Audiencia de Kavanaugh: los demócratas cuestionan a los republicanos la prisa para confirmar al nominado de Trump

Por hora y media la sesión estuvo demorada. Los demócratas pidieron que detengan el proceso porque no habían podido acceder a documentación sobre el pasado del juez trabajando para George W. Bush. Además, unas 46 veces manifestantes en el público de la sala interrumpieron el proceso.
4 Sep 2018 – 10:00 AM EDT

WASHINGTON DC.- La audiencia de confirmación del juez Brett Kavanaugh en el Comité Judicial del Senado empezó más agitada de lo que se esperaba.

Apenas a las 9:30 am ET, hora de inicio del evento para confirmar al segundo nominado del presidente Donald Trump para la Corte Suprema, comenzaron a escucharse gritos de protesta desde la audiencia, algo que se repitió una y otra vez.

El presidente del Comité, el republicano por Iowa Chuck Grassley, se vio interrumpido por la senadora demócrata por California Kamala Harris, quien pidió a la mayoría republicana detener el proceso argumentado que no tienen la información que es necesaria para hacer la evaluación del candidato.

El argumento de Harris es el de todo el arco demócrata. Su protesta viene desde hace semanas, pero se azuzó en las últimas horas debido a que la documentación que habían solicitado sobre el pasado de Kavanaugh en la Casa Blanca de George W. Bush fueron recién liberados en las últimas 48 horas y no han podido revisarlos. Se trata, nada menos, que de 42,000 páginas.

“¿Qué están tratando de esconder? ¿Cuál es la premura?”, preguntó el senador demócrata por Vermont Patrick Leahy, quien recordó cómo en otras nominaciones, como la de la jueza Sonia Sotomayor, los datos estuvieron a disposición de los senadores 12 días antes de la audiencia de nominación.


Leahy argumentó que en los 19 procesos de nominación de jueces nunca había visto un proceso tan oscuro como este y aseguró que “este no es el comité que yo conocí cuando llegué al Senado”.

El senador republicano por Texas John Cornyn, aseguró que los demócratas están aplicando la "ley de la calle", obviando los procedimientos de la cámara para impedir que se lleve a cabo la audiencia.

Kavanaugh sentado observando en silencio frente al panel, y a su espalda, en primera fila, su familia y más atrás decenas de personas que gritaban consignas en su contra.

Finalmente, el comienzo

Debió pasar una hora para que la audiencia comience. En todo ese tiempo y al inicio de la sesión, los senadores se vieron interrumpidos unas 46 veces por personas del público asistente.

La mayoría de los manifestantes expresaba sus temores de que Kavanaugh revirtiera derechos reproductivos, como el aborto, o restringiera el acceso a la salud consagrado en la actual ley dejada por el presidente Barack Obama.


Al menos una de las manifestantes habló sobre las consecuencias para las minorías y las leyes de inmigración en el país. Aproximadamente unas 18 de personas fueron arrestadas por la policía del Congreso ya que las protestas están prohibidas dentro de la sala.

El republicano por Utah Orrin Hatch aseguró a contracorriente de los demócratas que “este ha sido el proceso más cuidadoso” al que ha asistido y recordó que él había participado en las confirmaciones de todos los actuales magistrados que actualmente sirven en la Corte Suprema.

Hatch retomó el argumento de la mayoría de que ha recibido más documentos relacionados con Kavanaugh que en otras postulaciones, aproximadamente medio millón de documentos, de acuerdo con el conteo que ha presentado Grassley.


Los demócratas aseguran que eso sólo representa el 7% de la historia de servicio público del postulado, desde sus tiempos como integrante de la fiscalía especial que investigó al presidente Bill Clinton, su trabajo en la Casa Blanca de George Bush -primero como asesor legal y luego como secretario de gabinete- y su función como juez de apelaciones de la Corte de Washington DC desde 2006.

Los Archivos Nacionales habían advertido al comité que le resultaría imposible entregar los millones de páginas de documentos relacionados al trabajo de Kavanaugh, pese a lo cual, la mayoría republicana decidió proceder con la nominación.

El demócrata Dick Durbin recordó que la Corte Suprema estuvo más de un año con solo ocho jueces, luego de que los republicanos se negaran a considerar la nominación del juez Merrick Garland, a quien el presidente Barack Obama había propuesto para sustituir al fallecido Antonin Scalia.

Una vez los 21 senadores terminaron sus declaraciones iniciales, tomándose mucho más tiempo en la mayoría de los casos de lo que corresponde reglamentariamente, el candidato fue formalmente presentado al comité por la exsecretaria de Estado de George W. Bush, Condolezza Rice; el senador por Ohio Robert Portnam y Lisa S. Blatt, una de las abogadas estrellas del mundo judicial estadounidense y quien tiene el récord de más casos presentados ante al Corte Suprema por una mujer, 35 en total.

Unas siete horas después de arrancado el proceso, le tocó hablar al hombre que es el centro de todo el debate parlamentario. En sus primeras palabras Kavanaugh aseguró que su filosofía es muy directa: “Un juez debe ser independiente. Debe interpretar la ley, no hacer la ley. Debe interpretar los estatutos como están escritos”.

Fotos: Tensión y protestas en la audiencia de confirmación de Brett Kavanaugh

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés