null: nullpx
Drogas y Adicciones

La caída del político mexicano que vendió droga de ‘El Chapo’ Guzmán en EEUU

Detrás de su pujante negocio de camiones de carga en el sur de California, el líder comunitario José Rubén Gil Campos distribuyó varios de kilos de cocaína y heroína del cartel de Sinaloa en varias ciudades del país, según las autoridades. Quien fue presidente municipal en Puebla y activista en Los Ángeles ahora espera ser sentenciado por los delitos de narcotráfico y lavado de dinero en una corte federal en Nueva York.
28 Mar 2019 – 6:58 AM EDT

Solo por 40 días, José Rubén Gil Campos fue alcalde de su natal Izúcar de Matamoros, en el centro de México. En marzo de 2008, el político volvió orgulloso a Los Ángeles, donde forjó su imagen como líder comunitario, fundador de oficinas del gobierno de Puebla y exitoso empresario, cuando agentes antidrogas lo arrestaron en el aeropuerto LAX. Lo acusaban de conspirar para distribuir 11 kilos de cocaína en Nueva York.

Unos años después, Gil Campos salió de prisión y, tratando de retomar sus actividades públicas, hizo sorpresivas apariciones en eventos de sus paisanos en esta ciudad. “Andaba como si no hubiera hecho nada”, contó un activista que conversó brevemente con él en 2013. “Era amigable, muy abierto”.

El migrante, quien aceptó hablar con la condición de no publicar su nombre, dijo que le sorprendió cómo en un festival del Cinco de Mayo hace unos años a Gil Campos no le importó que se pudrieran unas 300 libras de mole. “Me puse a pensar que manejaba fuertes cantidades de dinero”, comentó.

Otro dirigente mexicano en esta metrópoli aseguró que Gil Campos abría la cartera sin titubear y dijo que siempre pensó que andaba metido en algo ilícito. “Se le veía mucho dinero, exageradamente”.

Las dudas en torno a los negocios de Gil Campos, apodado ‘El alcalde de México’, se diluyeron el 14 de enero de 2014, cuando oficiales de la Administración para el Control de Drogas (DEA) realizaron una redada en su bodega localizada en el bulevar Washington, en la ciudad de Commerce, en el sureste del condado de Los Ángeles. Ahí encontraron cinco kilos de cocaína.

Otro operativo decomisó dos kilos de la droga dentro de un paquete entregado a una oficina postal en la ciudad de Whittier. Gil Campos, quien fue arrestado ese día bajo sospecha de narcotráfico, intentaba enviar el cargamento a Nueva York, según documentos judiciales.

La DEA y otras agencias federales siguieron la madeja hasta desmantelar una organización dedicada a distribuir cocaína, heroína y fentanilo en varias ciudades de Estados Unidos. Esta célula blanqueó las ganancias procedentes del narcotráfico usando varios negocios fachada en California y Nueva York.

La investigación detectó que este grupo criminal le compraba droga al poderoso cartel de Sinaloa y también usó sus negocios para lavar dinero ilícito de esa organización transnacional.


Un total de 17 integrantes de esta banda, identificada como la organización de narcotráfico Gil/Aguirre, han sido convictos de contrabando de droga y blanqueo de capitales en una corte del Distrito Oeste de Nueva York de la Fiscalía federal. Todos están en espera de ser sentenciados.

Los últimos que fueron llevados ante la justicia son Juan Alfaro y Martha Aguirre, quienes este martes fueron encontrados culpables de dichos delitos en un tribunal neoyorquino. Ambos enfrentan una condena de entre 10 años en una prisión federal y cadena perpetua.

Moviendo droga en camiones de carga

Las autoridades alegan que los líderes de este grupo criminal eran ‘El alcalde de México’ y Herman E. Aguirre, alias ‘007, 'Lucky', 'Primo' y 'Freddy'.

Las responsabilidades de Gil Campos eran “obtener y suministrar cocaína, heroína y fentanilo” a los miembros de su banda, señala la acusación federal, mencionando que él estuvo detrás del contrabando de al menos 150 kilos de cocaína y 30 kilos de heroína.

“Era el principal administrador, organizador y líder de la empresa criminal continua”, señala la Fiscalía.

Según el testimonio en la corte de Alex Pozo, un agente especial de la DEA en Los Ángeles, el expolítico utilizó su negocio de camiones de carga para enviar sustancias ilícitas a varias partes de EEUU.

El 31 de octubre de 2013, oficiales antinarcóticos colocaron un dispositivo de rastreo (GPS) en uno de los vehículos de Gil Campos que movían droga desde la ciudad de Montebello. Los detectives también les siguieron la pista usando informantes, interceptando llamadas telefónicas y con agentes encubiertos.

Fue el agente Pozo quien arrestó a ‘El alcalde de México’ en enero de 2014 y quien le tomó la declaración aceptando que era narcotraficante, citan documentos de la corte.


Sin el liderazgo del exalcalde, Aguirre asumió la jefatura del grupo y se involucró incluso en más actividades ilícitas, de acuerdo con los fiscales.

Jill Dennewitz, oficial de la unidad en Chicago de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), un ala del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), indicó en el tribunal que descubrió en el operativo denominado ‘King’s Gold’ que Aguirre participó en un sofisticado esquema que lavó más de 100 millones de dólares del cartel de Sinaloa a través de la compra de oro en el estado de Illinois.

Un total de 34 personas han sido mencionadas en ese caso.

El 13 de noviembre de 2013, Dennewitz vigiló de cerca a Aguirre cuando este se reunió con un informante que le entregó 70,000 dólares del cartel para que los blanqueara. El colaborador del gobierno grabó la conversación, que se usó como prueba durante el juicio en su contra.

Otra evidencia fue un video de vigilancia y fotos del encuentro, así como el recorrido que hicieron los agentes federales siguiendo al mafioso, cuando este viajó de Illinois a Wisconsin, donde se hospedó en un hotel Best Western en el aeropuerto de Milwaukee.

El gobierno trata de decomisarle casi $12 millones a Gil Campos y más de $40 millones a Aguirre.

Alias ‘007’ fue convicto el 20 de diciembre tras un juicio de ocho semanas en una corte federal de Nueva York. El jurado lo declaró culpable de los cargos de operar una empresa criminal continua y conspirar para blanquear dinero, delitos por los cuales pasaría el resto de su vida tras las rejas.

No está claro qué condena enfrenta Gil Campos. Su abogado, Joseph M. LaTona, no ha respondido a los mensajes enviados por Univision Noticias.

El Congreso del estado de Puebla lo inhabilitó de la vida política durante 12 años en marzo de 2017, informó la prensa local. Poco después de su arresto en el aeropuerto de Los Ángeles el 22 de marzo de 2008, él fue destituido del cargo de alcalde de Izúcar de Matamoros y jamás volvió al servicio público.

Las empresas que distribuían “pepinos de mar”

En un comunicado, la Fiscalía federal aseguró que la organización Gil/Aguirre recibía narcóticos de operadores del cartel de Sinaloa en México, Arizona, California y otros lugares. Alega que gracias a esa colaboración tenía clientes de costa a costa: desde Buffalo, Nueva York, y hasta Los Ángeles, California.

Para no despertar sospechas, esta célula utilizó compañías fachada para enviar “pepinos de mar”, una especia marina protegida y considerada un platillo gourmet en la cocina asiática. Además, estos negocios les permitieron lavar más de 12 millones de dólares procedentes del contrabando.

Sus empresas fantasmas eran ‘Triton Foods, Inc.’ y ‘Kamora Investment Enterprises, Inc.’, en California; y ‘Corral Seafoods, LLC’, registrada en Nueva York.

Durante esta investigación, las autoridades confiscaron 52.2 kilos de cocaína, 17.5 kilos de cocaína y 8.5 kilos de fentanilo. Estas sustancias ilícitas están valoradas en más de $5 millones. Se cree que esta banda operó entre junio de 2013 y septiembre de 2015.

El decomiso más grande ocurrió en abril de 2015, cuando policías de Montebello descubrieron 27 kilos de cocaína de una furgoneta conducida por un transportista de la banda. Dos meses después, los agentes descubrieron el esquema de lavado de dinero, por lo cual comenzaron a recabar evidencia y a interrogar a testigos clave.

Un testigo en este caso declaró a las autoridades que uno de los acusados, Troy Gillon, estaba comprando cocaína en Los Ángeles en noviembre de 2013. Era un negocio lucrativo: cada kilo que adquiría por 27,000 dólares en California, lo revendía en el área de Buffalo, Nueva York, por 42,000 dólares.

Otro cooperante del gobierno relató en el tribunal que en octubre y noviembre de 2013 acompañó a emisarios de la organización Gil/Aguirre para entregar cientos de kilos de cocaína. “El recibió 33 kilos en un lugar para entregarlo a dos clientes”, señala un documento judicial.

También dio detalles de un envío de 100 kilos de la droga que se mandó de Arizona a Nueva York en 2014 y afirmó que le entregaron unos 150 kilos del narcótico entre 2013 y abril de 2014.

“Esta organización de tráfico de drogas y estos acusados fueron responsables de introducir el flagelo del letal fentanilo en nuestra comunidad”, dijo en diciembre el fiscal federal James P. Kennedy.

El funcionario declaró que encarcelando a estos narcotraficantes, “su organización y sus operaciones se han cerrado de manera efectiva”.

Túneles, latas de chiles y pistolas con diamantes: 22 fotografías que probaron los crímenes de ‘El Chapo' y lo enviaron a la cárcel de por vida

Loading
Cargando galería
Publicidad