Después de creerle a Putin, Trump dice confiar en la inteligencia de EEUU sobre intromisión rusa

No pasaron 24 horas para que el presidente Donald Trump matizara sus declaraciones del sábado acerca de la conversación con Putin por el 'Rusiagate'. "Estoy con nuestras agencias" declaró este domingo desde Vietnam tras el revuelo causado tras valorar las palabras del presidente ruso.

Tratando de clarificar los comentarios que hizo hace apenas horas, el presidente Donald Trump dijo este domingo aunque le cree presidente Vladimir Putin que Rusia no se entrometió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos del año pasado, comparte las conclusiones de los organismos de inteligencia que indican lo contrario.

"Que le crea o no (a Putin), estoy con nuestras agencias, especialmente por la constitución actual de su liderazgo", dijo Trump en una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, dando un raro (y a regañadientes) endoso a la idea de que los rusos intentaron interferir con el pasado el voto presidencial del año.

Trump habló la mañana después de causar un revuelo cuando sugirió a los reporteros que creía que las negaciones de Putin eran más convincentes que las conclusiones de los funcionarios de inteligencia estadounidenses sobre la trama del 'Rusiagate', que habría intervenido en la elección a través de correos electrónicos hackeados y anuncios falsos de noticias en redes sociales.

Según Trump, después de preguntarle insistentemente por el tema, Putin lo negó una y otra vez.

"Él me dijo que no se metió. Me volvió a decir que absolutamente no se inmiscuyó en nuestra elección. Él no hizo lo que dicen que hizo", dijo Trump a los periodistas la mañana del sábado.

La conversación privada entre ambos presidentes fue en el marco de la Cumbre de Cooperación Económica Asia Pacífico en Danang (Vietnam).

"¿En qué momento los odiosos y tontos que andan por allí se van a dar cuenta de que tener una buena relación con Rusia es algo bueno y no algo malo? Siempre están haciendo maniobras políticas, lo cual es malo para nuestro país. Quiero resolver Corea del Norte, Siria, Ucrania, el terrorismo, y Rusia puede ser útil", tuiteó más tarde Trump.

Por la tarde de este sábado, wl director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, mantuvo el sábado sus acusaciones sobre la injerencia de Moscú en la campaña electoral de 2016.

En enero pasado la comunidad de inteligencia de EEUU determinó que el robo y publicación de miles de correos electrónicos al Comité Nacional Demócrata (DNC) en plena campaña presidencial fue obra de hackers rusos.

Por otra parte, la inteligencia estadounidense también concluyó que los rusos difundieron información falsa para perjudicar a la excandidata demócrata Hillary Clinton con el fin de ayudar a Trump a vencer en la elección.


A partir de esto, cuatro comités del Congreso de ambas cámaras y el fiscal especial Robert Mueller encabezan investigaciones independientes sobre la posible colusión entre la campaña republicana y agentes vinculados al Kremlin.

Como resultado de las pesquisas del equipo de Mueller, el pasado 30 de octubre se presentaron las primeras acusaciones contra tres exmiembros de la campaña de Trump. El exjefe de la campaña del presidente, Paul Manafort, y su exasociado de negocios, Rick Gates, quedaron imputados por conspiración contra Estados Unidos, lavado de dinero y por actuar como agentes de un gobierno extranjero.

El tercer acusado es el exasesor de la campaña, George Papadopoulos, quien se declaró culpable de mentirle y ocultar información a agentes del FBI sobre sus reuniones con agentes extranjeros para obtener información sobre Clinton.