null: nullpx
Juicio Político

Cómo un libro (aún no publicado) de un exasesor de Trump complica al presidente en el juicio político

Un reportaje salido en The New York Times este domingo amenaza con complicar la estrategia del presidente Donald Trump en el proceso que se le sigue en el Senado, justo cuando sus abogados se preparan para presentar el grueso de los argumentos en su defensa.
27 Ene 2020 – 08:35 AM EST
Comparte
Los apuntes de John Bolton pueden desmontar la estrategia de defensa del presidente. Crédito: Alex Wong/Getty Images

Según el informe, el exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton revela en un libro que será publicado en marzo -cuyo manuscrito vio el diario neoyorquino- que Trump le dijo que no entregaría a Ucrania la ayuda de $400 millones aprobada por el Congreso hasta que el gobierno de ese país no anunciara que abriría una investigación sobre los negocios del hijo del exvicepresidente Joe Biden.

Ese dato va en contra de la línea de defensa del equipo del presidente, que se basa en afirmar que nunca se condicionó la entrega de ese paquete de asistencia militar a Ucrania y que nunca se le exigió ninguna acción a cambio.

La mañana del lunes, Trump insistió en esa línea negando haberle dicho nada a su exasesor, quien dejó la Casa Blanca en septiembre pasado en una confusa movida en la que el presidente aseguraba que le había pedido la renuncia y este que la había presentado voluntariamente por las “fuertes discrepancias” sobre varios temas de política exterior.

“Yo NUNCA le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estaba ligada a las investigaciones sobre los demócratas, incluyendo a los Biden. De hecho, él nunca se quejó sobre esto al momento de su muy publicitada echada. Si John Bolton dijo eso, es solo para vender un libro”, escribió el presidente en su cuenta Twitter, y continuó con otros mensajes en los que repite que la transcripción de la llamada que tuvo con el presidente de Ucrania es “toda la prueba que se necesita”.

Las afirmaciones que, de acuerdo con The New York Times, hace Bolton en el manuscrito de su libro pueden reforzar la posición de algunos senadores republicanos que se han mostrado inclinados, aunque no convencidos, a la citación de testigos durante el juicio como Susan Collins, Mitt Romney, Lisa Murkowsky y Lamara Alexander.

Los demócratas necesitan conformar una mayoría simple de 51 votar para que se apruebe una solicitud de convocar testigos al proceso y para eso necesitan que cuatro republicanos respalden una moción en ese sentido cuando en los próximos días sea con toda seguridad presentada a consideración de la Cámara Alta. Sin embargo, esas posibilidades siguen siendo muy remotas.


La información sobre las revelaciones de Bolton llevó a muchos demócratas a profundizar su llamado a que sean convocados nuevos testigos, algo que el líder de la mayoría republicana en el Senado ha dicho que quiere evitar.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, expresó a través de un tuit la necesidad de llamar a Bolton a testificar.

"La negativa del Senado a llamarlo a él, a otros testigos relevantes y documentos ahora es aún más indefendible. La elección es clara: nuestra Constitución o un encubrimiento", escribió Pelosi.

El líder de la minoritaria bancada demócrata en el Senado, Charles Schumer, afirmó tras que “no hay razón defendible para esperar que su libro sea publicado”, dijo al hablar del libro de Bolton, que se espera que esté a la venta a mediados de marzo.

“Depende de cuatro republicanos en el Senado asegurarse de que John Bolton, (el jefe de gabinete interino) Mick Mulvaney, y los otros con directo conocimiento de las acciones del presidente Trump testifiquen en el juicio en el Senado”, afirmó Schumer.

La mañana del lunes el presidente aseguró que citar a Bolton fue una oportunidad que perdieron los demócratas en la Cámara de Representantes cuando realizaron las audiencias para su ‘impeachment’.

“La Cámara de Representantes controlada por los demócratas nunca pidió a John Bolton testificar. Depende de ellos, no del Senado”, escribió Trump.

En realidad, la Casa Blanca obstruyó toda colaboración con el Congreso durante la investigación de los representantes, prohibiendo la entrega de documentos relevantes o que empleados corrientes o anteriores del gobierno pudieran declarar ante los parlamentarios.

Bolton dijo a través de sus abogados que estaba dispuesto a presentarse ante los representantes que analizaban las violaciones que pudo haber incurrido Trump en el manejo de su política hacia Ucrania, pero se plegó a una solicitud de interpretación solicitada por otros empleados de la Casa Blanca a los tribunales sobre qué autoridad tenía prevalencia, si la orden presidencial de no colaborar con los parlamentarios, o una citación del Congreso.

Cargando Video...
Abogados de Trump presentan los argumentos de defensa en el juicio político en el Senado

Uno de los dos artículos de 'impeachment' que analizan los senadores es precisamente el de obstrucción al Congreso. El otro es abuso de poder por parte del presidente.

Una grabación delicada

En otra informacón que refuerza los señalamientos contra Trump en el manejo de la política hacia Ucrania, este sábado el abogado de Lev Parnas, exasociado de Rudy Giuliani, hizo pública una grabación de unos 80 minutos en la que se puede escuchar la conversación entre Trump y varias personas, entre ellas Parnas e Igor Fruman, dos personas que el presidente asegura que no conoce y que han estado en el centro de la trama ucraniana que tiene al presidente en un juicio político.

La conversación tuvo lugar en abril de 2018, durante una cena en la suite privada de Trump en su hotel en Washington, en la que el presidente comparte la mesa con un grupo de donantes con los que conversa de política, comercio, golf y sobre sobre Ucrania.

El video, grabado con el teléfono celular de Fruman y que la mayor parte del tiempo enfoca al techo mientras se escuchan las voces, confirma las recientes declaraciones de Parnas sobre la expulsión de la entonces embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie L. Yovanovitch.

Parnas declaró que él mismo le dio quejas al presidente sobre ella, pues obstaculizaba sus gestiones en Ucrania para poner en marcha una investigación de ese gobienro al hijo de Joe Biden. Como se puede escuchar, le dijo que la diplomática había hecho comentarios en ese país de que el presidente sería destituido. Al escucharlo, Trump respondió que se libraran de ella.

“Sácala mañana. No me importa. Sácala”, se escucha decir al mandatario en la grabación, que se hizo pública el sábado horas después de que los abogados del presidente presentaran sus argumentos iniciales en el juicio.

Este lunes los abogados de Trump reactivan la presentación de sus argumentos de defensa, luego de que el sábado usaran solo 2 de las 24 horas que tienen disponibles para desmontar el caso presentado entre miércoles y viernes por los administradores o fiscales acusadores nombrados por la Cámara de Reperesentantes.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés