null: nullpx
Logo image
Detector de Mentiras

Tres lecciones sobre información errónea difundida en redes sociales durante las elecciones de medio término

El Brennan Center ha formulado recomendaciones sobre cómo combatir la información errónea en base a un análisis de cómo se arraiga y circula.
Publicado 10 Ene 2023 – 09:19 AM EST | Actualizado 10 Ene 2023 – 09:19 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Esta nota fue publicada originalmente en el sitio web de Brennan Center for Justice y la reproducimos como parte de un acuerdo de colaboración con elDetector de Univision Noticias.

Las falsedades relacionadas con las elecciones corroen la democracia estadounidense. A partir de 2020 surgieron mentiras sobre el robo de las elecciones presidenciales en decenas de campañas para cargos de administrador electoral y generaron amenazas sin precedente contra funcionarios de elecciones. Como resultado, la confianza del público en las elecciones se ha desplomado ante la desinformación promovida por Donald Trump y otros negacionistas electorales prominentes. Además, se ha dado una avalancha de renuncias y un éxodo de personas capacitadas de las oficinas electorales en todo el país.

El bienestar de nuestra democracia depende en parte de si logramos protegernos del daño causado por la información errónea sobre las elecciones. Por eso el año pasado lanzamos el recurso interactivo Midterm Monitor, para entender mejor la conversación en internet sobre los comicios. Nuestra investigación ha revelado patrones sorprendentes de información errónea sobre las elecciones.

En septiembre nuestra herramienta empezó a recopilar mensajes e información de cuentas de Facebook, Instagram, Twitter y YouTube que están afiliadas a candidatos a congresista, senador, gobernador y secretario de estado. El monitor también recopiló mensajes e información sobre las cuentas de influyentes medios de comunicación y expertos a nivel nacional, destacados medios locales en 10 estados decisivos, medios en español en Estados Unidos y medios oficiales y diplomáticos asociados con el gobierno de China, Irán y Rusia.

Nuestro análisis reveló que los negacionistas electorales de alto perfil dependen de las mismas narrativas falsas sobre las elecciones que se repiten una y otra vez. Este patrón muestra que las empresas de internet y redes sociales, los funcionarios electorales y los grupos cívicos pueden desmentir antes del día de las elecciones muchos de los elementos centrales de las falsedades.

Nuestro estudio también mostró que redes de importantes influencers y comunidades en internet ayudaron a diseminar falsedades en las elecciones de mitad de periodo. Además, descubrimos importantes diferencias en la forma en que los negacionistas electorales usan cada plataforma de redes sociales, las que se deben tener en cuenta al formular una estrategia integral para combatir la información electoral errónea.

Finalmente, detectamos diferencias entre las conversaciones cibernéticas en inglés y español, entre ellas cuáles candidatos publicaron en dichos idiomas y los temas que trataron.

Los mensajes en español sobre las elecciones entre mediados de agosto y de octubre mostraron que es más probable que los medios en español aborden elecciones en el extranjero en su cobertura que los medios en inglés. En español, hubo más debate sobre temas como el fraude electoral en Brasil, la nueva primera ministra de Italia y otras elecciones en el extranjero, y muchos de los mensajes se enfocaron en particular en el fraude electoral en otros países.

Notamos que algunos pero no todos los candidatos enviaron mensajes en español por Twitter. Aproximadamente 18 por ciento de los candidatos tuitearon en español por lo menos una vez en septiembre y octubre. El número de candidatos demócratas que tuitearon en español fue casi el doble del de republicanos. Los candidatos con más mensajes en español en Twitter fueron de Texas, California y Florida, todos ellos con grandes comunidades hispanohablantes. La crucial importancia del español, en particular en esos tres estados, subraya la importancia de monitorear las conversaciones en español en internet.

Lección #1: El negacionismo electoral depende de un conjunto básico de narrativas falsas que se repiten y evolucionan

Descubrimos que un gran porcentaje de la información errónea reflejó temas que eran los mismos o parecidos a los de las elecciones de 2020. Nuestra investigación mostró empíricamente un fenómeno que otros habían observado: prominentes negacionistas electorales dependen de un conjunto básico de narrativas falsas sobre las máquinas para votar, la votación por correo y el fraude electoral. Este patrón permite desmentir de manera eficaz y anticipada estos temas centrales.

Estas falsas narrativas centrales son persistentes: reaparecen, se repiten y evolucionan. Durante los cuatro meses de monitoreo, ciertos rumores falsos de información errónea surgieron una y otra vez: teorías de conspiración que pintan las máquinas para votar como vehículos para el fraude electoral generalizado, afirmaciones inciertas de que la votación por correo y los buzones no son seguros, acusaciones sin fundamento de votos emitidos por no ciudadanos o con el nombre de difuntos y afirmaciones falsas de fraude en el conteo de los votos.

Para reciclar estos temas centrales, quienes diseminan información errónea con frecuencia se aprovechaban de acontecimientos noticiosos de última hora para difundir mentiras.

El día de las elecciones, influencers repitieron el mismo tema engañoso con relación a una noticia en evolución en el condado de Maricopa, Arizona, donde un problema temporal en la impresión afectó varias máquinas para contar votos. La falla técnica, que interrumpió las operaciones en 1 de cada 4 recintos electorales y se resolvió posteriormente, dio pie a una tormenta de afirmaciones falsas sobre las máquinas para votar. Algunas personas expresaron su desconfianza sobre el debido conteo de boletas y acusaron a funcionarios electorales de cambiarlas después de que se depositaron en buzones seguros.

Nuestro sistema electoral tiene controles que impiden el fraude en el conteo de votos y garantizan que las máquinas los cuenten de manera exacta. En el condado de Maricopa, los funcionarios confirmaron que todos los votantes que reunían los requisitos tenían opciones seguras para emitir votos durante el día de las elecciones. Sin embargo, la combinación de un conocido chisme falso y un suceso específico a última hora creó terreno fértil para que proliferara la información errónea.

Durante nuestro monitoreo previo a las elecciones, notamos muchos mensajes en redes sociales que afirmaban falsamente que los buzones y la votación por correo o en ausencia eran vehículos para el fraude electoral masivo. De hecho, desde hace más de 150 años se usa la votación por correo con éxito en Estados Unidos y en ese lapso los estados han creado múltiples niveles de seguridad contra las actividades ilícitas.

Recomendación: las empresas, los funcionarios y las organizaciones deben ser más eficaces al desmentir con anticipación los principales temas de información errónea.

En elecciones futuras, los funcionarios electorales, agrupaciones cívicas, medios de noticias y compañías de redes sociales e internet, entre ellas Facebook y Google, pueden anticiparse a los hechos y contribuir a contrarrestar la información errónea sobre las elecciones.

Antes de los comicios, los funcionarios y las entidades deben tomar medidas para inmunizar a la gente contra la información errónea. Los sitios de redes sociales deben indicar u ofrecer “cajas de información” con contenido de fuentes acreditadas, entre ellas oficinas electorales, para explicar las existentes medidas de protección de elecciones, la fiabilidad de la votación, las máquinas para contar votos y las boletas enviadas por correo, además del cronograma para contar votos y certificar elecciones. Los medios de noticias pueden publicar más reportajes sobre las máquinas de votación, boletas enviadas por correo y resultados de elecciones con anticipación y contexto importante. Los grupos cívicos deben facilitar la capacitación sobre conocimientos digitales para preparar a los constituyentes a reconocer temas comunes de conspiración.

En el pasado ciclo electoral, algunos funcionarios electorales proporcionaron información temprana, accesible y transparente al público para desmentir las principales falsedades que circulaban. Su modo de actuar es un modelo para los funcionarios que quieren anticiparse a mentiras y rumores virales el día de las elecciones o después, y preparar al público para examinar con escepticismo los mitos electorales comunes.

Por ejemplo, el secretario de estado de Ohio creó un video detallado sobre cómo se imprimen, envían y cuentan las boletas de votación en ausencia.

Lección #2: las redes facilitan la difusión de falsedades.

Nuestro análisis mostró que la diseminación de ciertas mentiras y falsedades predomina entre varias comunidades cibernéticas e influencers importantes.

Nuestro análisis de redes mostró que las comunidades se agrupan en torno a conocidos “diseminadores de información errónea”, quienes amplifican la difusión de rumores virales a medida que los diseminan y así adquieren una presencia mayor en internet. Los principales nódulos en las redes también son negacionistas electorales en diferentes estados —Mayra Flores en Texas, Mark Finchem en Arizona y Doug Mastriano en Pensilvania— lo que refleja el carácter central de los mensajeros estatales de alto perfil en las redes que difunden información errónea.

Recomendación: las plataformas de redes sociales, personalidades y grupos cívicos deben contrarrestar las redes que circulan información errónea sobre las elecciones y difundir contenido de funcionarios electorales.

Nuestra investigación reveló lo importante que es estar atentos a las redes que fomentan los rumores y las mentiras virales. Se basa en la conclusión por Facebook tras el ataque del Capitolio el 6 de enero de 2021 que el titán de redes sociales había hecho muy poco para identificar redes coordinadas de protagonistas en las mentiras y llamados a la violencia.

En ciclos electorales futuros, las plataformas de redes sociales pueden analizar las redes para monitorear mejor las tendencias de información errónea e indicios iniciales de daño. Si ocurre un problema aislado el día de las elecciones, las plataformas pueden limitar prontamente la difusión de historias falsas desde el inicio del proceso viral al reducir la velocidad con la que se comparten y republican mensajes relacionados, hasta que se verifique la exactitud de la información.

Los líderes políticos, celebridades, grupos cívicos y empresas de redes sociales también deben amplificar la difusión de contenido exacto de funcionarios electorales para combatir las fuentes aisladas y grupos de usuarios.

Lección #3: los negacionistas electorales usan las diferentes plataformas de redes sociales de diferentes maneras.

En comparación con Twitter, YouTube y Facebook, notamos que Instagram tenía menos contenido sobre las elecciones, menos relatos falsos y menos diálogo sobre fraude. YouTube tenía el más alto volumen de conversación sobre fraude. Por otro lado, Twitter y Facebook tenían un volumen relativamente bajo de relatos falsos sobre las elecciones. La variación demuestra que ciertas plataformas desempeñan una mayor función en la información errónea sobre las elecciones.

La conversación sobre las elecciones en cada una de estas plataformas contó con una comunidad ligeramente diferente. Es más, cada plataforma tiene una audiencia primaria diferente. Según otros estudios, las comunidades latinas tienden a usar Instagram más que la población en general.

Recomendación: un estudio integral sobre cómo combatir la información errónea debe evaluar las diferentes comunidades de usuarios y el contenido de las plataformas de redes sociales, y debe incorporar medios de noticias y organizaciones cívicas para llegar a grupos más extensos.

Los medios de noticias y las organizaciones cívicas pueden llegar a grupos más extensos y ayudar a evitar que surjan rumores y mentiras, y que se arraiguen. Los periodistas, incluidos aquellos en medios de noticias locales, regionales y dirigidas a grupos étnicos, pueden ponerse en contacto con las oficinas locales de elecciones y ofrecer contexto a los votantes sobre fallas inocentes pero desalentadoras.

Los grupos cívicos deben brindar al público información en los debidos idiomas y formatos, y desempeñarse como puente entre comunidades vulnerables, funcionarios y los medios. Al abordar las mentiras y los rumores, los periodistas y grupos cívicos pueden ofrecer contexto exacto, consultar con expertos en elecciones y usar enlaces “no follow” con etiquetas que indican a los buscadores que los ignoren, para evitar dar notoriedad a información errónea en los resultados.

elDetector opera de forma independiente con el financiamiento de instituciones que puedes ver aquí y que no tienen ningún poder de decisión sobre nuestro contenido. Nuestra línea editorial es autónoma.

¿Viste algún error o imprecisión? Escríbenos a eldetector@univision.net o a través de nuestro Twitter @eldetectoruni. Tras verificar tu solicitud, haremos la corrección que corresponda en un plazo no mayor de 48 horas.

Lee aquí nuestra metodología y política de corrección. Seguimos el Código de Principios de la International Fact-Checking Network (IFCN), que puedes ver aquí traducido al español. Escribe a la IFCN llenando este formulario si consideras que no estamos cumpliendo ese código.

Envíanos al chat de elDetector algo que quieres que verifiquemos:


Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés