null: nullpx
Jeffrey Epstein

El fiscal general denuncia “serias irregularidades” en la cárcel en la que fue encontrado muerto Jeffrey Epstein

William Barr aseguró que el caso del financista, acusado de tráfico sexual de menores de edad, seguirá su marcha y que los coconspiradores no tienen razones para estar tranquilos.
12 Ago 2019 – 2:20 PM EDT

El fiscal general William Barr criticó este lunes las condiciones del Correccional Central de Manhattan, la cárcel federal en la que fue hallado muerto el sábado -en lo que parece ser un suicidio- el financista Jeffrey Epstein, quien estaba a la espera de juicio en Nueva York acusado de tráfico de menores de edad con fines sexuales.

“Ahora estamos conociendo sobre serias irregularidades en esta instalación que son profundamente preocupantes y demandan una investigación exhaustiva”, dijo Barr la mañana del lunes durante un evento de políticas públicas que se realizaba en Nueva Orleans.

Barr dijo que estaba “horrorizado” y “molesto” porque la prisión en la que estaba ingresado Epstein desde que fue arrestado el 6 de julio “falló en asegurar adecuadamente al preso”.

Aunque el fiscal general no especificó a qué fallas se refería, medios de comunicación han informado, citando fuentes de la correccional, que Epstein no estaba siendo monitoreado en la noche del viernes a la madrugada del sábado y que los dos guardias encargados de la vigilancia estaban trabajando tiempo extra esa noche, lo que podría sugerir que no estaban lo suficientemente alertas en sus puestos.


Observación por suicidio

El sábado, en su primera reacción tras conocerse el fallecimiento de Epstein, Barr anunció que se abriría una investigación especial para aclarar las circunstancias que condujeron al trágico desenlace.

Epstein había sido sacado de la observación especial de suicidio a fines de julio, luego de que aparentemente tratara de quitarse la vida el 23 de ese mes.

Desde entonces Epstein había estado detenido en la Unidad Habitacional Segura, que es una de las secciones más restringidas de la prisión de Manhattan, donde se suponía que debía ser chequeado cada media hora por guardias, aunque fuentes de la investigación que no han sido identificadas han dicho a medios que el procedimiento no se llevó a cabo entre la noche del viernes y la mañana del sábado.

Según los procedimientos del Buró de Prisiones, del que depende el correccional de Manhattan, la remoción de un detenido de la lista de observación por suicidio debe ser aprobada por varios altos funcionarios de la cárcel, incluyendo el psicólogo jefe asignado a la instalación.

Todavía no está claro cómo fue el procedimiento en el caso de Epstein, algo que deberán determinar los investigadores del FBI.

“Llegaremos al fondo de lo sucedido. Habrá consecuencias”, dijo Barr al anunciar que el fallecimiento de Trump no detendrá la investigación de las otras personas que han sido señaladas como sus cómplices en el caso de tráfico sexual.

“Cualquier coconspirador no debería descansar tranquilo. Las víctimas merecen justicia y la obtendrán”, aseguró Barr.

En fotos: Esta es la cara de Larry Nassar, el médico que abusó de más de 156 niñas, al recibir la condena

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés