null: nullpx
Visas

Senado deja caducar programa de visas para inversionistas extranjeros

La falta de un acuerdo bipartidista en la Cámara Alta dejó expirar programa que permite a inversores extranjeros acceder a la green card si invierten entre $500,000 y $900,000 en proyectos que generen al menos 10 empleos en EEUU.
2 Jul 2021 – 11:22 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La falta de un acuerdo bipartidista en el Senado dejó expirar el programa EB-5 de visas que permite a inversores extranjeros acceder a la residencia legal permanente si invierten entre $500,000 y $900,000 en proyectos que generen al menos 10 empleos en Estados Unidos.

El programa vencía el 30 de junio. La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), agencia federal que lo administra, dijo que “la autoridad reglamentaria relacionada con el Programa de Centros Regionales de Inversionistas Inmigrantes EB-5 caducó a la media noche el 30 de junio de 2021”.

La dependencia indicó además que “esta interrupción en la autorización no afecta a las peticiones EB-5 presentadas por inversionistas que no solicitan una visa bajo el Programa de Centros Regionales”.

Pero advirtió que, “debido a la interrupción en la autorización con respecto al Programa de Centros Regionales, rechazará los siguientes formularios recibidos en o después del 1 de julio de 2021:


  • Formulario I-924 (Solicitud de Designación de Centro Regional bajo el Programa de Inversionistas Inmigrantes), a menos que el tipo de solicitud indique que es una enmienda al nombre del centro regional, estructura del organización, propiedad o administración; y
  • Formulario I-526 (Petición de Inmigrante por Empresario Extranjero), cuando indique que la inversión del peticionario está asociada con un centro regional aprobado.

Falta de acuerdo

El rechazo a la aprobación de un nuevo programa se debió a que una parte del Senado quería imponer requisitos más severos, mientras otro grupo, liderado por el líder demócrata Charles Schumer (Nueva Yorr) buscaba una mayor flexibilidad para atraer nuevos inversores.

La falta de un acuerdo antes del miércoles impidió que los demócratas, que controlan la Cámara Alta, reunieran los 60 votos necesarios para aprobar una ley que prolongaría la vigencia del programa hasta por lo menos el 2023.

La iniciativa que se debatía en el Senado y que contaba con respaldo de ambos partidos, incluía mecanismos de supervisión y evitar que el programa fuera utilizado como puente para favorecer solo a inmigrantes con recursos.

El programa EB-5 otorga hasta un máximo de 10,000 visas por año y permite que tanto el titular como su familia inmediata (cónyuge e hijos menores de edad solteros, permanezcan en Estados Unidos hasta por dos años.

Al cabo de ese tiempo y luego de una serie de revisiones que garanticen el cumplimiento de los requisitos del programa, el gobierno puede retirar las condicionalidad de la visa y otorgar al inversionista la codiciada Green Card.

Tanto el cónyuge como los hijos solteros menores de edad también acceden a la residencia permanente.

Más cambios

La USCIS dijo además que, debido a que el programa caducó, “no actuaremos sobre ninguna petición o solicitud presentada por medio de los formularios I-924 e I- I-526 que dependan de la autoridad reglamentaria que ha sido interrumpida, hasta nuevo aviso”.

"Si a usted se le envió correspondencia por escrito acerca de su petición o solicitud en o antes del 30 de junio de 2021, debe revisar dicha correspondencia y responder en o antes de la fecha límite (según corresponda). Aunque USCIS no puede revisar su respuesta en este momento, recibiremos y mantendremos dicha respuesta para revisión si cambian las circunstancias”, advirtió la agencia.

USCIS también dijo que “continuaremos la aceptación y revisión del Formulario I-829 (Petición de Inversionista para Eliminar Condiciones sobre el Estatus de Residente Permanente) en su curso normal, incluidos aquellos presentados en o después del 1 de julio de 2021.

A su vez, precisó que “comenzaremos a rechazar todos los Formularios I-485 (Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajustar Estatus) así como cualquier otro Formulario I-765 (Solicitud de Autorización de Empleo) y Formulario I-131 (Solicitud de Documento de Viaje) adjunto que esté basado en un Formulario I-526 aprobado y que esté asociado a un Centro Regional.

Radiografía de la EB-5

El programa EB-5 permite a los extranjeros que las consiguen vivir y/o trabajar en cualquier parte de Estados Unidos, además de auspiciar visas de residencia para su familia, poner su propio negocio, salir y entrar del país sin tener que solicitar una visa adicional y pedir la ciudadanía luego de cinco años de tener la 'green card' y cumplir otros requisitos de ley.

Pero el programa no ha sido tan generoso como pretendió el Congreso en 1990, cuando destinó 10 mil visas para cada año fiscal a ser distribuidas entre inversionistas, cuyos países tuvieran vigentes tratados comerciales con Estados Unidos.

En su apogeo, el programa EB-5 sólo entregó 1,300 tarjetas verdes (13 por ciento del límite anual) y muchos de los inversionistas que participaron entre 1990 y 1998 cumplieron con el número necesario de puestos de trabajo y con los demás requisitos.

Pese a ello, en 1998 el entonces Servicio de Inmigración y Naturalización (INS), sin previo aviso ni oportunidad de presentar observaciones, cambió las normas del programa e hizo más difícil para los nuevos y futuros inversores poder calificar, escribió el profesor Stephen Yale-Loehr, profesor de la práctica de inmigración de la escuela de leyes de la Universidad de Cornell, Nueva York, en un artículo publicado en su página de Internet.

Las nuevas regulaciones, apuntó Yale-Loehr, uno de los mayores expertos del programa en Estados Unidos, fueron retroactivas y afectaron a muchos inversionistas que fueron deportados junto con sus familias.

"Como consecuencia de las medidas del INS, los inmigrantes inversionistas y sus familias perdieron sus casas, sus trabajos, su derecho a estar en Estados Unidos, y también los millones de dólares que habían sido inyectados a las economías de zonas rurales y con alto índice de desempleo", agregó.

Los cambios de 2002

Cuatro años más tarde, en 2002, el Congreso aprobó una ley para ayudar a los inversionistas perjudicados por el INS, y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) elaboró un nuevo reglamento para el programa.

En noviembre de 2003 el Congreso manifestó un renovado interés y autorizó la creación de centros regionales para que gestionaran directamente con el servicio de inmigración un 30 por ciento de la cuota anual de visas autorizadas en 1990, decisión que a juicio de Yale-Loeher "facilitó la tarea de atraer a los inversores.

Yale-Loehr resaltó además que el programa EB-5 es uno de los más complejos y controlados de los programas de inmigración en Estados Unidos. Los inversionistas, aseguró, deben demostrar que cada centavo fue ganado "legalmente" antes de recibir, primero, la visa de residencia condicionada, y luego la permanente.

Fallo favorable

La semana pasada un juez federal dejó sin efecto una serie de normas emitidas durante el gobierno de Donald Trump que exigían a los inmigrantes inversionistas que buscaban la Green card por medio de la visa EB-5 gastar más en Estados Unidos para calificar.

Las reglas, publicadas en el Registro Federal por el DHS en 2019, elevaron el monto mínimo de inversión para solicitar la visa de $500,000 a $900,000, y dificultaron la calificación de proyectos para desarrollar áreas como Midtown Manhattan, en Nueva York.

Los extranjeros, además de invertir en proyectos y empresas que a su vez generen empleos, pueden invertir en proyectos inmobiliarios, una de las avenidas criticadas por los detractores del programa.

Los senadores Chuck Grassley (republicano por Iowa) y Patrick Leahy (demócrata por Vermont), habían propuesto un paquete de regulaciones que reforzarían el programa para prevenir el fraude y dirigir la inversión a las áreas rurales del país, reportó el diario The Wall Street Journal.

Mientras, otros legisladores, entre ellos el líder del Senado, Charles Schumer (demócrata por Nueva York), y Graham, presionaban para flexibilizar las reglas para hacer del EB-5 una herramienta de inversión más lucrativa.

La inversión en proyectos EB-5 disminuyó después de que Trump emitiera nuevas reglas en 2019 y los desarrolladores protestaron porque los umbrales de inversión más altos dificultaban demasiado la atracción de inversores.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés