null: nullpx

Lindsey Graham, el influyente senador republicano que quiere “saber más” de los negocios de Donald Trump

Tras la comparecencia de la exfiscal general Sally ante el Senado, el ex rival de Trump en las primarias republicanas sugiere que su comité podría buscar las declaraciones de impuestos que el presidente se niega a hacer públicas rompiendo una tradición de décadas en Washington.
9 May 2017 – 3:05 PM EDT

El testimonio que el lunes ofrecieron al Senado la ex fiscal general interina Sally Yates y el ex director Nacional de Inteligencia James Clapper abrieron una nueva vía en la investigación sobre la injerenca de Rusia en las elecciones estadounidenses que podría incluir los negocios del presidente Donald Trump y sus declaraciones de impuestos.

El senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, quien presidió el subcomité de terrorismo del Senado, dijo este martes en una entrevista con CNN que lo que escuchó durante la comparecencia de ambos exfuncionarios del presidente Barack Obama le dejó nuevas dudas.

“Quiero saber más sobre los negocios de Trump. Le pregunté a Clapper: ’¿Hay alguna relación comercial de la organización Trump que le generó preocupación?‘ Y él dijo: ‘No’, con una advertencia, ‘Yo no sé qué está observando el FBI así que no quiero ir contra ellos’”.

Graham parece interpretar que la respuesta de Clapper indica que podría estar en marcha una investigación federal sobre los negocios de Trump en Rusia, aunque desde la campaña el magnate ha dicho que nunca tu tratos con Rusia con rusos.

“Él no tiene negocios con Rusia, no tiene conexión con Rusia”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer durante la rueda de prensa del martes, repitiendo la respuesta que los portavoces del gobierno ofrecen cada vez que surge el llamado 'Rusiagate'.

Sin embargo, el senador republicano, quien fue uno de los candidatos que compitieron con Trump por la nominación presidencial republicana, advirtió que su subcomité podría apartarse del caso si hubiera el riesgo de que interfiriera en la investigación que hace el FBI y la campaña de Trump.

Graham también dijo que quería saber si las identidades de ciudadanos estadounidenses identificados en el trascurso de investigaciones federales fueron reveladas y filtradas a la prensa por motivaciones políticas.
En ese sentido, las declaraciones de impuestos de Trump, quien se ha negado a presentarlas rompiendo décadas de tradición en Washington argumentando que está bajo auditoría, podría ser útiles “en algún momento”, dijo Graham.


Un despido tardío

El martes Yates y Clapper declararon por unas cuatro horas al subcomité del Senado, parte del Comité de Asuntos Judiciales, que es uno de los cuatro comités del Congreso que investigan la injerencia de Rusia en las presidenciales y el supuesto vínculo con la campaña republicana.

Yates, quien fue la estrella de esa audiencia por el interés que había en sus primeras declaraciones públicas tras ser despedida por Trump, explicó que explicó a la casa Blanca que el entonces asesor de seguridad nacional Michael Flynn era susceptible a ser “chantajeado” por Moscú por no haber dicho la verdad sobre sus conversaciones con el embajador ruso en Washington.

Finalmente Flynn fue forzado renunciar, mientras que Yates fue despedida el 30 de enero por haber ordenado a su departamento no defender la primera orden ejecutiva prohibiendo viajes de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y suspendiendo el programa de refugiados, algo que terminó siendo bloqueado en tribunales de justicia.

Los demócratas destacan que entre la advertencia que les hizo la entonces fiscal general interna Yates y el despido de Flynn pasaron 18 días.

“Trump era muy leal a Flynn y tomó un poco para todos convencer al presidente que Flynn estaba en una posición comprometida. Creo que el vicepresidente (Mike Pence) fue el más insistente en deshacerse de Flynn y el presidente eventualmente tomó la decisión correcta”, dijo Graham e CNN.

Las caras (viejas y nuevas) de la 'resistencia' contra Donald Trump

Loading
Cargando galería
Publicidad