disminuye aún más las expectativas de un recorte de la tasa de 50 puntos básicos y podría generar dudas sobre una mayor relajación de la política monetaria este año.

Trump comentó desde Twitter que "no está mal" el número revelado

"El PIB del segundo trimestre subió 2.1% No está mal, ya que tenemos el gran peso del ancla de la Reserva Federal envuelto alrededor de nuestro cuello. Casi no hay inflación. ¡EE.UU. está listo para despegar!", dijo el mandatario mostrando optimismo a pesar de los resultados.


La economía de EEUU estuvo sostenida por el consumo de los hogares, que registró su ritmo de crecimiento más alto en un año y medio (+ 4.3%), compensando el hecho de que las empresas han aprovechado sus existencias en lugar de producir nuevas, por lo que han reducido un -0,6% sus inversiones.

El Departamento de Comercio publicó una revisión de la economía del país de los últimos cinco años en la que se releva que el crecimiento a finales de 2018 fue mucho menor que el estimado (1,1% en 4T en lugar de 2,2%), periodo en el que la Fed elevó las tasas de interés.

El banco central también revisó a la baja el crecimiento desde el último trimestre de 2017 hasta el último de 2018. En ese periodo, el PIB estadounidense aumentó un 2,5% y no un 3,1% estimado previamente, por debajo de la barrera del 3% reclamada por el presidente Trump.

Pobres en el país más rico del mundo: estas son las ciudades con menos recursos en cada estado, ¿está la tuya?

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Donald TrumpEconomíaFinanzas

Más contenido de tu interés