publicidad
El presidente que venía a cambiar las cosas en Washington recurre repentinamente a las mismas tácticas de los políticos tradicionales.

El día que Trump cayó al pantano político de Washington que prometió que iba a secar

El día que Trump cayó al pantano político de Washington que prometió que iba a secar

El presidente, un líder que se enorgullece de no ser un político a la usanza tradicional, recurre a la más vieja defensa de los políticos en problemas para tratar de disculpar la polémica decisión tomada por su hijo mayor que lo metió de lleno en el ‘Rusiagate’.

El presidente que venía a cambiar las cosas en Washington recurre repent...
El presidente que venía a cambiar las cosas en Washington recurre repentinamente a las mismas tácticas de los políticos tradicionales.

“Así es la política”, es quizá la excusa más vieja, manida y poco convincente que puede presentar un político a la hora de explicar sus deslices, pecados o equivocaciones. Y cuando la esgrime alguien que se ufana de ser justamente un “anti político”, se vuelve además cínica.

Y ese precisamente ha sido el argumento que eligió el presidente Donald Trump este lunes para defender a su hijo mayor, inmerso en la trama del ‘ Rusiagate’ por una reunión en junio de 2016 con emisarios rusos que le habían prometido información perjudicial sobre Hillary Clinton.

“Muchos políticos habrían asistido a una reunión como a la que fue Don Jr. para obtener información sobre un oponente. ¡Eso es la política!”, escribió este lunes el presidente en su cuenta Twitter.


El problema con esa línea argumentativa es que Trump asegura no pertenecer a ese grupo de los “muchos políticos”. De hecho, él se preciaba de no ser uno de ellos y de querer llegar a Washington DC para cambiar la manera como se hacen las cosas en la capital estadounidense.

“Secar el pantano”, decía Trump incluso después de haber llegado a la Casa Blanca, usando la figura para ilustrar los cambios que impondría en la dinámica política estadounidense.

A juzgar por el tuit presidencial, el mandatario ha quedado atrapado en ese pantano de Washington que tanto quería eliminar. ¿De qué otro modo puede entenderse excusar a su hijo aduciendo que cualquier otro político lo habría hecho?

publicidad

La verdad es que no ha habido muchos políticos republicanos que hayan salido a arropar al hijo del presidente desde que se supo de la reunión, quizá porque no muchos se habrían arriesgado a asistir a un encuentro en el que supuestos emisarios del Kremlin darían información sobre una ciudadana estadounidense que ha sido parte de la vida pública del país en las últimas cuatro décadas.

Con seguridad, muchos de ellos habrían seguido el consejo de los expertos en ética, incluyendo a Richard Painter, abogado que trabajó en la oficina de ética de la Casa Blanca de George W. Bush, y al representante republicano de Carolina del Sur Trey Gowdy.

Relacionado
La "conexión rusa" de Donald Trump Jr: Rob Goldstone, Emin y A...
'Rusiagate': la estrategia de la gente de Trump de ocultar sus contactos con rusos no ayuda a disipar dudas

Porque lo más delicado es que esa información sobre Clinton que Donald Jr. estaba dispuesto a conocer podría ser fruto del espionaje de la inteligencia rusa a una ex secretaria de Estado, exsenadora y ex primera dama del país y del estado de Arkansas.

Muchos políticos habrían declinado esa invitación y habrían informado al FBI. La Comisión Federal Electoral establece claramente que una campaña electoral no puede beneficiarse de dinero o valores provenientes de fuentes extranjeras. (Se puede argumentar que información para torpedear al adversario es algo de mucho valor)

Ya se ha hecho: en 2000, la campaña presidencial de Al Gore entregó al buró un paquete que recibió anónimamente en el que estaba una grabación y más de 120 páginas de los preparativos del republicano George W. Bush para debatir con el entonces vicepresidente de Bill Clinton.

Es posible que Donald Trump Jr. sea responsable de una novatada en lides políticas, en las que entró de la mano de su también orgullosamente novato padre, pero eso no quita responsabilidad por aquello de que la ignorancia de la ley no exime su cumplimiento.

"Honrados" y "encantados" el uno con el otro, Trump y Putin tienen su primera reunión oficial (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad