null: nullpx
Deportaciones

Trump planeaba separar a 26,000 familias migrantes antes de que estallaran las protestas contra la política de ‘tolerancia cero’

Un informe del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos sostiene que en mayo de 2018 la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le dijo a la oficina de presupuesto de la Casa Blanca que esperaba que sus oficiales separaran a más de 26,000 familias para septiembre de ese año.
28 Nov 2019 – 7:31 AM EST

El gobierno de Donald Trump planeó separar a miles de niños migrantes de sus padres en el lapso de cinco meses antes de verse obligado a moderar su política de " tolerancia cero" a lo largo de la frontera sur, debido a la protesta pública y un fallo judicial.

A principios de mayo de 2018, el mes en que la administración comenzó a implementar la política de "tolerancia cero" en la frontera entre Estados Unidos y México, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le dijo a la oficina de presupuesto de la Casa Blanca que esperaba que sus oficiales separaran a más de 26,000 familias para septiembre de ese año, según un informe publicado por el Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional el miércoles.

La revelación representa la primera estimación oficial del número de familias que la administración estaba preparada y dispuesta a separar como parte de la controvertida política diseñada para disuadir a los migrantes de tratar de llegar a Estados Unidos.


También sugiere que los funcionarios estadounidenses se comprometieron con la implementación a gran escala de la práctica antes de que el presidente Trump firmara una orden ejecutiva que la detuviera y un juez federal ordenara a la administración que descontinuara la política y reunificara a la mayoría de las familias separadas.

"Este informe hace retroceder el telón sobre la crueldad, la incompetencia y la indiferencia de la Administración ante el sufrimiento de los niños que fueron separados de sus padres en virtud de la política de separación infantil del presidente Trump", la congresista de Nueva York Carolyn Maloney, presidenta demócrata del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, dijo en un comunicado.

Después de implementar un programa piloto en El Paso, Texas, a fines de 2017, los funcionarios comenzaron a aplicar la política a lo largo de toda la frontera en mayo de 2018.

Sin embargo, después de un alboroto público masivo, el presidente firmó una orden en junio para detener la práctica. Días después, la jueza Dana Sabraw, del distrito de los Estados Unidos del Sur de California, ordenó a la administración en junio de 2018 que detuviera la política y reunificara a las familias separadas, decretando que las familias no deberían separarse "en ausencia de una determinación de que el padre no es apto o representa un peligro para el niño".

Según las cifras reveladas a través de un litigio, más de 2,800 niños fueron separados de sus padres por la "tolerancia cero" a fines de 2018. El mes pasado, el gobierno le dijo a un tribunal federal que otros 1,500 niños migrantes fueron separados de sus padres antes de empezar con la práctica.

Además de esas separaciones, aproximadamente 1,000 menores migrantes han sido separados de sus padres después del fallo de Sabraw en circunstancias controvertidas.


Sin embargo, en el informe publicado el miércoles, el inspector general del DHS dijo que el departamento no puede calcular un número total exacto de familias migrantes que separó durante su represión fronteriza de "tolerancia cero", o cuántas se reunificó posteriormente, debido al seguimiento poco confiable sistemas que utilizó.

"Sin una cuenta confiable de todas las relaciones familiares, no podríamos validar el número total de separaciones o reunificaciones", dijo el informe.

Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la agencia cuyos oficiales llevaron a cabo las separaciones, estaba al tanto de las deficiencias en su tecnología de rastreo a fines de 2017, meses antes de que la administración comenzara a procesar a todos los adultos migrantes en familias por entrada ilegal, y no pudo abordarlos adecuadamente , indica el informe.

En el caso de un niño migrante sordo, la Patrulla Fronteriza no pudo denotar la discapacidad del niño o el hecho de que había sido separado de su padre en su sistema de rastreo. Los errores solo fueron reconocidos por los funcionarios después de que un grupo sin fines de lucro en Arizona ayudara al niño a contactarlos.

Confusión, reencuentros y frustración: A una semana de la firma de la orden ejecutiva contra la separación de familias firmada por Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés