null: nullpx

Juez federal prohíbe formalmente la inclusión de la pregunta de ciudadanía en el Censo 2020

La orden firmada este martes permitirá al juez Jesse Furman conservar la jurisdicción en caso de que el gobierno cambie de táctica y persiga agregar la pregunta nuevamente.
17 Jul 2019 – 4:19 AM EDT

Un juez federal prohibió de forma definitiva la inclusión de la pregunta de ciudadanía del Censo 2020, a pesar de que el presidente Donald Trump anunció que su gobierno ya no buscaría agregarla.

Este martes, el juez Jesse Furman firmó una orden de dos páginas en la que indicó la seriedad con la que el tribunal continuará supervisando este tema ante un posible cambio de estrategia del gobierno a última hora que busque agregar la pregunta nuevamente: "El tribunal conservará la jurisdicción en este caso para hacer cumplir los términos de esta orden hasta que los resultados del censo de 2020 sean procesados y enviados al presidente, antes del 31 de diciembre de 2020".

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, y la American Civil Liberties Union (ACLU) habían comentado al juez en una carta que los acusados, incluido el Departamento de Comercio, no habían manifestado oposición a que se solicitara una orden.

Por ahora, dicha orden tiene el efecto de cerrar la disputa. El juez Furman ya se había pronunciado en contra de la pregunta a principios de este año, junto a otras dos cortes que también rechazaron su inclusión. El caso llegó entonces a la Corte Suprema, que el mes pasado falló en contra del primer intento del presidente de agregar la pregunta, diciendo que la lógica del gobierno era "artificial" pero que dejaba la puerta abierta a una posible nueva explicación que sustentara la cuestión.

Trump anunció el pasado jueves que emitiría una orden ejecutiva para determinar la ciudadanía de más del 90 % de la población por otra vía, utilizando datos de siete agencias gubernamentales, entre ellas el Departamento de Seguridad Nacional, que alberga los servicios de ciudadanía y asilo así como la Administración de la Seguridad Social.

Pero a pesar de ello, la administración Trump ha insistido en que la pregunta de ciudadanía es necesaria para un mejor cumplimiento de la ley federal de derechos del voto.


Por su parte, los grupos de derechos civiles han argumentado que con la inclusión de la polémica pregunta se pretende intimidar a los no ciudadanos, especialmente a las personas de origen hispano, lo que provocaría una disminución en las tasas de respuesta y una subrepresentación de las minorías en el censo. Además, serviría a los republicanos para diseñar distritos electorales en favor de su partido, dividiendo las zonas con poblaciones blancas de las que tienen mayorías hispanas o negras.

Las alteraciones en el conteo poblacional también afectarían al equilibrio de poder en los estados y en la Cámara de Representantes, pues estos se basan en la totalidad oficial de la población. Los datos del censo se utilizan para la asignación de curules y para la distribución de miles de millones de dólares federales a los estados y localidades durante la próxima década.

¿Por qué el Censo 2020 puede ser uno de los más polémicos? Te lo explicamos en imágenes.

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés