null: nullpx
Drogas

El fin de los narcotúneles de 'El Chapo' puede estar cerca: serán innecesarios y menos rentables

Expertos consultados por Univision Noticias explicaron que los túneles por donde se trafica droga de México a Estados Unidos se necesitarán cada vez menos a medida que aumenta el consumo de drogas como el opiáceo fentanilo. Producir un kilo de esa droga cuesta hasta unos $10,000 y puede generar ganancias por hasta $10 millones.
13 Dic 2019 – 03:48 PM EST

A fines de la década de 1990 e inicios del nuevo milenio, el tráfico de marihuana era uno de los motores de los carteles de la droga de México, como el Cartel de Sinaloa de Joaquín 'El Chapo' Guzmán. Ingresaban esa droga a Estados Unidos en paquetes grandes que en ocasiones eran detectados con más facilidad por sus fuerzas de seguridad. Necesitaban de una ruta 'imperceptible' con la que evadir a las autoridades, por lo que comenzaron a sofisticar la construcción de túneles de kilómetros de longitud.

El Cartel de Sinaloa fue el que más recursos destinó a esos narcotúneles, según expertos en narcotráfico. El primer túnel que se le encontró (en 1990) era tan sofisticado que un sistema hidráulico abría una compuerta debajo de una mesa de billar en una residencia ubicada en Agua Prieta, en el estado mexicano de Sonora. Allí iniciaba el pasadizo que terminaba a kilómetros de distancia, en Douglas, Arizona. Fue obra de Felipe de Jesús Corona, quien purga una condena en una cárcel estadounidense tras haber sido extraditado desde México.

"Esa fue la gran innovación de 'El Chapo' Guzmán, que empezó a usar las ganancias enormes del narcotráfico para construir túneles de muy alta calidad, usando profesionales, ingenieros, muchas veces importados de otros países con experiencia trabajando en el sector de la minería", explicó a Univision Noticias el profesor David Shirk de la Universidad de San Diego, California.

A pesar de que ese primer narcotúnel fue hallado con rapidez por las autoridades estadounidenses, 'El Chapo' continuó construyéndolos y sofisticándolos. Y no solo para traficar droga. También usó uno de kilómetro y medio de longitud con aire acondicionado y rieles adaptados para una motocicleta como vía de escape de la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano en 2015.

Cada túnel, estimó el profesor Shirk, habría costado entre $1 y $2 millones, monto que podía ser 'recuperado' en apenas un viaje para transportar la droga de México a Estados Unidos. "Las ganancias de los narcotraficantes son tan altas que eso no representa un costo significativo para una organización grande y sofisticada. Para un grupo de pandilleros es, obviamente, un costo sumamente alto, imposible, pero para un cartel, un verdadero grupo delictivo con alta capacidad, no hay problema", abundó.

Desde el hallazgo en 1990 del túnel entre Agua Prieta, Sonora, y Douglas, Arizona, Estados Unidos ha encontrado más de 200 túneles, de acuerdo con la cifra más reciente brindada por la DEA, la agencia antidroga estadounidense, en su informe anual. Hasta enero de 2017 habían detectado 232 túneles a lo largo de las fronteras del país: 231 en la frontera sur y 1 en la frontera norte.

Ventilación, electricidad y transporte: así es un túnel para tráfico de gente y droga en la frontera entre EEUU y México (fotos)

Loading
Cargando galería

El fentanilo: un antes y un después en el tráfico de droga

En lo que va de este mes han sido detectados dos túneles cerca del puerto de entrada de DeConcini, cerca de Tucson, Arizona, muy cerca el uno del otro, informó la Patrulla Fronteriza en un comunicado. A pesar de ello, expertos consideraron que el uso de esos túneles será cada vez menos necesario para los grandes cárteles de la droga.

La razón: la reducción en el tráfico de marihuana y el incremento en el consumo de opiáceos como el fentanilo en Estados Unidos.

"Lo que es para mí un antes y un después es el uso del fentanilo, porque con el fentanilo ya no necesitas esas formas de transporte masivo que antes se usaban. Con una muy pequeña cantidad de fentanilo puedes tener un efecto muy grande, un mercado muy grande, así que creo que sobre los próximos años es muy posible que vamos a pasar de la época de los túneles a otra nueva época en el tráfico de drogas", explicó el profesor Shirk.

El fentanilo es una droga sintética 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más potente que la morfina. Solo 2 milígramos de la misma pueden resultar fatales.


Fue creado originalmente en 1959 y hasta hoy es típicamente administrado bajo supervisión médica para aliviar el dolor de pacientes con cáncer. Sin embargo, su entrada a las calles de Estados Unidos en 2013 –especialmente el ingreso de su versión fabricada clandestinamente– dio un giro más mortal a la epidemia de los opiáceos que golpea al país.

Producir 1 kilo de fentanilo, explicó el profesor Víctor Clark Alfaro de la Universidad Estatal de San Diego, cuesta entre $5,000 y $10,000 dólares. Con ese kilo pueden ser fabricadas hasta 1 millón de pastillas, las que son vendidas a 10 dólares cada una. En suma, ese kilo puede generar una ganancia de $10 millones.

"Creo que estamos al término del boom de los narcotúneles, al final de ese período que tuvo su clímax a mediados de la década del 2000, sobre todo con la presencia del Cartel de Sinaloa, que era el rey de los narcotúneles", acotó el profesor, quien agregó que esos túneles únicamente son utilizados para trasladar droga a Estados Unidos y regresar dinero a México. Ocasionalmente pasan armas por ellos, agregó, pero nunca personas que puedan desvelar la ubicación de esos pasadizos.

El experto destacó que los túneles inicialmente fueron construidos para trasladar marihuana en paquetes grandes y que el tráfico de esa droga a Estados Unidos ha bajado, en parte, porque ha sido despenalizada en una veintena de estados. De acuerdo con cifras de la agencia antidroga DEA, el peso total de la marihuana incautada a lo largo de la frontera sur cayó un 34.7% en 2017 frente al año previo.

"Al momento que bajó su exportación apareció una nueva droga: el fentanilo, que como sabemos tienen un bajo volumen y una alta ganancia", precisó.

"El fentanilo no lo van a cruzar por los narcotúneles. Esa droga está avasallando los mercados y está cambiando las formas de exportación de droga ilegal a Estados Unidos. Hoy no tendría mucho sentido gastarse más de $1 millón para cruzar un paquetito (por un narcotúnel)" por ello los narcotraficantes han optado por intentar ingresarla por los puertos de entrada, añadió.

"No necesita una infraestructura especial"

El mayor hallazgo de un cargamento ilícito de fentanilo en Estados Unidos fue hecho en agosto de 2017, cuando la DEA incautó 66 kilos en un apartamento en Queens, Nueva York, vinculado al Cartel de Sinaloa, que se ha especializado en drogas sintéticas. En ese momento, las autoridades dijeron que ese cargamento podía matar a unos 3 millones de personas, la mitad de la población de esa ciudad.

"Estamos hablando de una droga tan poderosa que no hay necesidad de infraestructura ni sistemas de transporte especiales como han usado hasta el momento. Es por eso mucho mas difícil de detectar para las autoridades y mucho más difícil de combatir", dijo el profesor Shirk.

El experto esboza que el fentanilo procede habitualmente de Asia, principalmente de China, donde recientemente han sido tomadas acciones para limitarlo. Una gran cantidad de ese fentanilo asiático pasa por México porque los traficantes grandes de ese país son quienes tienen las "conexiones de distribución" en Estados Unidos.

"Los mayoristas de la industria provienen de México, por las conexiones que tienen las organizaciones delictivas en México con organizaciones en Estados Unidos, que son los minoristas o pequeños distribuidores. Ese ha sido el mecanismo natural o la red de distribución natural para el fentanilo", agregó.

El Cartel de Sinaloa y el Cartel Jalisco Nueva Generación son de acuerdo con Shirk los principales mayoristas de ese fentanilo que llega a Estados Unidos, donde en 2017 murieron 70,000 personas por sobredosis de opioides, seis veces más que en 1999, según cifras oficiales que llevaron al gobierno de Donald Trump a declarar una emergencia sanitaria nacional.

La DEA precisó en su informe del 2018 que el fentanilo es transportado a Estados Unidos por tres vías: directamente desde China, desde China a través de la frontera norte y desde México por la frontera sur. En esta última son incautadas grandes cantidades de fentanilo, aunque de una baja pureza menor al 10% en promedio. Por el contrario, dijo la DEA, los cargamentos pequeños que llegan de China tienen una pureza superior al 90%.

En la frontera sur, el incautamiento de fentanilo se disparó un 135%, de 223 kilos a 524 kilos, en 2017 frente al año previo, según la DEA.

Mira también:


En fotos: Descubren un narcotúnel en construcción a solo pasos de una garita fronteriza en Arizona

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés