null: nullpx
OTAN

Primera cumbre de OTAN para Biden: reconstruir relación con aliados y poner el foco en cómo 'lidiar' con China y Rusia

Durante la rueda de prensa al final del encuentro, Biden aseguró que Estados Unidos no busca una confrontación con Rusia: "No estoy buscando un conflicto con Rusia, pero responderemos si Rusia continúa con sus actividades dañinas", dijo Biden. "Y no dejaremos de defender la alianza transatlántica o defender los valores democráticos".
14 Jun 2021 – 09:52 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte ( OTAN) iniciaron este lunes una cumbre en Bruselas que marca el reencuentro con Estados Unidos, un aliado estratégico, y pone en escena la agenda en la que el ascenso de China y Rusia es uno de los temas 'prioritarios'.

Se trata de la primera cumbre del presidente Joe Biden, quien lleva el mensaje de "EEUU está de vuelta" como contraposición al aislacionismo y desdén de los aliados que pregonó el anterior presidente, Donald Trump.

Biden reiteró este lunes su intención de "revitalizar" la relación en el seno de la poderosa alianza militar, con el objetivo de superar las tensiones surgidas bajo la presidencia del republicano.

"Quiero ser muy claro: la OTAN es de una importancia capital para nuestros intereses y en sí misma", expresó el mandatario estadounidense, quien volvió a hacer referencia a una "obligación sagrada" de su país con la alianza.

Con esta cumbre "abrimos un nuevo capítulo" en la historia de la alianza militar, dijo al abrir los trabajos el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Biden subrayó en una rueda de prensa al término de la cumbre que hoy se ha demostrado ante la gente y el mundo que la democracia todavía puede prevalecer frente a los desafíos de nuestro tiempo y responder a las necesidades de las personas. Y consideró que depende de las naciones democráticas demostrar al mundo que las autocracias no puede suplir dichas necesidades a sus pueblos.

"Así es como demostraremos que la democracia y nuestra alianza pueden prevalecer frente a los retos de nuestro tiempo, respondiendo a las necesidades y a las necesidades de nuestros pueblos", indicó.

China y Rusia

El mandatario advirtió que la OTAN enfrenta nuevos desafíos planteados por el ascenso de Rusia y China. La influencia mundial que buscan ejercer estos dos países representan un tema crucial para esta alianza de países occidentales: ambos, Rusia y China, tienen ambiciones militares, aspiraciones espaciales y ambos tienen gobiernos considerados no democráticos.

"Hay un reconocimiento creciente en los últimos años de que tenemos nuevos desafíos. Tenemos a Rusia, que se comporta de modo diferente de lo que esperábamos, y tenemos a China", expresó.

Al respecto, durante la rueda de prensa, Biden aseguró que Estados Unidos no busca una confrontación con Rusia.

"Lo que le transmitiré al presidente Putin es que no estoy buscando un conflicto con Rusia, pero que responderemos si Rusia continúa con sus actividades dañinas", dijo Biden. "Y no dejaremos de defender la alianza transatlántica o defender los valores democráticos".

Asimismo, el mandatario de EEUU aseguró que fue sincero cuando llamó a Putin "asesino" en el pasado, y agregó que de todas maneras "él cree que esto no importa tanto", de cara a la cumbre entre ambos en Suiza.

Preguntado si todavía piensa que el ruso es un asesino, Biden se rió ante el micrófono y dijo: "Yo también me río", en referencia a la reacción de Putin durante una entrevista sobre las declaraciones del estadounidense cuando le llamó de esa forma.

Los dos líderes se reunirán en Ginebra el miércoles en medio de un período de crecientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia.


Stoltenberg dijo también este mismo lunes que "no habrá una nueva guerra fría con China, pero debemos enfrentar los desafíos planteados por China a nuestra seguridad".

Washington mantiene al gigante asiático en el centro de sus preocupaciones, pero los europeos están más concentrados en la difícil relación con Rusia.

Stoltenberg apuntó que "queremos enviar un mensaje importante a Moscú: estamos unidos y Rusia no logrará dividirnos".

En la óptica de los países europeos, la decisión de Estados Unidos y Rusia de abandonar tratados sobre control de fuerzas nucleares deja a la región más vulnerable.

Turquía, un aliado 'difícil'

Biden y sus aliados de la OTAN también buscan reconstruir unidad con relación a Afganistán, después que el gobierno de Trump anunció su retirada de ese país sin consultar son los otros miembros de la alianza militar.

Otro tema de permanente tensión en las discusiones de la OTAN es el papel de Turquía, un aliado difícil que sin embargo podría desempeñar un rol central en el futuro inmediato en Afganistán.

Ante la decisión de la OTAN de retirarse de Afganistán después de dos décadas, Turquía adelantó estar dispuesta a asumir la seguridad del aeropuerto de Kabul, una pieza esencial en cualquier escenario. Biden pretende mantener un encuentro directo con el líder turco Recep Tayyip Erdogan para tratar del tema.

El dinero

La sensible cuestión de la financiación de la OTAN estará presente en las discusiones. El asunto estalló cuando Trump se quejó públicamente que los países europeos no aportaban suficientes fondos.

En total, 21 países de Europa son miembros de la OTAN, pero solamente ocho han cumplido el compromiso de destinar el 2% de su PIB a gastos militares, una meta que en tiempos de crisis sanitaria global parece lejos de la realidad.

Stoltenberg llegó a lanzar una iniciativa para que la alianza militar sea dotada de fondos comunes para poder "gastar más y mejor". La idea recibió el apoyo de Alemania, país que no destina el 2% de su PIB a la defensa, y fuertes críticas de Francia, que sí lo hace.

La expectativa es que Biden baje un poco el airado tono usado por Trump pero igualmente deberá presionar a los países europeos y Canadá a que alcancen la meta de 2% del PIB destinados de la defensa.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:OTANJoe BidenEuropaUnión EuropeaMundo

Más contenido de tu interés