null: nullpx
Militares

Portaaviones estadounidense participará en maniobras militares con Corea del Sur

Los ejercicios militares simularán un ataque a instalaciones clave de Corea del Norte. El navío de la Armada tiene capacidad para transportar 80 aviones cazas y una tripulación de 5,400 marinos.
11 Sep 2016 – 3:07 AM EDT

El portaaviones de propulsión nuclear estadounidense Ronald Reagan participará en unas maniobras militares surcoreanas en octubre, como muestra de fuerza para disuadir a Corea del Norte de realizar más provocaciones tras su quinto test atómico.

El navío, buque insignia de la base japonesa de Yokosuka (suroeste de Tokio), navegará hacia el mar Amarillo y el mar de China Oriental (mar del Sur) para participar en un ejercicio naval conjunto que tendrá lugar entre el 10 y el 15 de octubre, según dijeron fuentes militares a la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Las maniobras simularán un ataque a instalaciones clave de Corea del Norte en el hipotético caso de una guerra contra el régimen, indica Efe.

El Ronald Reagan, propulsado por dos reactores de fisión, tiene capacidad para transportar unos 80 cazas y aeronaves, así como a una tripulación de unos 5,400 marinos.

Otros buques de guerra, incluidos el Curtis Wilbur, el John S. McCain, el Fitzgerald, el Stethem y el Barry participarán en el ejercicio, indicó la fuente.

El despliegue servirá como una advertencia de Estados Unidos a Corea del Norte, que el viernes realizó su quinta prueba nuclear, la más potente hasta la fecha en la que aseguró haber detonado una cabeza ajustable a un misil, lo que ha generado una fuerte condena internacional y peticiones de nuevas sanciones de la ONU al país.

Este sábado Pyongyang, a través de su diario oficial Rodong Sinmun aseveró que no se someterá al que ha llamado "chantaje" nuclear de Estados Unidos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó este sábado su temor por que se esté al borde "de casi confrontación" tras el quinto ensayo nuclear de Pyongyang realizado el viernes y el lanzamiento de más de 20 misiles balísticos por parte de Corea del Norte.

Washington también planea desplegar otros activos estratégicos, incluido un bombardero equipado con misiles nucleares B-2.

"La milicia de ambos países mejorarán aún más sus capacidades para destruir el núcleo de las instalaciones militares de Corea del Norte en caso de emergencia, dado que la quinta prueba nuclear norcoreana ha hecho de sus amenazas atómicas una realidad", dijo el oficial en declaraciones recogidas por Yonhap.


Seúl tiene un plan para destruir Pyongyang

Corea del Sur ha diseñado un plan para destruir la capital del Norte, Pyongyang, a través de un bombardeo intensivo en el caso de que el régimen muestre signos de ataque nuclear, temor que se ha incrementado tras su último test atómico.

"Todos los distritos de Pyongyang, particularmente en los que pueda estar escondido el líder norcoreano, serán completamente destruidos por misiles balísticos y proyectiles de alto poder explosivo tan pronto como el Norte muestre signos de usar arsenal nuclear. En otras palabras, la capital del Norte será reducida a cenizas y borrada del mapa", reveló una fuente militar de Seúl a la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Los detalles de la operación salen a la luz después de que el Ministerio de Defensa surcoreano informase del denominado "Korea Massive Punishment & Retaliation" (Castigo Masivo y Represalia de Corea, KMPR siglas en inglés) ante la Asamblea Nacional en respuesta al último test nuclear del Norte.

El concepto operativo del Ministerio de Defensa pretende lanzar bombardeos preventivos contra el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el liderazgo militar del país, si detectan signos de un inminente uso de armas nucleares o en el caso de una guerra, explicó la fuente.

En dicho supuesto, Corea del Sur tiene previsto desplegar sus misiles balísticos Hyunmoo 2A y 2B, con un rango de entre 300 y 500 kilómetros, así como sus misiles de crucero Hyunmoo 3, cuyo alcance es de 1.000 kilómetros.

Seúl anunció a mediados de agosto su intención de incrementar de forma significativa su arsenal de misiles para hacer frente a la "creciente" amenaza armamentística de Corea del Norte.

Otra fuente dijo que Seúl creó recientemente una unidad especial a cargo de la destrucción de la cúpula militar de Corea del Norte, cuya misión se centra en "el lanzamiento de ataques preventivos sobre ellos", según declaraciones recogidas por Yonhap.


Pyongyang quiere ser reconocido como estado nuclear

Corea del Norte exigió este domingo a Estados Unidos que reconozca al país como "un Estado con armas nucleares legítimo".

"[El presidente Barack] Obama está intentando negar la posición estratégica de la RPDC [Corea del Norte] de Estado con armas nucleares legítimo pero es un acto tan insensato como intentar eclipsar el sol con la palma de la mano", dijo un portavoz del ministerio norcoreano de Exteriores, citado por la agencia oficial de noticias KNCA.

El portavoz defendió en un comunicado el ensayo del viernes, condenado en todo el mundo, como necesario para hacer frente a lo que considera la amenaza nuclear estadounidense y aseguró que Corea del Norte seguirá incrementado su fuerza nuclear "en calidad y cantidad".

Pero las cosas en esa materia no serán nada fáciles para Pyongyang. Estados Unidos y Japón quieren obtener de la comunidad internacional "la medida más fuerte posible" contra Corea del Norte tras su quinto ensayo nuclear, afirmó el domingo un diplomático estadounidense.

Sung Kim, representante especial para Corea del Norte en el departamento de Estado norteamericano, también dio a entender que su país podría tomar nuevas sanciones unilaterales en respuesta al "comportamiento provocador e inaceptable de los norcoreanos".

"Trabajamos muy estrechamente con el Consejo de Seguridad (...) para obtener la medida más fuerte posible después de la última acción de Corea del Norte", declaró Sung Kim a los periodistas en Tokio, tras haberse reunido con el diplomático japonés a cargo del tema, Kenji Kanasugi.

"Además de las sanciones del Consejo de Seguridad, Estados Unidos y Japón, igual que Corea del Sur, examinaremos medidas unilaterales", añadió, sin dar más detalles.


Lea también:


Más contenido de tu interés