null: nullpx
Tragedias

Olivia y Anna: desaparición, búsqueda y trágico final en el caso de las niñas secuestradas por su padre en España

Equipos de búsqueda encontraron en el fondo del mar el cuerpo que sería de Olivia, la niña de 6 años que desapareció en las españolas Islas Canarias hace más de 40 días, junto a su hermana Anna, de un año. Su padre había llamado a la madre diciéndole que no las volvería a ver.
11 Jun 2021 – 10:10 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Con el hallazgo este jueves del cuerpo de una menor a 1,000 metros de profundidad en una bolsa, las esperanzas de encontrar a las pequeñas Olivia y Anna con vida se desvanecen.

Aunque falta la identificación definitiva por huellas o ADN, fuentes de la Guardia Civil y el Tribunal Superior de Justicia de Canarias han confirmado a medios españoles que se trata del cuerpo de Olivia, la mayor de las dos hermanas de 6 y 1 año, desaparecidas hace más de 40 días en Tenerife, Islas Canarias.

Junto a la bolsa, atada a un ancla y hundida en el fondo, encontraron también otra bolsa más pequeña, aunque vacía.

Las labores de búsqueda, a una milla náutica del puerto de Güímar, se centran desde hoy en encontrar los cuerpos de la hermana menor y del propio padre. Ahora la principal hipótesis es que el hombre les quitó la vida y luego se suicidó, según reportó el diario El Confidencial.

"No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, ante la terrible noticia que acabamos de conocer", escribió en Twitter el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. "Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos", agregó.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

El pasado 27 de abril Tomás Gimeno recogió a sus hijas para llevarlas a cenar. A Anna, la pequeña de un año, la recogió en casa de su madre, y a la mayor, Olivia, en la escuela. Las llevó a otro municipio de la isla y esa misma noche fue captado por las cámaras de seguridad en un puerto deportivo, aunque sin las niñas. El hombre, de 37 años, hizo dos viajes a su auto para llevar seis bolsas a una embarcación que tenía atracada en ese puerto.

La policía tiene constancia de que hizo dos viajes en el barco. De hecho, en uno de ellos fue interceptado por oficiales, ya que estaba violando el toque de queda que entonces se mantenía vigente en Tenerife por la pandemia. De ese primer viaje se le ve regresando sin las bolsas que había llevado. Cargó su celular y pasada la medianoche volvió a zarpar al mar y ya no se le vio regresar.

Esa misma noche había llamado a Beatriz Zimmermann, la madre de las niñas, y le había advertido que no las volvería a ver, ni a él tampoco.


Al día siguiente, el barco fue hallado solo, a la deriva, y luego apareció flotando en el mar una sillita infantil para auto, que pertenecía a una de las pequeñas. También se detectaron restos de sangre en la embarcación.

Desde entonces, la búsqueda de las dos niñas y su padre ha mantenido en vilo a España. A mediados de mayo, un sonar y un robot submarino se incorporaron a los esfuerzos por encontrarlas. También se sumó el buque 'Ángeles Alvariño' de reconocimiento de fondos marinos y perteneciente al Instituto Oceanográfico Español.

La esperanza de la madre

A pesar de las pistas iniciales, existía la esperanza de encontrar a las pequeñas con vida. Su madre, incluso, publicó una carta al padre, pidiéndole por favor que regresara con las niñas.

"Tomy, te escribo esta carta porque necesito que pienses con el corazón y no con la mente. Y lamentablemente el único medio es este. No sé dónde están. Solo sé que tenemos un gran amor en común: nuestras hijas. Sé que las quieres más que a ti mismo. Sé que jamás les harías daño. He defendido eso siempre y nunca lo he puesto en duda. No alargues la tortura, todos estamos sufriendo. Sé que no quieres eso", escribió Beatriz Zimmermann en una primera carta que hizo pública con la intención de que el padre de las pequeñas, de quien sospechaba que las habría secuestrado, recibiera el mensaje.


"Lo nuestro no funcionó por diversas razones pero eso no significa que nos tengamos que hacer tanto daño y sé que deseas lo mejor para ellas. Olivia y Anna es lo más bonito que nos ha pasado y siempre estaremos unidos por
ellas. Ambas nos quieren y necesitan, Tomy, a los dos", continuó en el texto difundido en redes sociales por amigos de la familia.

El pasado 7 de junio, encontraron una botella de oxígeno y una sábana en la zona donde fue hallada la lancha, objetos que se confirmó que pertenecían al padre. La madre seguía albergando esperanzas. Además, desde el pasado mes de mayo en el entorno familiar habían aparecido sospechas de que el padre podría haberse llevado a las niñas a algún país de América Latina.

Ahora, ante el hallazgo del cuerpo, el caso de estas niñas parece sumarse a la trágica lista de los llamados casos de 'violencia vicaria', una forma extrema de violencia machista que consisten en causar sufrimiento a la mujer (en este caso, a la madre), a través del daño a sus seres más queridos, sus hijas.

Según el diario 'El País', desde 2013, cuando comenzaron a registrarse datos oficiales, 39 menores han sido asesinados con este fin en España, cuatro de ellos en las islas Canarias y en prácticamente todos los casos los asesinos fueron sus padres biológicos. Solo en 3 de ellos el autor de los hechos no era el padre, pero sí la pareja o expareja de la madre.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés