null: nullpx
Cartel Jalisco Nueva Generación

Así le arrebató 'El Mencho' la ciudad de Chicago al Cartel de Sinaloa

El brutal ascenso del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) también se siente en Chicago, donde según la DEA se han asociado con pandillas callejeras, células de lavado de dinero y violentos traficantes locales.
15 Ene 2020 – 8:45 PM EST

Luis Alderete envió un mensaje de texto sin saber que lo estaba recibiendo un cliente que ya se había vuelto informante de la Administración para el Control de Drogas (DEA). Solo así supo el gobierno que ambos estaban negociando una transacción de droga en la ciudad de Chicago, en Illinois.

“Te estoy esperando con la muestra (heroína). ¿Puedes salirte antes del trabajo para vernos?”, le preguntó Alderete. “Lo intentaré, primo”, le respondió la persona que lo estaba delatando.

Esa tarde del 18 de junio de 2019, antes de cerrar el trato, los dos se vieron en un centro comercial, en el estacionamiento de un motel Super 8 y también afuera de una tienda Walmart. Los siguieron de cerca oficiales encubiertos. Alderete fue arrestado cuando estaba a punto de vender siete kilos de heroína, lo cual le habría dejado una ganancia de 75,000 dólares en efectivo.

Su caso es uno más vinculado al narcotráfico en una corte federal de Chicago. Pero la DEA le ha puesto una marca especial: Alderete ha sido identificado como “un operador de alto nivel” del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que ya le arrebató el control de esa ciudad al Cartel de Sinaloa.

En este proceso judicial, los fiscales federales afirman que Alderete trató de contratar a un sicario a través de Facebook para que asesinara a un pandillero en Cairo, Illinois. También lo acusan de intentar comprar rifles de asalto y lanzagranadas con el fin de enviarlos a pistoleros del CJNG en México.

Un día después de su detención, el Departamento de Justicia (DOJ) lo encausó por traficar más de un kilo de heroína y al menos 400 gramos de fentanilo entre mayo y junio de 2019. Alderete se ha declarado inocente y buena parte de los documentos relacionados con su caso se encuentran sellados por la corte.

Los representantes de ‘El Mencho’, como apodan a Nemesio Oseguera Cervantes, el líder del cartel, llegaron sigilosamente a Chicago. Asimismo, los fiscales federales han ido presentando acusaciones penales relacionadas con el CJNG en el Distrito Norte de Illinois.

“Las líneas de investigación de la oficina de la DEA en Chicago con el CJNG han aumentado considerablemente en los últimos dos años a medida que el grupo ha aumentado su poder e influencia en México y Estados Unidos”, advierte un reporte que dicha dependencia publicó en noviembre.

Aunque en esa metrópoli operan otros carteles mexicanos de peso, como el del Golfo, los hermanos Beltrán Leyva y Guerreros Unidos, se cree que ahora gran parte de la droga que se vende en las calles de Chicago es traída por los transportistas de ‘El Mencho’.


Así

opera el cartel en Chicago

Robert J. Bell, encargado de la oficina de la DEA en Chicago, afirmó en un comunicado enviado a Univision Noticias que el CJNG “es una de las dos principales organizaciones criminales transnacionales responsables del tráfico de grandes cantidades de drogas distribuídas” en esa ciudad.

Bell subraya que el fentanilo, uno de los narcóticos que mueve al mayoreo ese cartel, causó 789 muertes por sobredosis en el condado de Cook, donde se encuentra Chicago.

“La DEA y sus socios federales, estatales y locales enfocan agresivamente sus recursos colectivos en estos violentos carteles mexicanos que son responsables del contrabando y la distribución de la mayor parte del fentanilo que causa estragos en los vecindarios de Chicago", recalcó el funcionario.

Según la DEA, los operadores de ‘El Mencho’ en Chicago se valen de intermediarios para cruzar sus cargamentos por la frontera y para distribuirlos en EEUU. Unos radican en este país, mientras que otros “tienen relaciones cercanas con familiares o asociados en México”, señala el reporte de la dependencia.

“Estas personas son importantes para las operaciones del cartel, tanto por su capacidad para negociar tratos de drogas y coordinar operaciones de contrabando, como para ayudar a aislar a los miembros del cartel de alto nivel en México, asumiendo gran parte del riesgo y frustrando los esfuerzos de las agencias del orden para rastrear directamente las fuentes de suministro en México”, indica la agencia.

Para el CJNG y sus competidores, las pandillas son los principales distribuidores minoristas de droga en esa localidad. Es un ejército de 100,000 miembros en el área metropolitana. Las bandas más promitentes allí son Gangster Disciples, Black P-Stones, Black Disciples, Latin Kings y Vice Lords . Se sabe que esta última trabaja de cerca con el Cartel de Jalisco.

Cada pandilla se divide en clicas que controlan territorios específicos, a veces solo una cuadra. Estas bandas son responsables de delitos violentos, lo cual termina por eximir de culpa a los carteles.


El poder de ‘El Chapo’ en el norte de Illinois

Hasta hace unos años, el principal proveedor de narcóticos en esta urbe era el Cartel de Sinaloa. No tuvo competidores ni siquiera cercanos durante mucho tiempo y, de hecho, su antiguo jefe, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, fue catalogado como el enemigo público número uno de la ciudad. Es el segundo criminal que tiene ese título, después de Al Capone.

Guzmán y Vicente Zambada Niebla, el hijo mayor de quien fue su principal socio Ismael ‘El Mayo’ Zambada, enfrentaron un importante proceso criminal en ‘La Ciudad de los Vientos’. En mayo de 2019, ‘El Vicentillo’ recibió allí una condena reducida a 15 años de prisión por testificar contra ‘El Chapo’ en su juicio en Brooklyn y podría salir pronto de la cárcel. Su padre ‘El Mayo’ aún es requerido por las autoridades en esa ciudad.

La influencia del Cartel de Sinaloa creció en Chicago de la mano de los gemelos Pedro y Margarito Flores. Ellos nacieron en esa ciudad y desde niños aprendieron ese negocio ilegal de su padre. Tenían 20 años cuando entraron de lleno al narcotráfico y les compraban droga a intermediarios. Su eficaz red de distribución, cobro y acelerada expansión los llevó a ganarse el respeto de los duros del cartel.

Recibían cargamentos ocultos en compartimentos secretos en trenes y camiones. En su mejor época llegaron a distribuir entre 1,500 y 2,000 kilos de cocaína al mes. Para 2004, los gemelos negociaban directamente con ‘El Chapo’ y ‘El Mayo’. En esa década ellos eran los principales socios del cartel en Chicago. Se alega que entre 2005 y 2008 traficaron unas 38 toneladas de cocaína y heroína. En aquellos años, un kilo de cocaína costaba 18,000 dólares en México y 30,000 dólares en Chicago.

Ese imperio criminal se derrumbó cuando los hermanos se entregaron a la DEA y aceptaron grabar conversaciones con ambos mafiosos, una de las cuales se escuchó en el juicio contra Guzmán.

Pedro Flores testificó contra ‘El Chapo’ en diciembre de 2018. Ante el jurado, detalló el poder que tenía Guzmán en ‘La Ciudad de los Vientos’, ordenando desde la sierra el asesinato del narcotraficante Lupe Ledesma. Un sicario apodado ‘Pocos Pelos’ mató a Ledesma.

Gracias a su cooperación con las autoridades, Pedro Flores recibió una sentencia de 14 años en prisión, por lo cual se espera que salga libre este mismo año. Enfrentaba una condena a cadena perpetua.


“Hasta le cortaron los dedos”

Sin los gemelos Flores, ni otros importantes distribuidores en el Medio Oeste de EEUU, el Cartel de Jalisco Nueva Generación fue ganando terreno en la tercera ciudad más grande del país.

En algunos casos, quienes trabajaron para el Cartel de Sinaloa terminaron haciéndolo también para el CJNG. Es el caso de una célula de lavado de dinero que lideraban el joyero mexicano Carlos Parra Pedroza, alias ‘Walt Disney’; y el contador tapatío Diego Pineda Sánchez, apodados ‘Botas’.

La Fiscalía federal alega que esta organización lavó más de 100 millones de dólares en Chicago y otras ciudades estadounidenses para ambos imperios del narcotráfico durante varios años.

Este era su modus operandi: miembros del CJNG entregaban cargamentos de droga en Wisconsin, Indiana, Ohio, Georgia, California, Texas, Kentucky, Illinois y Carolina del Norte. Después reunían las ganancias en casas de seguridad, compraban oro a empresas legítimas en California y Florida, y hacían depósitos bancarios a capos en México. Un porcentaje se lo quedaban ‘Walt Disney’ y ‘Botas’.

Una acusación de 311 páginas exhibe decenas de conversaciones en clave entre Parra Pedroza, Pineda Sánchez y otros miembros de su empresa criminal. En una charla revelaron que tenían un millón de dólares en efectivo ocultos en una casa en Atlanta y listos para enviarlos de alguna manera a México. Se alega que esta red de blanqueo de capitales operó entre agosto de 2011 y septiembre de 2014.

Hablaban sobre grandes cantidades de dinero, por eso las acortaban en clave para no despertar sospechas. Decían “150” para referirse a 150,000 dólares.

La organización se vino abajo cuando uno de sus miembros aceptó cooperar en la investigación federal para reducir su castigo. Un total de 30 criminales cayeron en el operativo denominado 'King's Gold'.

En uno de los audios grabados por el informante, Parra Pedroza le confesó que incluso en EEUU estaban bajo una estricta vigilancia del Cartel Jalisco Nueva Generación. Le comentó que cuando el gobierno les decomisaba dinero, entonces el CJNG se apoderaba de sus bienes hasta que les saldaran la deuda. Por eso no querían recibirles tanto dinero a los capos para blanquearlo.

“Ni quiero imaginar que nos pidan más. Van a venir para llevarse todo: casas, carros (si perdían dinero en algún operativo policial)”, advirtió Parra Pedroza en una conversación grabada el 20 de junio de 2013.

Alias ‘Walt Disney’ también le advirtió que los matones del Cartel de Jalisco torturaron a un transportista de dinero para que éste confesara si, en efecto, le habían decomisado el dinero que debía entregar. “Hasta le cortaron los dedos. Hasta yo habría estado de acuerdo (con la mutilación)”, le dijo el mafioso.

En otra reunión con el mismo informante y un agente encubierto que se hizo pasar por un proveedor de oro, Parra Pedroza explicó que quienes mueven el dinero del CJNG “dejan a sus familias” en México como aval. Dijo que una advertencia que les hacían los sicarios era: “Si huyes mataré a toda tu familia”.

A finales de 2018, Parra Pedroza fue condenado a 13 años de prisión en una corte de Chicago. Su socio Pineda Sánchez fue sentenciado por lavar 61 millones de dólares a 15 años tras las rejas.

En fotos: El expolicía de México que levantó uno de los carteles más sanguinarios y lucrativos de todo el mundo

Loading
Cargando galería
Publicidad