null: nullpx
Estados Unidos

"Fue bastante salvaje": Violento tornado golpea Kansas y deja 11 heridos y múltiples daños materiales

El poderoso tornado pasó a pocas millas de Kansas City destrozando viviendas y obligando a cerrar las operaciones del aeropuerto internacional durante varias horas, debido a la presencia de escombros. En las dos últimas semanas, más de 300 tornados han asolado el Medio Oeste de Estados Unidos.
29 May 2019 – 5:10 AM EDT

Un tornado azotó el martes la ciudad de Lawrence, Kansas, hiriendo a 11 personas en la ciudad, dejando grandes árboles, líneas eléctricas y escombros a lo largo de las calles y haciendo intransitables algunas de las principales carreteras. El Aeropuerto Internacional de Kansas City cerró brevemente debido a los daños.

El lunes marcó el undécimo día consecutivo en el que se reportaron múltiples tornados en todo el país, según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés).

NWS emitió una "alerta por tornado" para partes del este de Kansas el martes por la noche, cuando el peligroso fenómeno llegó al área, llamando a los pobladores a buscar un refugio seguro.

Janice Early, portavoz del Lawrence Memorial Hospital, a 40 millas (64 kilómetros) al oeste del centro de Kansas City, certificó a la AP que 11 personas heridas llegaron a dicho centro.

El peligroso tornado, de gran tamaño, tocó tierra en el extremo occidental de Kansas City el martes en la noche, según el NWS. También se reportaron daños en las localidades de Bonner Springs, Linwood y Pleasant Grove, en Kansas.

El Aeropuerto Internacional de Kansas City informó que dos vuelos fueron desviados y que los pasajeros que esperaban en el aeropuerto fueron llevados rápidamente a los túneles del estacionamiento, a alrededor de las 7 de la noche. 45 minutos después avisaron que "todo estaba despejado", dijo ABC News.

Sin embargo, el aeropuerto permaneció cerrado debido a "condiciones inseguras debido a los escombros de la tormenta".

"La mayoría de los daños estructurales parecen haber ocurrido cerca de Lawrence cuando el tornado pasó justo fuera del límite de la ciudad", dijo el Departamento de Policía de Lawrence en un tuit. "Por favor, no vayan a ver los daños del tornado. Esto sólo obstaculiza los esfuerzos de los trabajadores de emergencia".

En la zona metropolitana de Kansas City, alrededor de 2.1 millones de personas no recibieron el impacto directo que se temía a primera hora de la noche, cuando el servicio meteorológico emitió una emergencia por tornado.

Mark Duffin, de 48 años, se enteró por su esposa y por un reporte en la televisión de que el gran tornado se dirigía hacia su casa en Linwood, a 30 millas (unos 48 kilómetros) al oeste de Kansas City. Lo siguiente que supo fue que las paredes de su casa se vinieron abajo.

Según relató al diario Kansas City Star, tomó un colchón y condujo a su hijo de 13 años hasta el sótano y se protegieron los dos con el colchón mientras la vivienda se derrumbaba a su alrededor.

"Estoy contento porque encontré a mis dos perros vivos", explicó. "Mi esposa está viva, mi familia está viva, yo estoy vivo”.


Brian Perry, propietario de una casa en Kansas City, dijo a Reuters: "La casa recibió una buena paliza... pero lo principal es que todos estamos a salvo. Fue bastante salvaje, nunca había pasado por algo así en mi vida".

Tras varios años de calma, las dos últimas semanas registraron un fuerte incremento de tornados sin que haya una previsión sobre cuándo podría terminar.

La última ola de tornados se produjo un día después de que una serie de tornados pulverizaron edificios en el oeste de Ohio, matando a una persona, hiriendo a decenas y desencadenando un gran esfuerzo de recuperación en los vecindarios sembrados de escombros.

Un hombre de 81 años de edad murió en Celina, una pequeña ciudad a 65 millas (105 km) al norte de Dayton, después de que un tornado enviara un vehículo por los aires que luego impactó contra su casa, dijo el alcalde Jeffrey Hazel en una conferencia de prensa. Cinco millones de personas quedaron sin energía eléctricas durante varias horas tras el impacto del meteoro.

Más de 300 tornados han asolado el Medio Oeste de Estados Unidos en las últimas dos semanas, durante una inusual racha de clima extremo.

Pero el mal tiempo no se ha limitado a la región del centro-norte de Estados Unidos. Partes de Pensilvania y Nueva Jersey también están bajo avisos de alerta por este fenómeno.

"Sonó como un tren cerca de nosotros": la destrucción de varios tornados en Ohio e Indiana

Loading
Cargando galería
Publicidad